Date el lujazo con la figura ‘Swarovski Crystal Kenshiro’ – Hokuto no Ken

Si acabas de salir traumatizado del salón tras ver la película americana inspirada en El Puño de la Estrella del Norte —Hokuto no Ken—, no te preocupes, tenemos tu...

Si acabas de salir traumatizado del salón tras ver la película americana inspirada en El Puño de la Estrella del NorteHokuto no Ken—, no te preocupes, tenemos tu medicina. Alegra la vista con esta impresionante figura de Kenshiro, el protagonista de esta aventura postapolcalíptica, que mide 1 metro, 82 centímetros, y se acompaña que de 500.000 piezas de cristales Swarovski. Su valor, aproximadamente 100.000€.

El fabricante es Kaiyodo, y ha tenido el visto bueno y la supervisión del propio Tetsuo Haradibujante del manga—.

Mientras en Japón se dan estos gustazos, nosotros todavía suplicando por la edición Kanzenban que Planeta DeAgostini prometió traernos.

Más información y fotografías tras el salto:

La figura será expuesta en el aeropuerto de Haneda, Tokio, desde el 1 de noviembre, y será subastada para fines solidarios a mitad de mes, a través de la tienda Comic Zenon Store. El 25 de octubre, en esta misma tienda, se venderán réplicas en miniatura de la figura, que también contará con cristales Swarovski incrustados.

Si no te haces con ella, tú ya estás muerto.

Fuente: Comic Zenon, via Mantan Web

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

El Puño de la Estrella del Norte


Análisis, reseñas, imágenes, vídeos y noticias sobre El Puño de la Estrella del Norte, Hokuto no Ken.





  • Conozco a más de un@ que eyacularía si viera esta figura…

    • chibisake

      yo voy por la tercera ya *o*

  • shinta

    T_T quiero esa figura es muy cara, quiero la figura de kenshiro >.<

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.