Fiebre Indie: ‘Sanctum’

En esta entrega de Fiebre Indie presentamos el juego independiente Sanctum, una mezcla de FPS y Tower Defense.

Tras un largo mes de retiro sexual descanso, vuelve Fiebre Indie a Deculture.es. Durante este último mes el panorama independiente en lo que a videojuegos se refiere no ha estado muy movidito, pero sí que se esperan grandes cosas para este 2012si todos seguimos vivos cuando acabe el año, claro–.

Hoy hablaremos de Sanctum, un juego que ha revolucionado el panorama de los videojuegos debido a su novedoso sistema de juego, que mezcla los conceptos de FPS y Tower Defense de una manera magistral.

Sanctum fue lanzado al mercado el 24 de marzo de 2011 bajo el sello de Coffee Stain Studios, únicamente para Windows. Ya sólo el hecho de contar con el motor gráfico Unreal Engine 3 hacía presagiar grandes cosas, pero el nuevo sistema de juego que ofrecía es uno de sus mayores atractivos. Como hemos comentado anteriormente, Sanctum mezcla dos de los sistemas de juego más utilizados –First Person Shooter y Tower Defense– de una manera muy atractiva y fácil de entender.

Durante las partidas, manejaremos a Skye, una Core Guardian que se encarga de defender su tierra natal, Elyson One, de hordas de titanes espaciales. Para ello, y gracias a la ayuda de la avanzadísima tecnología con la que cuenta su región, Skye es capaz de construir estructuras defensivas como gatlings, antiaéreos, láser, teletransportadores, y también de manejar una buena variedad de armas de combate.

El transcurso de la partida es simple. Los titanes aparecerán por uno o varios puntos del mapa, siguiendo el camino más corto hacia un núcleo de energía situado en el mismo. Nuestra misión es construir bloques para intentar que el recorrido de los enemigos sea el más largo posible, a fin de tener más tiempo para destruirlos y evitar que alcancen el núcleo. Contamos con unos determinados recursos al empezar la partida, que deberemos administrar correctamente para que sea más sencillo progresar. Afortunadamente, antes de que aparezca una horda, contaremos con todo el tiempo que queramos para poner a punto nuestras defensas; simplemente deberemos pulsar una tecla para dar la ‘orden’ de ataque. Al finalizar cada ronda, iremos consiguiendo más recursos para mejorar las torretas situadas en los bloques o nuestras armas. Si conseguimos que el núcleo siga activo al finalizar todas las oleadas, habremos vencido.

La preciosa Skye bailando el Caramelldansen tras su victoria

Sactum cuenta con seis mapas jugables en los que deberemos defender Elyson One, con 11 tipos de torretas y suelos, y también con 5 tipos de armas de combate. Sin embargo, este juego se aprovecha de los DLC para exprimirlo al máximo, teniendo otros cuatro mapas disponibles y tres torretas más.

Uno de los grandísimos puntos a favor de Sanctum son los increíbles gráficos con los que cuenta, a pesar de ser un juego independiente. Los escenarios son magníficos y la luminosidad está perfectamente conseguida, creando de Elyson One un lugar bello que apetece explorar. Y ese es un aspecto que puede explotarse, puesto que, aunque parezca que Sanctum es un videojuego sin historia, ésta está escondida en los lugares más recónditos que nos podamos imaginar. Sin ir más lejos, todo lo referente a Skyeprofesión, tierra natal… hasta su nombre– está escondido por los mapas. Saber la historia de este juego es completamente irrelevante para disfrutar de él, pero, sin embargo, es un aliciente importante para aquellos que quieran explorarlo al máximo.

¿Y esto es todo? ¿Cinco mapas que me pasaré en 10 minutos?” Pues no. Aunque parezca un juego corto, puedes pasarte más de una hora para completar cada nivel. Eso sin contar que se va volviendo más difícil según avanza –y cuando digo difícil, digo DIFÍCIL-. Además, otra de las maravillas de Sanctum es la posibilidad de jugar en modo cooperativo online a cuatro jugadores en un sinfín de modos y dificultades de juego, pudiendo elegir el número de oleadas a resistir –10, 15, 20… survival– y hasta suprimir el tiempo de descanso entre horda y horda.

Sanctum es un videojuego que, si sabes aprovecharlo, puede ofrecer horas y horas de diversión. Os recomiendo a todo que os deis un paseo por los preciosos escenarios de Elyson One y que disfrutéis de su original sistema de juego, que apuesto a que tendrá una importante repercusión en el mundo de los videojuegos en un periodo relativamente corto de tiempo. Recordad lo que os digo…




  • http://twitter.com/Lord_ranter ranter

    Y supongo que este sera un buen sitio para buscar gente con la que jugar. Nunca encuentro una partida sin lag en este juego…

    Por cierto, la escopeta del DLC esta al nivel de las balas de cañon rellenas de uranio de serious sam. Decir que esta OP no le hace justicia.
    Y precisamente por eso es taaaaaaan genial