Ivrea, recomponiendo el mercado español

Hace ya algún tiempo, Ivrea daba una bocanada de aire fresco al mercado español anunciando el lanzamiento de Haruhi Suzumiya. Novelas y manga llegaban de forma totalmente inesperada a...

Hace ya algún tiempo, Ivrea daba una bocanada de aire fresco al mercado español anunciando el lanzamiento de Haruhi Suzumiya. Novelas y manga llegaban de forma totalmente inesperada a nuestro país, un lanzamiento que rompía por fin los estereotipos marcados a lo largo de estos últimos años por las grandes editoriales. Anunciar la licencia de Haruhi no era anunciar la de Soul Eater, que al final acabaría llegando. Monster Hunter Orage, Soul Eater, Tegami Bachi… Psyren, Sket Dance y Toriko también llegarán, y lo mismo pasará con el resto de shonens punteros actuales. Pero era complicado preveer que a día de hoy Haruhi estaría en nuestras estanterías.

Y era complicado de preveer porque nadie daba un duro por ella. Norma sabe que si saca Soul Eater va a vender sí o sí, como ya hace con Fairy Tail, o lleva haciendo desde hace años Glénat con Naruto. Parece ser que a día de hoy las editoriales se rigen por lo establecido, por el shonen que les salvará el culo durante unos años y que cubre las malas ventas de sus anteriores errores, esas obras que pasan con más pena que gloria.

Esas obras que a día de hoy aún Planeta intenta quitarse de encima y que antes publicaba cual colección de cromos. Es más, esas obras que a día de hoy la misma Ivrea trae (Mixim 11) aún siendo evidente que lo único que van a conseguir es llevarse la patada por parte de los consumidores. Series que a pesar de ser shonens no suponen más que “otro título más” que un reducido número de personas comprará y seguirá número tras número. Y suerte para Ivrea que Mixim 11 no superará los 12 tomos.

Hemos pasado de un extremo a otro. Sntes las editoriales se tiraban hacia cualquier shonen que jugara a colorear un poco su catálogo, ahora las licencias más comerciales llegan en cuentagotas totalmente exentas de novedad.

Claro que Suzumiya tiene un buen tirón comercial, pero nada asegura que una obra que se sale de “lo estipulado” vaya a rendir bien. FMA, Naruto, Soul Eater, Fairy Tail, Bleach, Tegami Bachi, Dr. Slump… podrán ser mejores o peores, vender más o menos, pero está claro que funcionarán, y por eso están aquí, publicándose todos los meses.

Pero que estas series funcionen no significa que el resto dejen de vender.

La mentalidad del consumidor habitual de manga español es por lo general muy ofuscada. El problema, de hecho, es el consumidor español, en su mayoría adolescentes que se autodenominan frikis y que suben a su Tuenti imágenes que han encontrado en Google. Si un amigo viene y me dice que 666 Satan es del hermano del creador de Naruto, voy y me la compro, sea 666 Satan o el nuevo shojo que ha sacado.

En la mentalidad actual no tiene cabida que un tomo que vale 15€ tiene el doble de páginas que un tomo de Naruto. Estás comprando lo mismo, 400 páginas en un volumen o 400 páginas en dos tomos de Naruto, pero el consumidor actual se comprará los dos tomos, porque son dos, y dos es mejor que uno.

Lo mismo pasa con los títulos actuales. Si me compro Naruto sé que me va a gustar porque me lo compro mensualmente, y me gusta. Pero llegado el mes en el que sacan una serie nueva, y tengo el dinero justo para un tomo, ¿qué compro, el tomo de Naruto o la serie nueva? Volvemos a lo de antes, tengo un tomo de Naruto, y si me compro otro tengo dos, y tener dos tomos de un manga que me gusta y que le gusta a mis amigos es mejor que tener un solo tomo de una serie que no sé si me va a gustar y que igual mis amigos no compran.

Pero el problema es que esta mentalidad la han inculcado las propias editoriales, pretendiendo hacer subsistir a su catálogo con una o dos series, las cuales son líderes en ventas y hacen todo el trabajo, mientras que el resto de series aguantan con lo justo para seguir editando nuevos tomos.

