Firmas de ‘Glénat’ en el XVII Salón del Manga de Barcelona

Ediciones Glénat y la Línea Gaijin han publicado su horario de firmas de la editorial para el XVII Salón del Manga de Barcelona, donde los autores de la editorial,...

Ediciones Glénat y la Línea Gaijin han publicado su horario de firmas de la editorial para el XVII Salón del Manga de Barcelona, donde los autores de la editorial, ya sean japoneses o patrios, le dedicarán unos minutos de su tiempo a cada fan. En esta ocasión, el invitado de honor es el maestro Hiroshi Hirata, aunque tampoco puede faltar la Línea Gaijin, esta vez formada por Studio KôsenDaemonium—, Kenny RuizDos Espadas #02—, Xian Nu StudioBakemono Luna Roja: Preludio— y Belén OrtegaHimawari—.

Como es habitual, las firmas tendrán lugar en el propio stand que Glénat tiene preparado dentro del Salón, pero también se dará alguna que otra sesión de firmas en el stand de la Librería universal y en el de FNAC.

A continuación, el horario de firmas:

Sábado, 29 de octubre

  • 13:00 Studio KôsenGlénat
  • 17:00 Hiroshi Hirata y Kenny Ruiz —Glénat
  • 18:00 Belén Ortega —Librería Universal—/ Studio KôsenFNAC
  • 18:30 Xian Nu StudioGlénat
  • 19:00 Kenny Ruiz —Librería Universal

Domingo, 30 de octubre

  • 12:00 Xian Nu Studio y Kenny Ruiz —Glénat
  • 13:00 Belén Ortega —Universal
  • 17:00 Kenny Ruiz —FNAC— / Studio KôsenUniversal
  • 18:00 Xian Nu StudioUniversal
  • 18:30 Hiroshi Hirata, Studio Kôsen y Belén Ortega —Glénat

Lunes, 31 de octubre

  • 12:00 Kenny Ruiz y Studio KôsenGlénat— / Xian Nu StudioFNAC
  • 18:30 Hiroshi Hirata —Glénat

Martes, 1 de noviembre

  • 12:00 Hiroshi Hirata —Glénat

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.