La primera película de Makoto Shinkai en el Anime Festival

Tal y como ya os hemos estado adelantando, los días 8 y 9 de octubre se celebra la V Japan Weekend Madrid 2.0 en el Pabellón de la Pipa,...

Tal y como ya os hemos estado adelantando, los días 8 y 9 de octubre se celebra la V Japan Weekend Madrid 2.0 en el Pabellón de la Pipa, recinto ferial de la Casa de Campo, Madrid. Una de las actividades que toman parte dentro de este evento es el Anime Festival, dedicado a la proyección de obras animadas procedente de Asia.

Tras anunciar Kakurenbo y Hoshizora Kiseki, en esta ocasión presentan The Place Promised in Our Early Days, la primera película de Makoto Shinkai5 centímetros por segundo—, que se proyectará por primera vez en España.

La historia de la película se plantea en una historia alternativa, durante el 1996, en un Japón dividido y subyugado.

“Una misteriosa torre se yergue en la isla de Hokaido controlada por la unión soviética. En la parte controlada por Estado Unidos, tres jóvenes de 15 quedan siempre en un extraño conjunto de torres después de clase, Sayuri Sawatari, Takuya Shirakawa y Hiroki Fujisawa.Los tres tienen el sueño de acercarse volando, en un avión que han construido, a la misteriosa torre de Hokaido. Desgraciadamente, debido a una extraña enfermedad mental, Sayuri es trasladada a Tokio separando el grupo de amigos.

En el 2001, Hiroki encuentra por casualidad a Sayuri, que se ha pasado la mayor parte de los últimos años durmiendo debido a su enfermedad. Reunidos los tres amigos en Tokio, Hiroki y Takuya deciden investigar la extraña enfermedad que afecta a Sayuri, encontrando que está relacionada con la presencia de la torre en Hokaido.

¿Cuál será su decisión: salvar la Tierra o a Sayuki?

¿Podrán reunirse los tres otra vez en el lugar de la promesa?” 

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.