Análisis: ‘The Legend of Heroes: Trails in the Sky’

Un sueño hecho JRPG

En 2011 llegaron numerosas sorpresas en forma de videojuegos procedentes de Japón, y una de las que cerraron el año fue sin duda The Legend of Heroes: Trails in the Sky, también conocido como Sora no Kiseki. Un título que por fin llega a tierras europeas para PSP y que merece toda la atención de los aficionados al género, no solo por el titánico esfuerzo que ha supuesto la localización del título en occidente, sino porque Trails in the Sky es de los mejores RPG que han sido presentados en 2011 gracias en gran medida a su brillante narrativa y a sus personajes.

Pese a ser un título exclusivo en formato físico para PSP, aquellos que quieran estrenar un RPG como Buda manda en su PS Vita pueden también adquirirlo en formato digital a través de PlayStation Network.

¿GotY en su género? GotY en su género

The Legend of Heroes: Trails in the Sky es el primer título de la trilogía que conforma la saga Trails in the Sky, y sexto título de la franquicia The Legend of Heroes. Su lanzamiento tuvo lugar en primer lugar para PC en el año 2004, siendo portado después a la PSP de SONY. Cabe aclarar que, aunque forma parte de una trilogía, este primer capítulo se las apaña perfectamente para ofrecer una historia independiente con su principio y su final que además va asentando el terreno para la llegada de los dos próximos títulos.

Resulta irónico que un clásico destaque como uno de los mejores juegos del 2011, o el mejor diría yo a título personal, pero también es cierto es que en el género hay joyas imperecederas que, por muchos años que hayan pasado, siguen aportando la frescura de entonces, bien porque otros títulos no han seguido su ejemplo, bien porque pocos títulos como este han cruzado fronteras. Y aunque lleve ya sus años en el mercado extranjero, lo importante es que en Europa nos sabe a juego nuevo, ya que es la primera vez que podemos disfrutarlo localizado.

Cada vez que el nombre de la desarrolladora Nihon Falcom ha llegado a nuestros oídos, siempre hemos recordado con cariño la franquicia Ys, pero otra de las grandes franquicias de esta compañía es The Legend of Heroes. Y qué mejor manera de disfrutar la franquicia en Europa que con una traducción del japonés al inglés que logra mantener el espíritu de la historia original y sus personajes, las dos grandes bazas del juego junto a la música.

Precisamente estos elementos que acaban de ser destacados son lo que llevan cautivando a los fans de los juegos de Falcom que, por una vía u otra, pudieron disfrutar de Trails in the Sky. Puedo asegurar sin exagerar que he disfrutado de principio a fin de esta joya, que si bien tiene unas 50 horas de vida media, yo, que soy muy burro y me paro en todos sitios a buscar, rebuscar, pelear y “repelear“, he tardado unas 94 horas en completarlo. Además tiene un plus adicional: una vez completado el juego, puedes volver a empezar en una dificultad mucho mayor, pudiendo elegir si mantener o no los objetos obtenidos en la anterior partida.

The Legend of Heroes Trails in the Sky es el ejemplo perfecto de un juego que no necesita un vigoroso apartado gráfico, una historia que abuse de los clichés habituales del género —que también los usa, pero no los explota—, personajes cuyo principal atractivo sea el físico, ni efectos visuales sorprendentes para encandilar a los jugones; Trails in the Sky atrapa gracias a un sistema de combate adictivo, una historia muy bien construida con algún que otro giro de guión sorpresa, unos diálogos perfectamente elaborados y traducidos y, sobre todo, personajes tan carismáticos y con una personalidad tan atractiva que ya quisieran los protagonistas de los últimos Final Fantasy aparecidos en el mercado.

Senderos que se construyen sobre el cielo

La historia está protagonizada por Estelle Bright, una chica enérgica, picajosa y algo marimacho con cierta adicción a coleccionar zapatillas de deporte, y por Joshua Bright, su hermano adoptivo, un chico calmado, amable y reservado, que gusta de tocar la harmónica y que siempre sabe apaciguar la llama que aviva los nervios de Estelle.

Desde que Joshua llegó magullado y herido en brazos del padre de Estelle, ambos han estado siempre unidos y se han entrenado duro para formar parte de los Bracers, mercenarios que velan por la seguridad de los pueblos y sus gentes, aceptando encargos y misiones que van desde recoger ingredientes para una receta hasta acabar con grandes monstruos que bloquean los caminos.