En el caso de Norma lo han hecho bastante bien, ya que las ventas se reparten entre lo que editan, primando por lo que vende, a base de nuevas licencias punteras. Bakuman, por ejemplo. “Ey, mira, de los creadores de Death Note, ¡flipa!”.

Esto no quiere decir que no sean buenas obras, pero mirar a Planeta, cuya línea manga actual sobrevive gracias a Dr. Slump y las series de Urasawa, con el aliciente de los recientes Tegami Bachi y Rin-ne. O Glénat, que lo último que ha licenciado ha sido un intento desesperado por sacar ventas de un sector, el de los videojuegos, que ha aflorado gracias a los mangas de Zelda.

Esta “actitud” está haciendo monopolizar el mercado en pos de unas obras que no van a estar ahí siempre y de las que el público acabará cansándose.

Aquí es donde entran en juego esas obras como Haruhi Suzumiya o incluso Bakuman, que a pesar de suponer un riesgo por ser diferentes, funcionan y muy bien entre un público que trata de evolucionar frente a las imposiciones marcadas por las editoriales.

Poco a poco van apareciendo síntomas de esta evolución también en las editoriales, como es el reciente caso de Panini Comics, que ha sabido dejar a un lado sus prejuicios hacia el manga y nos ha sorprendido con tres obras que si bien no se salen de ese cerco suponen una clara evolución en su línea manga.

Más concretamente está el caso de Ivrea, con el anuncio ayer de una nueva tanda de licencias tan inesperadas como fue el caso de Suzumiya.

Y digo inesperadas porque a ver quien es el guapo que tiene narices de traer To Love Ru a un país como España, lleno de gente especial que se escandalizan por ver dibujadas un par de tetas y sin embargo a nadie le importa un comino que haya gente viviendo a cuerpo de rey a costa de contar su vida en TV. Porque señores, que To Love Ru llegue a España es lo mejor que le podía ocurrir a nuestro mercado. Un mercado que vive anclado en el pasado, lleno de prejuicios e incapaz de hacer frente a obras como esta.

Sin tomar como referencia lo poco aprovechada que estuvo la licencia de Ichigo 100% por parte de Panini, creo no equivocarme cuando digo que To Love Ru es la primera serie de sus características que llega a España, siendo un shonen de larga duración, que cuenta con un reconocimiento bastante decente como para posicionarse en un buen lugar en ventas y sobresalir como ese “shonen en el que salen tetas”. No es malo que la reconozcan por ello, de hecho en esta ocasión lo de cambiar el tomo de Naruto por la nueva serie de tetas es más probable.

Algo similar pasa con Hatsukoi Limited, aunque en este caso la jugada dura tan solo 4 tomos. En el shojo no me meto, pero lo de traer un manga cuya historia gira alrededor de un tema tan actual como es Twitter es otro signo claro de que Ivrea está sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos.

Igual me equivoco y todo es cuestión de tener suerte, de que el consumidor se vea atraido por una obra en un momento determinado y acabe funcionando, pero está claro que si las editoriales siguen poniendo todas sus espectativas en tres o cuatro obras por año seguiremos estancados en un mercado que no va a ninguna parte.




  • soun

    menos mal que aún hay gente que no tiene ese tipo de mentalidad que como bien has apuntado la ha probocado las editoriales.
    La verdad es que cansa ya siempre las mismas licencias,shonen,shonen y mas shonen y si que estamos en mala epoca,pero no se apuesta por el resto.Ivrea en este caso lo ha echo muy bien sacando estas series,aunque no muy largas teniendo en cuenta que la que mas larga es tolove ru,hace que todo se mueva un poco aunque solo sea un poquitin,glenat apenas ha dado paso alguno,y norma se ha movido por el camino obio del shonen.
    Haber si aprenden,cambiamos el chip e incentivamos que más manga y mejores series como en otros paises lleguen al nuestro.

  • Niwa

    ¿En serio te parece una evolución en el mercado? To.love ru no es un producto del cual estar orgulloso, no tiene mayor aporte más que el dibujo, Hatsukoi, por otro lado si es genial como serie, en fibujo y un argumento con muy buen ritmo, pero hace mil años ivrea solo se define como la editorial de als tetas, que ésta vez hallan sacado algo conocido hace que festejen, pero en mi opinión seria mucho mejor seikon no qwaser, si vamos al caso, ya que al menos mantiene un argumento y dibujo mucho mejores.

