Oliver y Benji con el Marca, la colección que aún no habías visto

Marca te ofrece a partir del sábado 21 de este mes y por 0,50€ cada entrega, Campeones: Oliver y Benji en 32 números.

Bien es sabido que a los respectivos encargados de los coleccionables de los periódicos se les ocurren ideas totalmente disparatadas. La última gran idea, no sé si la habréis visto anunciada, es del periódico La Razón, que regala con su edición impresa 21 complementos personales tales como unos pendientes o un neceser —tienen que ser caros esos pendientes—.

Sin embargo, en esta ocasión la colección tiene un poco más de sentido, tratándose de un diario deportivo como el Marca y una serie como es Campeones: Oliver y Benji. Sí amigos, el diario preferido del “macho ibérico” —también conocido como gordo holgazán— te ofrece a partir del sábado 21 de este mes y por 0,50€ cada entrega, un DVD con cuatro capítulos de la serie del campo de fútbol infinito. Además, tal y como nos enteramos vía Mision Tokyo, la primera entrega incluye una caja contenedora para guardar todos los DVDs.

Las entregas, un total de 32 haciendo 128 capítulos en conjunto, se venderán junto al periódico los viernes, sábados y domingos. En total, 16€ por la serie completa más el importe de cada periódico, a menos que seáis colegas del quiosquero y os los venda sueltos, que también se suele dar el caso.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




  • Ele

    ¿TODOS los capítulos? ¿Incluso las de Oliver jugando en el Barça?
    Eso sería interesante de ver.

    • Sparterx

      No, se refiere a la PRIMERA serie completa. La de principios de los años 90, con mucho relleno y dibujo antiguo.

      La segunda serie sería Supercampeones (Captain Tsubasa J en Japón), y la tercera Campeones: Camino Hacia el Mundial 2002 (Road to 2002 en Japón).

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.