‘Los Simpson Arcade Game’ llega a Xbox Live Arcade y PSN

El clásico arcade Los Simpson Arcade Game, de Konami, llega a XBox Live Arcade y PlayStation Network junto algunos extras.

Konami ha comunicado que, en colaboración con Gracie Films y Twentieth Century Fox, el videjuego para recreativas Los Simpson Arcade Game ya está disponible en Xbox Live Arcade para Xbox 360. Los usuarios de PlayStation 3 tendrán que esperar hasta el 8 de febrero para poder adquirirlo a través de PSN. Según Matt Groening, este es su videojuego favorito.

El lanzamiento de este videojuego sirve a los fans como telón de presentación del esperado e histórico episodio 500 de la serie animada en Estados Unidos, que tendrá lugar el 19 de febrero.

Los jugadores podrán manejar a Homer, Marge, Bart y Lisa Simpson en un beat’em up a lo Teenage Mutant Ninja Turtles donde recorrerán cuatro famosas localizaciones de Springfield para rescatar a Maggie de las garras de Smithers y el señor Burns. Adaptándose a los tiempos modernos, el juego permitirá hasta cuatro jugadores, tanto en modo online como en modo offline. Además, existen varios modos de juego: Quarters Modejuego arcade de máquinas tragaperras—, Modo Supervivenciatan solo dispondremos de una vida— o Modo Librevidas infinitas—.

La versión digital de Los Simpson Arcade Game incluye también la versión japonesa, donde podrán encontrarse nuevas armas, alcanzar mayores puntuaciones y un final ligeramente distinto. Es la primera vez que esta versión ve la luz fuera de Japón.

Como contenido adicional, se incluye galería con flyers y pósters del año 1991.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.