Análisis: ‘Zack Zero’

Análisis de Zack Zero para PSN, videojuego español desarrollado por Crocodile Entertainment que mezcla las plataformas y la acción.

En España las desarrolladoras independientes también hacen videojuegos de calidad. Prueba de ello es Zack Zero, lanzado recientemente en PSN —PlayStation 3— de la mano de Crocodile Entertainment, fundada por Carlos abril, creador de PC Fútbol y desarrollador de Phantisclásico ochentero que contó con imagen de portada creada por el mismísimo Azpiri—, y Alberto MorenoGrihan’.

Este ambicioso título ofrece al jugador una experiencia de juego clásica dentro del género de plataformas de scroll horizontal: saltos imposibles, grandes acantilados, amplios escenarios y mucha diversión. Pero Zack Zero no es solo un plataformas, el título contiene elementos propios de los juegos de acción, del hack’n slash, puzles y exploración/aventuras. Todo ello con un apartado gráfico colorido, una banda sonora que acompaña a la perfección y un diseño de personajes propio de una historia de superhéroes.

Zack Zero comenzó a gestarse en el año 2007 como un videojuego para PC, sirviéndose del clásico Phantis como modelo a seguir para su desarrollo. Pero en tan solo un par de años el panorama había cambiado por completo: 2009 era testigo de cómo las ventas para PC disminuían, y fue en la Games Developer Conference de aquel año cuando se animaron a desarrollar el juego para la plataforma PlayStation 3. Esta decisión implicó tener que realizar varios ajustes para así adaptar Zack Zero a las demandas del usuario de consolas y de SONY. Modificaron algunos detalles, suprimieron otras ideas y añadieron nuevas funciones y elementos. Por fin, tras un duro trabajo, varios obstáculos superados y muchas noches sin dormir, los chicos de Crocodile Entertainment recibieron en diciembre de 2011 la aprobación y ya está disponible en el PSN europeo y norteamericano.

Zack Zero es un plataformas de scroll horizontal y vistosos gráficos 3D que pone al jugador bajo la piel de Zack, un modesto héroe que se embarca en una peligrosa aventura para rescatar a su amada Marlene de las garras de Zulrog, un villano reptil humanoide de medio metro pero con mucha mala leche. Para tenerla de nuevo entre sus brazos, Zack ha de recorrer la superficie del planeta natal de Zulrog, adentrarse en las cuevas que hay bajo tierra y alcanzar la cárcel donde su chica permanece prisionera. Como es habitual en este tipo de aventuras, los habitantes y criaturas del planeta reciben al héroe tal y como este se merece: con mucha hostilidad. Más de 30 tipos de criaturas, desde pequeños gusanos y pterodáctilos hasta enormes golems de piedra, intentarán evitar a toda costa que Zack consiga su objetivo. Él, por su parte, intentará sortear toda amenaza sirviéndose de los poderes que le confiere su traje. Toda esta historia, su continuación y su desenlace se nos irá mostrando mediante escenas de vídeo al estilo cómic narradas por Lorenzo Beteta,—Fox Mulder en Expediente X—.

La historia refleja perfectamente la fórmula mágica que hace de Zack Zero un título ameno para todo tipo de público: esencia clásica para los que buscan historias sencillas, amena jugabilidad y exploración, pero también otros elementos que demandan los jugones de hoy en día: acción, variedad y cantidad de enemigos por pantalla, apartado gráfico colorido y con todo tipo de detalles, un banda sonora exquisita, variedad de puzles, escenarios de gran tamaño y abundancia en cuanto a tipos de ataques a realizar.

El personaje responde muy bien a los controles, su manejo es sencillo, ameno y variado, y las físicas varían con cada estado elemental —fuego, hielo o tierra— que Zack puede controlar gracias a su traje: no será lo mismo correr, saltar o caer desde grandes alturas en un modo que en otro. Cada uno de estos poderes posee sus propias habilidades especiales y estas hay que saber administrarlas, ya que consumen energía representada como una barra de color verde. Esta barra autorrecargable va disminuyendo en mayor o menor medida conforme se realizan estas habilidades. Una vez la barra llega a cero, Zack se verá incapaz de transformarse durante unos segundos. Adquirir el poder del fuego, hielo o tierra es tan sencillo como presionar en arriba, izquierda o abajo en la cruceta del mando, mientras que el botón derecho devuelve al héroe a su estado normal. No hubiese estado mal incluír una opción que permitiera personalizar la ubicación de las habilidades a gusto y comodidad del jugador.

