Entrevista con Noiry, autora de Underdog

Entrevistamos a Noiry, autora de Underdog, una de las series de la línea Gaijin de Glénat.

¡Buenas a todos! Para amenizar un poco más el día, hoy os traemos una entrevista. Sí, hacía ya algún tiempo que no le dábamos a esto de las preguntas y respuestas, pero no os preocupéis, que ya estamos otra vez manos a la obra. Y qué mejor manera de empezar que con Noiry, una ilustradora asturiana que se estrenó hace relativamente poco en esto del cómic profesional con Underdog, una de las series de la línea Gaijin de Glénat y ya prepara su nueva obra para el próximo año. Sin embargo, su pasión y su dedicación viene de lejos. ¿Queréis saber más? ¡Pues no perdáis detalle!

Buenas Noiry, muchas gracias por acceder a concedernos esta entrevista. ¿Qué ha significado para ti este paso de ser una más dentro del mundo de la ilustración y el cómic a pasar a ser una reconocida autora dentro del panorama español?

Bueno tanto como reconocida no sé, aún me queda mucho camino por recorrer para eso. Pero sí que es chocante pasar de ser alguien prácticamente anónimo a que hablen de ti en blogs, webs o el periódico local, de pronto pasas de ser expuesta al mundo y a leer cosas sobre ti en tercera persona. Es muy raro.

Podría decirse que con Underdog has cumplido el sueño de toda persona que quiera dedicarse al mundillo del cómic, en este caso, del manga. ¿Cómo ha sido llegar hasta aquí?

Pues (esto va a sonar típico) llevo toda la vida dibujando, desde que tengo uso de razón dándole caña a las ceras Manley. Siempre he notado que me interesaba más el dibujo que al común de los niños, que por esas edades todos dibujamos, y que quería ir a más y mejorar en todo lo posible. Cuando me metí en el bachillerato de artes ni siquiera sabía que existían estudios concretos para dedicarse al dibujo, tampoco sabía que quería ser ilustradora, simplemente sabía que me iba a pasar el resto de la vida dibujando, cobrase por ello o no. Queda muy guay decir que eres “Técnica superior en ilustración” aunque la verdad es que una titulación sirve de poco o nada, porque no dice nada de ti como artista ni de tus capacidades, y de todos modos, esta es de esas carreras en las que vas a estar aprendiendo hasta que estires la pata.

“Lo primero que se me pasó por la cabeza fue: ¿yo he hecho esto?.”

Una vez el proyecto queda en tus manos, ¿cómo es el proceso de elaboración de Underdog?

Largo. Como con todo, nace de una idea o sentimiento básico, el “qué quiero contar” y luego llega la parte más complicada pero más gratificante: contarla. Durante los primeros capítulos conté con la ayuda de Black Velvet en el guión, que ordenaba las ideas que yo quería contar. Luego escribí yo misma los últimos capítulos. Mis guiones son muy referenciales y poco técnicos, porque como yo misma voy a realizar todos los pasos, veo innecesario ponerme más datos, a la vez voy haciendo los storyboards, en los que a veces cambio cosas del guión escrito. Lo más mecánico y “sencillo” es dibujar, entintar y entramar (este es un paso de aborrezco del todo).

Underdog ha sido una de las primeras obras de la línea Gaijin en salir a la venta, ¿supuso el tener el tomo a tiempo un poco de presión añadida?

Bueno, en realidad salió en la 2ª tanda, así que tuve tiempo extra. En realidad empecé con todo el proceso a finales de 2009, pero por varias circunstancias el grueso del comic lo realicé en el último cuarto del 2010, así que un poco de presión sí hubo. Aunque por suerte acabó en final feliz y fue niño.

Y una vez tienes el tomo en tus manos impreso y listo para leer cual shonen puntero japonés, ¿qué sientes?

Lo primero que se me pasó por la cabeza fue “¿yo he hecho esto?”. La impresión que da ver las páginas en su tamaño final es tremenda, aunque te hayas aburrido de verlas en tu escritorio, es una sensación totalmente distinta, es como si todo se volviese real, porque hasta ese momento parece que no te das cuenta de lo que estabas haciendo. Es un poco raro de explicar.

“El manga español aún se ve como algo ajeno, paradójicamente, pero creo que con el tiempo y si seguimos publicando se acabará cayendo ese extraño muro de la nacionalidad.”

Hablando de manga made in Japan, si bien la línea Gaijin ha funcionado bastante bien, ¿crees que sigue habiendo recelo por parte del público español a comprar obras de autores patrios? ¿Cuál crees que es el problema?

La verdad es que el público nos ha demostrado que hay menos recelo del que pensábamos y del que se deja notar a través de las redes, si bien es cierto que aún hay gente que cree que somos autores de segunda o nos exigen unos estándares japonés cuando es sencillamente imposible porque la base de nuestro trabajo es esencialmente distinta.

Creo que el problema es sencillamente que hay poco y que es muy reciente (en un sentido relativo). El manga español aún se ve como algo ajeno, paradójicamente, pero creo que con el tiempo y si seguimos publicando se acabará cayendo ese extraño muro de la nacionalidad.

