Por lo visto, los videojuegos causan demencia

Baroness Greenfield es una especialista en neurociencias que estudia las conductas de nuestro cerebro, y cómo éstas nos llevan a actuar de diferentes maneras. El estudio de esta ciencia,...

Baroness Greenfield es una especialista en neurociencias que estudia las conductas de nuestro cerebro, y cómo éstas nos llevan a actuar de diferentes maneras. El estudio de esta ciencia, y más en concreto, siendo el caso que nos ocupa, la neurología, cuenta con una gran labor por parte de los profesionales que se dedican a ella. Es por ello que en ningún caso lo que vais a leer a continuación viene a representar el verdadero trabajo de este colectivo.

Que de hecho, está muy bien que se hagan estudios sobre el comportamiento y reacción de las personas ante los videojuegos; al igual que se hacen estudios sobre cosas tan interesantes como que tener sexo regularmente prolonga la vida. Se hacen estudios de muchas cosas, a cada cual más absurda, aunque el problema está cuando de lo absurdo se pretende sacar tajada a base de sensacionalismo barato. Y si encima es sensacionalismo barato inglés, apaga y vámonos.

Es el caso de The Sun, un periódico británico que por lo visto no tenía suficiente con la situación financiera europea, con el hambre africano o con los movimientos sociales que se extienden por todo el mundo durante estos días. Ni siquiera el hecho de que su periódico se titule ‘El Sol’ en uno de los países en los que menos sol hace, les pareció más interesable y reseñable que el hecho de que una señora de dudosa formación y sentido común tratara de llamar un poco la atención con sus teorías consparanoicas.

Según Greenfield, jugar demasiadas horas a videojuegos, puede causar en niños incapacidad para desarrollar actividades en las que se requiera más atención de la normal, echando a perder sus capacidades sensoriales, incluso de forma permanente, originando demencia. Al parecer, lo de quedarse embobado mirando a la pantalla activa el sistema adictivo de nuestro cerebro, creando la necesidad de permanecer delante de ésta.

Ya que estaba, la señora experta habló sobre Facebook y la necesidad que tienen los jóvenes de vivir su vida a través de la red social, algo que no es precisamente nuevo por su parte, habiendo protagonizado ya más de un polémico episodio, como podréis comprobar si googleáis un poco. Aunque hay algo que no me cuadra en este punto.

Bueno, pues lo que viene a decir Greenfield, cerrando su discurso, y como su propio apellido viene a referir, es que hay que salir, socializar y sentir como el sol te da en la cara. Lo cual es complicado, ya que como os he comentado antes, en el Reino Unido no suelen tener días muy soleados.

Pero ya dejando a un lado el chiste fácil, la verdad es que por muy profesional y cojonudo que quede, no hace falta soltar toda esa parafernalia propagandística propia del siglo pasado para decir que hay que salir a calle. Es, incluso, una manera de tachar de deficientes a aquellos que juegan a videojuegos, haciendo de su integración —si es que no la hay— un proceso aún más duro y complicado para quienes han de afrontarla.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.