Deslices del E3 2012

¿Qué? ¿Pensábais que iba a dejar pasar la oportunidad de explayarme sobre el E3? Pues efectivamente, hablar del E3 a niveles generales es contraproducente. Ya existen vídeos que se...

portlol

¿Qué? ¿Pensábais que iba a dejar pasar la oportunidad de explayarme sobre el E3? Pues efectivamente, hablar del E3 a niveles generales es contraproducente. Ya existen vídeos que se dedican a esas labores recolectoras de información; y es que hablar del E3 es un mundo. Los de Microsoft haciendo el retard en su conferencia, las azafatas enseñándote sus dos últimos títulos, Sony y sus huevos en el 3D, información que se confirma y desmiente en cuestión de un par de horas, cientos de tráilers, lo mismo para las imágenes, Konami que nos deja con las ganas, webs de prensa con varios GB de materiales, Nintendo que no se aclara ni a ella misma…

Oh, hablemos de Nintendo.

A ver Reggie, ¿qué ha pasado hijo mío? Ya, ya, si lo sé Reggie, si la música ha sido súper bonita, Iwata se ha vuelto a inventar un idioma y Miyamoto… Miyamoto tan sexy como siempre. Pero Reggie, explícame qué cojones habéis hecho este año, porque yo la verdad es que no te entiendo, ni a ti ni a Nintendo.

Tras la no-conferencia de Microsoft y una más que predecible, si bien incluso superaba las espectativas, conferencia de Sony, Reggie se levantó dispuesto a reinventar las conferencias del E3. “We need to make a change” le había dicho a Miyamoto, a lo que un Iwata entusiasmado había respondido “Yes wii can!”. De alguna forma, esto —o alguna situación divertida que se os ocurra— acabó por hacer que a Miyamoto, o a algún becario de Nintendo, se le ocurriera la fantástica idea de presentar una consola sin la consola. Ya sabéis, es como cuando te compras un juego de una consola que no tienes, o te gastas 30€ en una funda para el iPhone, pero tú no tienes iPhone.

Así que salió Reggie al estrado y se puso a hablar sobre lo que había conseguido Wii con su revolucionario sistema. Es cierto, Wii ha hecho lo que ninguna consola había logrado antes, vender más hardware que software, o lo que viene a ser vender más consolas que catálogo. Todo el mundo tiene una Wii, esa consola con la que la gente juega a través de movimientos y un mando, a un juego de deportes y al Mario de turno que le regalaban en el pack.

Eso es Wii, un producto fallido que Sony y Microsoft han reaprovechado 5 años después del lanzamiento de la consola de Nintendo para montar su propia pseudo-Wii. Porque si bien la Wii se ha quedado a las puertas de ser mínimamente aprovechada por las third-parties nadie me podrá negar que ha supuesto el gran salto de las consolas de sobremesa hacia algo mínimamente “nuevo”.

Nintendo innova, eso no se puede negar, porque es un hecho, está ahí y todo el mundo puede darse cuenta. La 3DS será otra de las varias cagadas de Nintendo, pero es el primer dispositivo que te permite ver un 3D real sin gafas. Porque señores, yo no pienso pagar un dineral por una televisión de Sony en 3D para luego encima tener que verla con gafas.

El 3D está muy bien, ha servido para que esas películas hollywoodenses de serie B post-modernas tenga por primera vez su momento de gloria en las salas de cine de todo el mundo. Sinceramente, no entiendo ese borreguismo con el que la gente se lanza al cine para ver cualquier chorrada por el simple hecho de que esté en 3D, para lo cual por cierto, se ha de pagar una cantidad extra con respecto al precio de la película en formato normal.

Yo a lo de ver la TV con gafas propias de un film de los Wachowski no le veo demasiada salida. Nadie se pone nada en la boca cuando va a comer para que la comida le sepa mejor.