Todo comienza con el examen de prueba que decidirá si ambos son admitidos como Bracers. Las primeras horas girarán en torno a este examen y, una vez aprobado, se da paso a sus primeras labores como miembros de esta fuerza de seguridad independiente. Veremos entonces como a Estelle le cuesta un poco más adaptarse a esto de servir a los demás, sean estos amables o maleducados, y de cómo Joshua sabe arreglar, gracias a su labia, las meteduras de pata de su hermanastra. Iremos viajando a nuevas ciudades y pueblos, y poco a poco, conforme la historia avance, se nos irán abriendo más tramas e irán apareciendo nuevos personajes con su propia forma de ser y sus propias preocupaciones. De Bracers a buscar pistas que nos lleven al paradero del desaparecido padre de ambos chicos, y de ahí a una trama mucho más oscura que afectará a los héroes de lleno y que amenaza con reavivar la chispa de la guerra, poniendo en sus manos la vida de la reina, y el destino de todo el reino.

Una curiosidad que atañe a la ambientación del juego guarda relación con el Reino de Liberl. Normalmente las historias de rol japonesas toman la Europa Medieval como ambiente, sin embargo el Reino de Liberl se inspira en Tailandia. Esto se debe a su situación geográfica ficticia: Liberl es un reino situado entre dos superpotencias políticas y, aún así, mantiene su independencia. Es el mismo caso que ocurre con Tailandia, de hecho, ambos territorios, real y ficticio, guardan una forma similar. Esto se une a que el Reino de Liberl también bebe del imperialismo en Europa, y para la Iglesia Septian los desarrolladores se sirvieron de la típica imagen que los japoneses tienen de una iglesia.

Podríamos decir que el juego tiene un comienzo, no del todo lento, pero sí con mucha tranquilidad y calma, abriéndonos paso poco a poco hacia la verdadera trama oculta del juego y, por ello, poco a poco tornándose más y más interesante hasta tal punto que llegaremos a desear avanzar en la historia para conocer qué ocurre más allá de lo que ya hemos visto. Los impredecibles giros de guión del juego será otro de los elementos que nos sorprendan. Especial mención a aquellos momentos intermedios que ayudan a librarnos de parte de la tensión del momento con episodios como el de la fiesta de instituto, donde nos veremos inmersos en minijuegos y en una obra de teatro donde Joshua hará de princesa y Estelle de caballero, uno de los momentos más divertidos del juego.

Incluso una vez completada la historia de este primer Trails in the Sky, tendremos aún más horas de juego. A esto me refería cuando hablaba de que el título, además de tener su final, prepara el terreno para la llegada de los próximos títulos de esta trilogía. Es en esta parte cuando la historia da un giro tan grande que el jugador se quedará boquiabierto. No es algo sacado de la manga, pues a lo largo de todo el juego nos dan vagas pistas sobre ello, pero uno jamás se puede llegar a imaginar que esto podría acabar así. No doy más detalles porque no quiero destriparle nada a nadie, pero una vez mostrado este giro, aparecen los créditos finales y un tráiler del segundo capítulo. Es cruel, pero es el gancho perfecto para mantenernos atados mientras deseamos que de una vez llegue el segundo capítulo.

Nuestro equipo estará siempre formado por Estelle y Joshua, quienes recorrerán todo el reino de Liberl. En ciertas ciudades o episodios se nos unirán nuevos compañeros que tarde o temprano acabarán por marcharse. Estos personajes secundarios también tienen su peso en la aventura, sus razones para estar ahí, por lo que tarde o temprano acabarán por volver a aparecer. Conforme avancemos iremos viendo que tienen su propia personalidad e ideales que los hacen únicos, aunque también es cierto que un par de personajes quedan poco trabajados, y es de espera que en la segunda entrega cobren mayor protagonismo.

Si bien la historia termina tornándose más oscura, también es cierto que, gracias a los personajes, el tono que adquiere el juego es más alegre que oscuro. En todo momento los protagonistas se verán ante situaciones e interacciones que despertarán nuestra sonrisa, y seguro que alguna carcajada. Unas serán más graciosas, otras menos, pero todas ocurren de manera natural, no ocurren de manera forzosa.

Lógicamente, todo lo bueno, por muy bueno que sea, nunca será perfecto, y se echan en falta voces en varios diálogos. Quizás la gran cantidad de texto haya impedido que la versión original japonesa incluyese voces en los diálogos, pero estoy seguro de que las conversaciones más representativas podrían haber contado con estas voces. No obstante, la inmersión en la historia es total incluso sin las voces.