Sin embargo, vuelvo a hacer hincapié en los buenos resultados de Gaijin, ¿esperabas esa buena acogida por parte de los lectores?

Yo no sabía qué esperar, sabía que teníamos buen material, pero no sabía hasta qué punto los prejuicios o el desinterés minarían la iniciativa. Al final los lectores nos han apoyado de una forma excepcional y han desvanecido las dudas que podríamos tener los autores de Gaijin como las de otros potenciales lectores. Es tremendo ir a algún Salón y que la gente haga una hora de cola para que les dediques el tomo y poder charlar con ellos. Creo que eso también nos ha beneficiado, los lectores de manga pocas veces pueden ver a los autores ni mucho menos hablar con ellos, con nosotros se han volcado y eso es genial.

“Creo que el gran acierto de Gaijin ha sido la unidad.”

¿Crees que la gran implicación y compromiso que ha puesto Glénat en el proyecto han ayudado? Es decir, no es la primera vez que se publica a autores de manga españoles, pero podría decirse que las formas sí que han sido diferentes.

No sólo la editorial se ha implicado, sino que nosotros los autores también hemos promovido la línea por todos los medios habidos y por haber. Creo que el gran acierto de Gaijin ha sido la unidad. No somos unos cuantos autores que comparten editorial pero que trabajan de forma independiente, somos una piña en la que todos nos apoyamos y animamos. Gaijin es una pequeña familia, al menos creo que ese es el concepto que todos tenemos y que ha nacido de forma genuina, sin presión por hacerlo así. Nosotros nos hemos volcado, Glénat se ha volcado. Tenía que funcionar.

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿cuál ha sido la reacción de tus familiares y amigos al ver tus “dibujos” en un tomo de 200 páginas? Has comentado en alguna ocasión que te gustaría dedicarte en tu totalidad a esto del cómic, ¿has recibido siempre apoyo desde tus conocidos o en alguna ocasión se han tomado con recelo esta profesión?

Soy de esas pocas personas que pueden decir que siempre he tenido el apoyo de mi familia y amigos. Mis padres ya lo tenían asumido porque siempre me han visto dibujar, y de tres hijos que han tenido, los tres les han salido dibujantes, así que para ellos es casi como algo que tenía que surjir antes o después. Siempre hay algo de recelo, pero no es del tipo “no deberías hacer esto”, más bien preocupación natural de si podrás vivir de esto, pero es normal, yo también me preocupo por eso.

Hasta donde yo sé, casi todos mis familiares tienen un tomo de “Underdog” en casa, así que puedo suponer que les alegra.

“Tendría que hacer media docena de tomos anuales para poder mantenerme sólo con el cómic.”

El primer paso está dado, ahora a seguir con Herem, una de las obras de la segunda remesa de Gaijin que Glénat ha presentado para 2012, ¿qué puedes adelantarnos sobre ella?

De momento hay unos cuantos hilos sueltos que necesitan atarse respecto a “Herem”, principalmente su extensión, y de ésto depende también el desarrollo del argumento, así que de momento poco puedo adelantar. La idea es hacer un cómic más ameno y suelto que ‘Underdog”, con algo de humor macarrilla. Sobre el argumento diré que gira en torno a demonios y burocracia. Y hasta ahí puedo contar ;-)

¿Tienes algún proyecto más en mente para llevar a cabo tras Herem?

Efectiviwonder. De momento está aparcado, pero es un proyecto al que llevo dándole vueltas unos cinco años. Lo único que puedo decir es que me gustaría hacerlo en un formato más híbrido y a todo color.

Con vistas al futuro, ¿qué estará haciendo Noiry de aquí a tres años? ¿Dónde te ves?

Por pedir, espero que viuda de algún magnate del petróleo que me ceda su fortuna para poder dedicarme al cómic sin sufrir por el tema económico. Pero como esto parece poco probable, seguramente seguiré dibujando e intentando estabilizarme.

“El tema de licenciar ‘Underdog’ fuera de España es algo que hay que plantearse seriamente porque es donde se le puede sacar verdadero partido a la inversión.

Volviendo a la editorial, Glénat. ¿Cómo es trabajar con ellos?

Genial, la verdad. Cuando estás en la Escuela de Arte oyes muchas leyendas sobre las malvadas editoriales comealmas y vas un poco acojonada por el mundo, pero con Glénat ha sido todo muy fácil y agradable. En el trato son siempre muy amables. Encima me han dejado hacer el cómic tal cual he querido, que es un plus muy importante.

Encima Félix Sabaté (nuestro editor) nos consiente mucho, jajaja. Vamos, que genial.

Un tema algo peliagudo para todo artista, supongo, debe ser la remuneración de su obra. Sin entrar a profundizar sobre el tema, poniéndonos en situación, ¿crees que podrías vivir del cómic en tu situación actual a un ritmo de publicación de un tomo por año?

