El prometedor videojuego ‘Starbound’ llega a finales de verano

Starbound, un videojuego indie donde la exploración, la customización y la aventura se dan de la mano en bellos escenarios de corte retro.

Starbound es el nuevo videojuego indie de corte retro realizado por los chicos de Chucklefish. Estos días atrás se han estado publicado imágenes, gif animados de los personajes, y ahora en la web oficial se detallan los primeros  principales detalles de este juego que tiene previsto su lanzamiento para Windows, MAC y Linux a finales de verano de 2012. Prestadle mucha atención porque promete ser uno de los juegos indie más jugosos del 2012, no en vano el diseñador jefe del juego estuvo trabajando en el popular Terraria.

Este título independiente comienza con el jugador huyendo en una nave espacial de su planeta natal, devastado por un enemigo desconocido. Sin saber hacia dónde ir, la nave acaba perdida entre un mar de estrellas, pero la suerte le llevará a tomar contacto con una estación espacial abandonada. Empieza así una aventura que le llevará de viaje a través de todo el universo. Starbound contiene tanto misiones exigidas por la historia como misiones secundarias, todo ello albergado en un vasto sandbox de corte retro que permitirá la libre exploración.

Los jugadores tendrán que formar un equipo, llevar a cabo investigaciones, capturar criaturas exóticas, reparar su hogar y hacer de todo, desde estudiar las criaturas capturadas hasta construir mechas. También habrá que visitar otros planetas.

Los desarrolladores prometen que no habrá dos planetas iguales. Todo variará de uno a otro, y cada planeta poseerá elementos únicos. Están trabajando hasta en el más mínimo detalle para cuidar este aspecto, y no solo se trata de generar terreno aleatorio; el clima, la gravedad, el nivel de dificultad, la vida de las plantas, el comportamiento y apariencia de los alienígenas, y mucho más, variará de un planeta a otro.

Los desarrolladores de Starbound quieren que el jugador se sienta como un explorador. A su esfuerzo para que cada planeta sea único, hay que sumar que los desarrolladores quieren facilitar al jugador la catalogación de todo lo que el jugador encuentre, y que todo esto tenga su razón de ser en el planeta. Absolutamente todos los elementos de un mundo, incluso árboles y flores, podrán ser examinados.

¿Has avistado un extraño árbol alienígena? ¡Examínalo! Tal vez puedas descubrir que tiene un uso determinado.” Comentan los desarrolladores.

Para un explorador, compartir descubrimientos es de vital importancia, por lo que los hallazgos podrán ser anotados en un cuaderno electrónico. No solo eso, cada uno de los planetas posee coordenadas únicas que pueden ser compartidas via online, para que otros jugadores puedan visitar grandes descubrimientos. El juego, además del modo individual, tiene otro  que es 100% cooperativo online.

Explorar es adictivo, no en vano hay un número infinito de planetas, pero todo el mundo necesita un hogar propio, por lo que el jugador podrá reclamar como suyo un planeta entero. Cuando esto ocurre, se abre un amplio abanicos de posibilidades en la jugabilidad, permitiendo al jugador alterar dicho planeta a su gusto y antojo. Se podrá cambiar el clima, construir un centro metereológico, alterar el terreno… Todo el planeta colonizado está a disposición del usuario. Una vez preparado el nuevo hogar, el jugador podrá invitar a todos aquellos personajes que haya conocido en su travesía y cuidar de ellos. Estos personajes tendrán necesidades y deseos, y no dudarán un instante en requerir la ayuda del jugador si es preciso.

¿Os parece enorme todo esto que os estoy comentando? Pues los chicos de Chucklefish aseguran que esto no es todo y que aún quedan detalles por desvelar.




  • http://twitter.com/azuleto Alberto de Sosa

    Estaré atento, pinta brutal ;)