    • http://www.deculture.es Manu

      Yo no he dicho que To Love Ru sea buena.

      • Niwa

        Ok, pero dices que es una apuesta diferente de las demás editoriales, cuando claramente intentó hacer lo mismo, editar series punteras, de shogakukan, como kekkaishi y mixim 11, les fue mal con ellas, pero no quita que hallan aspirado a repetir las ventas que esos shonen mantuvieron en japón, creo que en lo único que apuesta ivrea españa es en el shoujo manga. (y haruhi :p)

      • http://www.deculture.es Manu

        Kekkaishi y Mixim 11 no son series punteras, son series que van/fueron bien en Japón, pero no pasan de ahí. Todas las series que tiene paradas Planeta también venderían bien en Japón. Una cosa no tiene que ver con la otra.

        Y decir que Ivrea solo apuesta por shojo es una chorrada, más aún cuando acaba de anunciar dos de los shonens más demandados por los fans.

  • http://deusexmanga.blogspot.com/ Jesús T. “chusetto”

    Sólo diré lo siguiente: TETAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSSSHHHHHHHHHHH

  • HIYA

    100% de acuerdo xD

  • soun

    tetas coño,esto se resume en tetas.

  • http://freetimespenders.blogspot.com/ Galbix

    Veamos, primero de todo: acabo de llegar a casa y lo único que no tengo es sueño, por lo que perdonadme si alguno de mis razonamientos carece de la lógica que debería llevar o me reitero demasiado en mis palabras. Aclarado esto, vamos con la entrada en sí.

    Creo que no me ha quedado del todo claro el quid de la cuestión, lo que realmente te molesta de la evolución del manga en el mercado español. De esto hablaré en el último párrafo, para no perder el paralelismo con tu entrada.

    Creo recordar que antes de Haruhi ya se había traído a España varios títulos que no cuadran para nada con lo que llamas “el estereotipo marcado a lo largo de estos últimos años por las grandes editoriales”. Seinen y Shojo que distan mucho de los populares mangas que enumeras, cuya única diferencia –en la mayoría de los casos- era no ser tan famosos (hablando en términos de actualidad) con la mencionada Haruhi.

    No estoy de acuerdo con lo de shonen=éxito, ni ahora ni en el pasado. Salvando las grandes diferencias que existen en este no-demasiado-bien-delimitado –genero, unas ventas decentes no siempre acompañan al típico protagonista que sale de su casa a buscar bulla. Por otro lado, obras que “se salen de lo estipulado” pueden resultar un éxito en ventas, todo depende de cual sea la licencia en sí. Lo que intento decir, es que no puedes englobar todas las series por etiquetas Shonen, Shojo, Seinen, Josei, etc…ya que realmente cada obra es un mundo a la hora de abordar el mercado español. Por poner un ejemplo, en estos meses vamos a ver una acusada subida en las ventas de los mangas de One Piece, y no tiene nada que ver con la calidad del producto (que yo, como lector habitual, puedo asegurar que es alta) ni con su impresión, simplemente se trata de un efecto colateral suscitado por la emisión del anime, un formato mucho más accesible para la sociedad actualmente.

    Tampoco coincido con esa definición que das del “consumidor habitual de manga español”. A nivel personal, jamás he conocido ningún individuo de características similares a las que comentas en el blog, que compre títulos de forma conjunta con sus colegas o se deje llevar por los gustos del grupo, ni siquiera he visto eso de las fotos del Tuenti sacadas de Google imágenes xD. Si, puede ser que yo sea el tío con más suerte del mundo en cuanto a amigos/conocidos frikis se refiere, pero realmente no creo que el perfil que expones en la entrada represente a la verdadera mayoría de consumidores.

    En cuanto al dilema de comprar dos tomos pequeños o un tocho por 15 leuros, creo que es más una cuestión de presentación al público más que de la propia ineptitud del cliente. Obviamente, una persona sin demasiado presupuesto y que sigue semanalmente su serie favorita, tirara para el siguiente tomo antes de apostar por algo nuevo. No veo nada raro ni nada malo en esta elección, incluso si nos vamos al peor de los casos todavía tienen a su disposición el internete para cerciorarse de si les gusta o no la serie que les gustaría empezar. Y el que una editorial tenga series ‘lideres’ tampoco es algo preocupante, la otra opción sería que todas sus licencias vendieran a duras penas una cantidad decente sin llegar a sobresalir (dado que un catálogo repleto de series potentes en ventas es imposible en nuestro mercado).