Dado que un Bracer siempre ha de ayudar a todo aquel que lo necesite, habrá gran cantidad de misiones secundarias a realizar a lo largo de la aventura. Estas misiones, además de aumentar la experiencia y llenar de objetos los bolsillos de nuestros personajes, les darán Bracer Points, necesarios para subir de rango dentro del gremio. Cada vez que Joshua y Estelle suben de rango, obtienen un premio especial.

Si bien estas misiones secundarias son un soplo de aire fresco, el completarlas a veces puede resultarnos tedioso, ya que no hay atajos que nos lleven al lugar indicado, todo ha de hacerse a pie, y algunos mapas son grandes.

La hora de las tortas

Falcom se ha esforzado mucho en ofrecer un título con una historia y unos personajes sólidos, y en cierto modo el sistema de combate acaba convirtiéndose en algo meramente secundario. En más de una ocasión he intentado darme prisa a la hora de realizar misiones secundarias para poder dedicarme de lleno a la historia y descubrir qué va ocurriendo. Pero ojo, que el sistema de combate quede relegado a un segundo plano para el jugador no quiere decir que Falcom lo haya descuidado, todo lo contrario, tenemos un sistema de combate sencillo y fresco gracias a los elementos estratégicos —y cuando digo estratégicos me refiero al SRPG— que contiene.

Podremos tener hasta cuatro personajes activos en el campo de batalla. Los personajes podrán moverse por el escenario para resguardarse o para atacar al enemigo o sanar a sus aliados, y cada uno tiene su propio rango de ataque en función del arma o habilidades adquiridas. Las magias, llamadas artes mágicas, pueden invocarse y ejecutarse desde cualquier lugar.

En contadas ocasiones, ya sea dentro de la historia o en una de las misiones secundarias, también se nos unirán personajes que no podremos controlar y que deberemos proteger en la batalla. Si estos mueren, se acaba la partida.

Los combates se desarrollan por turnos, a la izquierda de la pantalla se nos mostrará una línea temporal donde se puede comprobar cuándo atacará cada personaje, ya sea aliado o enemigo. Ciertas habilidades provocarán que el adversario pueda ver retrasado su turno. En ocasiones, algunos turnos vienen acompañados de bonos de estado, ataque y cura, dándonos más variedad y entretenimiento a la hora de organizar nuestra estrategia.

Cada personaje tiene una serie de técnicas especiales llamadas Craft, que al ejecutarse consumen CP, puntos de técnica. Estos se pueden recuperar, bien atacando, bien siendo atacado. Al llegar a 100, o al superar esta cifra, el personaje en cuestión puede realizar una técnica mayor llamada S-Craft que puede ejecutarse en cualquier momento sin respetar el orden de turnos.

Para añadir más opciones de personalización, cada personaje tiene su propia esfera mágica —Orbment—, que sirve para acompañar al personaje de mejoras en sus atributos y de nuevas artes. Para ello deberemos insertar cuarzos en las diferentes ranuras de las que se compone la esfera. Realizando una combinación determinada de cuarzos tendremos acceso a habilidades más poderosas.

En ocasiones, las batallas pueden llegar a ser un reto incluso contra enemigos comunes, y la proporción de experiencia adquirida durante la batalla es muy pequeña en comparación con la necesaria para subir de nivel. De hecho, en las 94 horas que me ha llevado completar el juego, he terminado la partida con los personajes principales en nivel 40. La experiencia obtenida también varía en función del nivel que tengamos con respecto al del enemigo. Cuanto más nos acerquemos al nivel de este, menos experiencia obtendremos, y cuanto más niveles nos saque el enemigo mayor será la experiencia adquirida.

En todo momento a lo largo del mapa podremos ver al enemigo en pantalla, y bien decidir si los esquivamos o nos enfrentamos a ellos. Por supuesto, algunos enemigos serán de naturaleza agresiva, por lo que en cuanto los personajes entren en su campo de visión, irán directos a por ellos. Cabe decir que los miembros activos de la batalla perseguirán al líder del grupo en los mapas, por lo que el enemigo puede entrar en contacto con uno de ellos, dando comienzo la batalla.