Tanto la duración, poder y obtención de las habilidades como la resistencia ante ataques enemigos pueden incrementarse si se sube el nivel del traje hasta un máximo de 20. Para ello, es necesario recoger los diamantes que se reparten a lo largo del escenario.

Subir de nivel es muy útil a la hora de hacer frente a los enemigos. En ocasiones, como si de un hack’n slash se tratara, una abundante cantidad de enemigos irá apareciendo a nuestro alrededor. Tener cierto nivel no solo es útil para derrotarlos con más facilidad, sino también para lograr encadenar combos y poder obtener una mayor puntuación.

Hay un total de ocho escenarios, y aunque a simple vista parezcan pocos, son tan grandes que algunos requieren una hora como mínimo para ser completados. El jugador medio tardará unas 9 o 10 horas en superar la aventura al completo, mas luego la posibilidad de rejugar cada uno de los escenarios para encontrar los tesoros ocultos, subir puntuación y escalar puestos en el ranking online o entre amigos.

Los grandes escenarios de Zack Zero son coloridos, variados entre sí y están llenos de vida: mientras Zack avanza el jugador será testigo de detalles que enriquecen la experiencia de juego: naves que despegan y aterrizan en una base enemiga, lava que corre e ilumina en el interior de una gruta subterránea o enemigos que aparecen por sorpresa del interior de una cueva. Es importante destacar que todos estos elementos ni saturan la pantalla ni distraen al jugador, están en constante armonía con su entorno.

Cada escenario es único en cuanto a paisaje y elementos que lo componen, formando parte de una de las tres secciones principales: superficie, gruta o cárcel. Conforme uno avanza en el escenario tendrá que lidiar con algunos minijefes, normalmente capitanes a las órdenes de Zulrog, y al final siempre espera un jefe de grandes dimensiones que, como en los clásicos, sigue un patrón de ataque concreto que habrá que memorizar para salir victoriosos de la batalla.

Los minijefes no serán los únicos retos en Zack Zero, en ocasiones habrá que hacer frente a puzles, algunos sencillos, otros algo más complicados, pero en ningún momento supondrán un quebradero de cabeza para el jugador. A esto hay que sumarle la opción de poder explorar los escenarios, que muchas veces darán como premio, bien un tesoro, bien una pequeña sorpresa, como por ejemplo una porción de escenario adornado totalmente con sprites de Phantis que traerá buenos recuerdos a los más veteranos.

Pese a ser un plataformas de scroll horizontal, en algunas ocasiones el jugador podrá situar a Zack en distintos planos, llevándolo al fondo o acercándolo al jugador. Esto permite tomar alguna que otra ruta alternativa que muy seguramente contenga una mayor cantidad de diamantes, vida o incluso un tesoro.

Las cámaras no suelen dar problemas salvo en ciertos escenarios, donde volver hacia atrás se puede hacer complicado en algunos tramos, además se echa de menos poder inclinar ligeramente la cámara hacia arriba, abajo o hacia los lados con el stick derecho del mando con tal de visualizar qué es lo que hay a nuestro alrededor. Considerando que el juego contiene elementos de exploración, es un detalle que, de haberse añadido, habría sido de gran utilidad.

Pese a los buenos ratos que sin duda hará pasar este título a todo aquel que lo adquiera, Zack Zero peca de algunos glitches esporádicos que no afectan seriamente a la partida y de un bug muy ocasional que provoca el cuelgue de la consola. Para evitar el bug, por ahora la única opción es la de entrar en el juego sin iniciar sesión en el PSN, e iniciarla cuando el juego lo pida. No obstante, es de esperar que Crocodile Entertainment saque una actualización a modo de parche que solucione estos problemas.

Zack Zero es un plataformas atractivo, muy entretenido y recomendable, aunque con sus fallos. Cuenta con un rico apartado visual, una banda sonora que le viene como anillo al dedo y mucha diversión de cara a aquellos que gustan de explorar, lograr altas puntuaciones y encadenar ataques frente al enemigo. Nuevamente, se demuestra que en España se pueden hacer buenos títulos si se obtiene el apoyo necesario.

Por último, y ya que hay planes de lanzar una segunda parte, esperemos que los chicos de Crocodile se animen a introducir un personaje jugable de sexo femenino junto a Zack.

Ficha

Título: Zack Zero
Plataforma: PSN —PlayStation 3—
Desarrolla: Crocodile Entertainment
Título en castellano
Precio: 12,99€
Web Oficial

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.