    Si, las obras no estarán ahí siempre, es el ciclo natural de reciclaje en cuanto a nuevos mangas se refiere. Algunas subirán con la desaparición de los líderes, pero también otras nuevas llegaran para cubrir los agujeros y estabilizar el mercado. Este pasara por depresiones, que es lo lógico tras haber copado el pico de ventas de años anteriores, pero no es algo inusual y está circunscrito en cualquier economía que sufre un boom como el que atravesó el manga en España.

    ¿To Love Ru abre nuevas posibilidades en España? Puede ser, pero creo que “un manga de tetas” ya no escandaliza tanto como antaño, espero no pecar de ingenuo y estar equivocado. Estoy altamente de acuerdo con la buena estrategia de Ivrea (cosa que también pensé al ver los títulos que licenciaban), es obvio que han optado por modernizarse antes de caer en el empacho de shojo.

    Y a esto quería llegar: “el consumidor se vea atraído por una obra en un momento determinado y acabe funcionando”. Yo creo que una amplia mayoría de las nuevas apuesta a las que se enfrenta el lector habitual se dan de esta forma (unas veces apoyados por la red, otras a pelo). Dices que el mercado no irá a ninguna parte, pero la verdad es que el mercado siempre va a alguna parte, y unas veces conviene a unos y en otras ocasiones a otros, así son las cosas basándonos en uno de los pilares del capitalismo, la ley de la oferta-demanda.

    ¿Tochaco? Si, lo siento, se ve que a estas horas de la madrugada estoy demasiado elocuente. Solo me queda darte la enhorabuena por este interesante artículo que me deja mucho mejor sabor de boca que el anterior, de un tema del que podríamos hablar largo y tendido (¡y sin utilizar palabrotas!, ¡inaudito!) hasta intentar llegar a nexos comunes. Un aplauso y gracias para los que habéis llegado hasta aquí sin perder los ojos ;)

    Tl;dr: Que me gusta mojar las galletas en la leche, porque así están más blanditas.

  • http://empicado.wordpress.com argantonio

    ¿Donde? Sigo sin ver mis lolis preferidas T_T (ojalá licenciasen CIERTAS novelas con mucha miga)

    • http://fanzinersturnswild.blogspot.com/ Ransil

      Kodomo no Jikan, por ejemplo…

  • http://empicado.wordpress.com argantonio

    Resumen de todo esto:

    Tits or GTFO!

    XDDD

  • http://jmdetounpokito.blogspot.com bikooo2

    Me ha gustado la entrada la verdad, en cuanto a la licencia de Hatsukoi y To Love Ru la veía difícil ya que las grandes le habían dicho que no y la ha traído Ivrea y algo me dice que la jugada les va a salir bien, ya que son dos obras que pegan bien con su catalogo y mucha gente las pedía, espero al menos que muchos de los que la pedían la compren porque esa es otra, al menos yo la pedía la de To love ru o sea que caerá, Hatsukoi no la pedí pero también caerá que he escuchado bastantes buenas opiniones de ella y tengo ganas de verla.

    En cuanto a lo de los tomos estoy de acuerdo con Galbix antes de empezar una serie cuyos tomos me cuestan qui9nce prefiero poner al día alguna de las series que tengo una vez que las tenga más o menos al día si la economía me lo permite y la serie me gusta me lo piense para empezarla

  • http://www.menudo-fansub.com Astrovago

    Venga, Ivrea, esas novelas de Slayers, que se dejen ver. o///

  • Pingback: Deculture.es » Blog Archive » Lo más leído de la semana en Deculture – 17 al 23 abril 2011()

  • Gantzer

    ¡Planeta lo que tiene que hacer es seguir Neuro!

  • Pingback: Deculture.es — Anime, manga y videojuegos » Noticias » Ivrea va necesitando un nuevo diseñador gráfico()

  • Pingback: Opinión: A vueltas con la polla de Leandro Oberto » Deculture.es — Anime, manga y videojuegos()