Melodías que brillan por saber acompañar

La banda sonora de Trails in the Sky, al igual que ocurre en la mayoría de RPG, es uno de los elementos más destacables del juego. En esta ocasión la mayoría de las canciones son alegres, algunas más tranquilas y otras con mucho ritmo, y logran encajar con el espíritu del videojuego. La chispa de esta banda sonora no residen en lo enamoradizas de sus canciones, sino en lo perfectamente bien que saben acompañar y ambientar cada una de las escenas del juego.

La canción principal, Whereabouts of the Stars, ha sido escrita por Hideaki Hamada y cuenta con la voz de u-mi.

La banda sonora ha sido producida por Falcom Sound Team JDK, compuesta por Hayato Sonoda, Wataru Ishibashi, Takahide Murayama y con arreglos de Kohei Wada.

Novedades de la versión de PSP

A diferencia de la versión de PC, la de PSP, lejos de convertirse en un simple port incluye las siguientes novedades:

  • Libro de monstruos que recoge y enumera todos los enemigos derrotados.
  • Voces durante la batalla.
  • Estelle lleva un delantal de cocina cuando está cocinando recetas.
  • Clear data, que podrá ser usada en The Legend of Heroes: Trails in the Sky SC.
  • Animadas las caras de los sprites de los personajes.
  • Menor tiempo de carga —casi inexistente—.

La edición física

The Legend of Heroes: Trails in the Sky está disponible tanto en edición física como en edición digital. Los extras que se incluyen junto a la edición física son:

  • Estuche con juego original.
  • Banda Sonora Original con un total de 33 temas musicales.
  • 5 postales ilustradas, que muestran los diseños utilizados en las tarjetas de teléfono japonesas.
  • Caja especial edición coleccionista.

Offtopiqueando un poco: No es el fin del RPG y por qué este maldito juego llega en inglés

Dudo que hoy en día alguien con dos dedos de frente haya perdido la fe en el género RPG tras la oleada de propaganda facilona y superficial que aseguraba que el género hoy en día no sabía reinventarse, todo porque hoy en día está de moda tirar el dinero con el apartado gráfico y ofrecer un producto muy sencillo que muchas veces nos viene camuflado como innovador. ¿Y por qué habría que hacer caso a esta ola si lo esencial en un RPG reside (1) en el combate, (2) en la historia y (3) en sus personajes? Si alguno de estos tres puntos flojea siempre se puede compensar con la robustez de los otros dos, o disfrutar de la falsa sensación de libertad que nos aisla de la linealidad —ojo, no confundir con sencillez— exigida por el guión. Por supuesto hay, y habrá, RPG mediocres y estandartes del género que no sepan dar ejemplo, pero es de necios pensar que esto pasa solo en el género del RPG. Hoy en día hay mucha mierda en la industria de los videojuegos, se hayan desarrollado en occidente u oriente, por lo que no es justo, ni correcto, intentar buscar un culpable concreto en un solo género de una sola nacionalidad.

Otra cosa a tener en cuenta es que no todos los géneros se han de medir con la misma vara de medir. Lo que se impone hoy en día en los shooter y juegos de acción no tiene por qué ir ligado con otros géneros como las plataformas o los juegos de aventuras. Por eso reincido, con dos dedos de frente y sabiendo buscar, uno puede disfrutar de grandes RPG, la mayoría de ellos en inglés, y de subgéneros como el SRPG, o RPG táctico. Uno puede recurrir a estos juegos con menor frecuencia que en épocas pasadas, pero desde luego nunca los terminará por abandonar si de verdad este género es y ha sido lo suyo. Esto se debe a que, junto algunas novedades RPG que se van desgranando a lo largo del año, aparecen relanzamientos de clásicos que, bien no pudimos disfrutar en su día, bien jugamos y recordamos vagamente.

A diferencia de los habituales remakes bajo el sello “HD Classics”, los cuales suelen recibir un lavado de cara en el apartado gráfico y poco más, en otros géneros más minoritarios las compañías se están poniendo las pilas y ofrecen más contenido para eliminar toda sensación de déjà vu en el jugador: se revisa el argumento, se añaden nuevos episodios que amplían la experiencia de juego, nuevas opciones ligadas a las prestaciones de la consola y nuevos personajes. Esto, se quiera o no, brinda un soplo de aire fresco, y justifica en parte que estemos pagando nuevamente por un título lanzado al mercado años atrás.

Otro punto a favor para los amantes del RPG es el subgénero SRPG, con una jugabilidad normalmente tan adictiva que uno se puede pasar horas y horas pegado a la pantalla sin darse apenas cuenta. Algunos de estos juegos de rol táctico pueden incluso llegar a ofrecernos perfectamente 200, 300 o incluso 500 horas de diversión. Buen ejemplo de ello son los juegos de Nippon Ichi Software, como la franquicia Disgaea, Phantom Brave, La Pucelle y otros.

