Llegan los megapacks de Medea, no los dejes escapar

A través de su web, Medea Ediciones nos hace llegar un excitante comunicado. Medea anuncia que tiene disponibles 2 packs completos con todos los números de Yaruki St. Cherry...

A través de su web, Medea Ediciones nos hace llegar un excitante comunicado.

Medea anuncia que tiene disponibles 2 packs completos con todos los números de Yaruki St. Cherry High School y 3×1.

Cada pack consta de los siguientes números:

  • Número 1 Edición Coleccionistas.
  • Número 3, 4, 5 y 6.

Cada pack tiene un precio de 20 euros, más 10 euros de gastos de envio por reembolso.

Para tramitar tu pedido solamente tienes que indicarnos tu nombre, teléfono y dirección a medea.ediciones@gmail.com, con el asunto PEDIDO PACK 3X1 O PEDIDO YARUKI.

Solamente hay 2 unidades disponibles de cada pack.

Para el que no lo sepa, Yaruki St. Cherry High School y 3×1 son dos de esas obras made in Spain que Medea sacó hace ya algún tiempo, y cuyas autoras aún andan arrepintiéndose del día en que le abrieron la puerta a Medea, tal y como han manifestado en más de una ocasión. Pero esa es otra historia.

Lo inexplicable es la contradicción del texto. Arriba dicen que los packs llevan todos los números, pero luego hablan de los tomos 1, 3, 4, 5 y 6. ¿Qué pasa con el 2? ¿Se lo han fumado?

En cuanto al envío del pack, que vale 20€, lo hacen por reembolso. Vamos, que se reembolsan 10€.

Pero lo que se lleva la palma es el número de packs. Por lo visto, Medea abrió la caja de Pandora y le aparecieron parejas de tomos de ambas series, a excepción del segundo, claro. Aunque no se descarta que algún tomo sea repetido con números imprimidos y recortados con tijeras sin punta.

Pues eso, ¡no los dejéis escapar!

Actualizado: nos dicen en los comentarios (gracias Lola) que el tomo coleccionista incluye los tomos 1 y 2 normales, de ahí que Medea obvie el segundo.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.