Así que el Salón del Manga cierra para vender porcelana china…

O eso es lo que pensaría cualquier despistado al ver la ilustración de la izquierda, tan sumamente parecida al cartel del XV Salón del Manga de Barcelona, pero la...

O eso es lo que pensaría cualquier despistado al ver la ilustración de la izquierda, tan sumamente parecida al cartel del XV Salón del Manga de Barcelona, pero la realidad es bien distinta y mucho más seria.

Leo en el blog de la ilustradora Hiya que una compañía china se está tomando la libertad de surfear por DeviantArt para tomar prestadas varias ilustraciones originales y sacarles rendimiento económico. Por desgracia, los autores originales no están viendo un solo duro con todo esto. Vamos, que al haber ánimo de lucro de por medio, estamos ante un robo en toda regla.

La española Hiya, autora del cartel del XV Salón del Manga de Barcelona que véis arriba, es una de las afectadas, y por partida doble, tal y como podréis comprobar tras el salto.

Con la primera imagen, la compañía china se lucra vendiendo un libro sobre la historia de la cerámica china, mientras que con la segunda vende cuentos infantiles. En ambos casos se ahorra costes de ilustración gracias a la “tarjeta cinco dedos”.

Por desgracia, según explica Hiya, poco o nada puede hacerse, ya que en China la ley de Copyright es sinónimo de papel higiénico para días de diarrea. Incluso llegan a celebrar festivales donde premian a las copias más baratas y mejor logradas.

Por si tenéis curiosidad, esta es la web de la compañía china.

Supongo que esta no es la primera vez que pasa, pero siempre que toca de cerca, a un autor patrio, estas cosas, para quienes quieren ver crecer el submundillo, joden. Ánimo a Hiya y al resto de afectados y suerte en el futuro.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.