Imposible. Yo aún soy una cruel sanguijuela y vivo en casa de mis padres, por lo que el tema de facturas no me salpica, pero ni por esas te llega para vivir, y un año es ya impensable. Tendría que hacer media docena de tomos anuales para poder mantenerme sólo con el cómic.

¿Te has planteado trabajar en otros países? Y sobre Underdog, ¿crees que podría llegar a publicarse fuera de España?

Yo creo que eso es algo que todo autor se plantea y que sabe que tiene que hacer en algún momento. El trabajo está fuera. El tema de licenciar “Underdog” fuera de España es algo que hay que plantearse seriamente porque es donde se le puede sacar verdadero partido a la inversión. Y qué coño, yo quiero que todo el mundo lea mi cómic en la mayor cantidad de lenguas posibles.

Te deseamos mucha suerte en tu nueva andadura con Herem y esperamos que puedas seguir haciendo lo que a ti tanto te gusta hacer, y que nosotros tanto disfrutamos leyendo.

Muchas gracias :-) ¡Seguid dándole caña a la web, que mola mucho!




  • Branka_Frieda

    A mi me prestaron underdog y la verdad es que era imposible no pensar en el cuervo mientras te lo leías, espero que en la nueva historia sea un poco mas original y no se resuelva tan atropelladamente. Aunque el dibujo de noiry no me llena, creo que aún necesita mejorar bastante, hasta que no vea las criticas no me decidiré a comprarlo.
    Es una pena que Belen no saque por ahora nada nuevo en la linea, tiene mucho potencial, y ademas era el único tomo de gaijin que parecía japonés, un ambientación muy curada, Himawari es la única obra que consigue recrear bien la magia del manga.

  • ManzanaMainy

    Yo tengo Underdog, y es una obra que me gusta mucho. Me gustaría comentar algunas cosas respecto al comentario de Branka_Frieda con el que no estoy muy de acuerdo.
    Cuando dices que necesita mejorar bastante, desde mi punto de vista el “camino del artista” es una mejorar constante, es decir, que siempre se pueden hacer las cosas mejor. Pero me gustaría que solo por un segundo te plantees lo difícil que es dibujar una pagina con el nivel de dibujo que tiene Noiry, y así puedas apreciar un poco más todo el trabajo que lleva.

    Y en cuanto a que no parece un tomo japonés, creo que es normal, ya que se trata de un tomo español XDDD.

    Por mi parte, darle muchos ánimos a Noiry y que siga así, que lo esa haciendo genial!

  • “Por pedir, espero que viuda de algún magnate del petróleo que me ceda su fortuna para poder dedicarme al cómic sin sufrir por el tema económico. Pero como esto parece poco probable, seguramente seguiré dibujando e intentando estabilizarme.”

    Un templo a ese parrafo,por favor xDDD
    AL igual que los demas tomos de Gaijin,tambien tengo el tomo de Underdog,y me encanta.Obviamente,no tienen ese toque “japones” de los mangas,pero tal y como han dicho,es un comic español,es normal,sin embargo,me encanta leer comics españoles ;)
    Estoy de acuerdo en que el tomo de Himawari,es lo mas parecido a lo japones,pero tengo que añadir,que en la forma de contar la historia,se sigue viendo muy español(tengo la mania de que en todos los comics españoles,la historia va muy rapida,sea o no tomo conclusivo).Tambien hay que decir,que la formacion de cada uno es diferente…Aqui te enseñan el tema comic de forma diferente a Japón,como es obvio,y aqui los artistas van pillando cosas de tal o cual manga que les guste y los personalizan,les dan su toque…Creo que no me estoy explicando bien XD

    Bueno,resumiendo,que espero que sigan sacando muuuuchos tomos de Gaijin,que aqui tienen una compradora fija!Y que son todos majos y simpaticos de la muerte xD

  • Underdog está bien, pero no es uno de mis favoritos dentro de linea Gaijin (no digo que sea malo, pero si lo comparas con Dos Espadas, por ejemplo…quizás tenga algo que ver mis propios gustos personales). Todo es por una cuestión de pequeños detalles que no logran engancharme del todo, principalmente los diseños de …no recuerdo como se llamaba aquella facción, los zombies XDDDD. Que como no muertos no parecían muy reales (quizás tenga que ver una cuestión de que así pueden comprarlo menores de edad sin echarse a llorar), quedaban un tanto artificiales. Aun así animo a la autora a que siga trabajando y a ver con que nos sorprende en su próxima obra.

    Hay un par de detalles que quisiera compartir con declaraciones de la entrevista. En las pasadas Otakuart tuve la suerte de disfrutar de mi tiempo con autores como Nacho Fernández, Sergio Bleda y Sergio Abad. Su postura como gente que lleva mucho tiempo trabajando del cómic, si quieres vivir de esto publica fuera de españa, porque aquí o trabajas en el Jueves, o tienes la misma suerte que ha tenido Paco Roca o no puedes vivir de ello exclusivamente (y joder, mis compañeros y yo queremos intentarlo).

Colección de artículos destacada

Colección de reseñas destacada