Inventamos cosas que puedan ser útiles ante incomodidades de nuestra rutina. Usar gafas de sol tiene sentido, porque el sol te está impidiendo disfrutar de lo que estés haciendo. Lo que no tiene tanto sentido es tener que usar complementos para actividades de ocio que realizas en un espacio cerrado como es tu casa.

Aquí juega su papel Nintendo, que con Wii simplificó el concepto de consola, reduciéndolo a un mando con el que harías movimientos, que a su vez serían reproducidos por el juego. Sin complicaciones, sin tener que apretar diez botones diferentes para hacer veinte cosas distintas, simplificando el uso del mando y su interacción con el usuario y la consola. Tras esto, la 3DS, que como ya he comentado, hace uso del 3D sin la necesidad de utilizar gafas, reduciendo una vez más la complejidad de un sistema que poco a poco va evolucionando.

Así que Nintendo hizo lo propio y presentó Wii U. Bueno, presentó el mando de Wii U, un pad táctil que vuelve a hacer muestra del ímpetu de Nintendo por innovar en sus dispositivos.

Sí, la presentación de su nueva consola fue un completo fracaso, un mal intento de presentar lo que marca el futuro de Nintendo a corto y largo plazo. Si bien ni las formas, ni el inglés de Iwata ayudaron,  en el momento en que Nintendo empezó a hablar y a centrar su atención en un pad táctil al más puro estilo de un eBook, a nadie se le ocurrió que eso fuera Project Café, la nueva consola de Nintendo. Incluso habiéndose hablado de que el mando de lo nuevo de Nintendo tendría una pantalla táctil.

Bueno, ¿y qué?

¿Empezamos ya a criticar la Wiú sin ni siquiera haberla visto en movimiento? Lo único que nos hace a la idea de sus capacidades es el Zelda que hemos visto en vídeo, que por cierto, no hay Zelda ninguno confirmado para Wiiú; que acabe llegando es otra historia.

Es decir, ni tan siquiera conocemos las capacidades gráficas de la consola, ni sus posibilidades, nada. Pero aún así, nos lanzamos a criticarla cual intelectual resabidillo de la FOX.

¿Que ha llegado tarde? ¿Por qué? Es decir, ¿quién estipula el tiempo que dura cada generación? Nintendo ya hizo lo que tenía que hacer con Wii, Sony y Microsoft siguen sacándole partido a sus consolas con nuevos sistemas como Move y Kinect, ¿dónde está el problema?

Apple anuncia cuando cree oportuno sus nuevos productos, todas las compañías enseñan algo cuando tienen que enseñarlo, no antes, ni después. Que ahora Microsoft y Sony se bajen los pantalones y dejen de aprovechar las funcionalidades de sus consolas para hacer frente a Nintendo con nuevos sistemas es una completa idiotez.

Es absurdo que cada x años se pongan a la venta tres consolas de las cuales dos comparten casi todo su catálogo y ofrecen prácticamente lo mismo. Tenemos una consola destinada al ámbito familiar y casual con Wii, y dos consolas de potencia similar que ofrecen lo mismo a la misma gente.

En su día el salto de PS2, Xbox y GameCube hacia una nueva generación de consolas era necesario. Ahora no lo es, y poner la industria patas arriba porque Nintendo ha decidido tomar la iniciativa de dar la patada a su actual consola no nos lleva a ningún sitio. Porque entonces acabaremos perjudicando a una industria que personalmente, actualmente dudo que pueda dar mucho más de lo que ya da de sí.

Creo que sería conveniente dejar de criticar a una industria que está en constante evolución, que cada día tiene algo nuevos que ofrecernos, y que si bien también tiene sus fallos, es lo que tenemos si no queremos acabar jugando a juegos de la Apple Store, que oye, serán muy baratos, muy bonitos y tendrán un gran trabajo detrás, pero sea con un mando de Wii, con uno de PS3, o haciendo el retard delante del Kinect, yo quiero seguir jugando en mi pantalla, como siempre, desde que jugaba a esa consola con juegos pre-instalados de la NES hace ya casi diez años. Y como han cambiado las cosas desde entonces.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.