Con The Legend of Heroes: Trails in the Sky cabe destacar el esfuerzo titánico que ha supuesto para XSEED y Ghostlight traer este juego a occidente, porque el juego tiene, atención, más de millón y medio de líneas de diálogos en japonés, y eso en inglés se traduce en muchas más. Esto, para la pobre traductora del juego, se ha traducido —ba dum tss— en semanas y meses a golpe de tazas de café. Esto para un traductor, si bien te da para vivir durante todo el año, es la putada hecha trabajo.

La localización al inglés de juegos con tanto texto como Trails in the Sky supone un duro trabajo y gran esfuerzo por parte de las pequeñas compañías, algo que hay que alabar, ya que las más grandes no se atreven a dar este paso a menos que tengan las ventas aseguradas. A Catherine me remito, que si nos ha llegado en perfecto castellano es porque antes ha vendido estupendamente bien en Norteamérica, atrayendo la atención de una compañía como Deep Silver que sí se puede permitir la localización a nuestro idioma natal. Las grandes compañías mueven mucha pasta, pero poco arriesgan, y al final son las pequeñas compañías las que han de hacer el esfuerzo de innovar y contentar a quienes, no solo tenemos gustos por un determinado tipo de producto que, por desgracia, es minoritario, sino que además somos exigentes.

Dada la abrumadora cantidad de texto que tiene el juego, es imposible traducirlo a cualquier otro idioma europeo por varias razones: es un título que, pese a su calidad, por desgracia es minoritario; Ghostlight no se puede permitir estos lujos, tampoco XSEED, ambas son compañías dedicadas al público otaku, para lo bueno y para lo malo, y en este caso lo malo es que somos pocos; por último, el coste que ha supuesto la traducción del juego a un solo idioma —en este caso el inglés— no es precisamente barato, ya que la mayoría de traductores cobran por palabras o páginas, así que imaginad la inversión que habría que hacer para traducirlo al francés, alemán, italiano y español. Por desgracia, quienes no tengan un nivel medio de inglés se perderán esta maravilla, ya que los personajes recurren bastante a la jerga, usando no pocas veces expresiones como “piece of cake”, “my ass” y otras que son más complicadas. Si bien para quienes no capten el significado de estas expresiones es un muro difícil de franquear —a menos que se visiten páginas como Urban Dictionary—, para quienes lo entendemos se convierte en un eslabón que logra fortalecer la construcción de la personalidad de un personaje y los hace más expresivos.

Anime y manga

Existe un anime en formato de dos OVA llamado The Legend of Heroes: Trails in the Sky The Animation, que comienza justo donde acaba Trails in the Sky para así mostrar lo ocurrido en Trails in the Sky Second Chapter. Es por ello que es altamente recomendable jugar antes al primer juego de la trilogía y luego animarse a echarle un vistazo a las OVA.

En el anime se respeta la personalidad de cada uno de los personajes, y ponen especial énfasis en las escenas de acción, que no están nada mal y son mucho mejores que las de los recientes shonen aparecidos en televisión. Obviamente es un anime para fans del videojuego, por lo que no lo recomiendo a quienes no lo hayan jugado.

Kinema Citrus.hack//Quantum, Tokyo Magnitude 8.0— ha sido el estudio de animación encargado de su producción, con Masaki TachibanaTokyo Magnitude 8.0, The King of Fighters: Another Day— como director, Atsuko NozakiTokyo Magnitude 8.0— bajo el diseño de personajes y Makoto UezuIs this a Zombie?— como guionista.

El anime puede encontrarse con subtítulos en inglés gracias a Hadena Fansubs. E insisto, si vais a jugar al juego no busquéis nada relacionado con el anime porque hasta en la página oficial del proyecto animado hay un enorme spoiler en forma de imagen.

El manga sí parece comenzar desde el comienzo de este primer Trails in the Sky. Un manga con autoría de Nihon Falcom y dibujo de Shinki KitsutsukiTales of Destiny: Kami no Me wo Meguru Yabou—. Por ahora el manga ha sido recopilado en tres volúmenes.

 

Conclusión

Trails in the Sky forma parte de esas grandes joyas que por cuestiones de la vida no pudimos disfrutar en su momento, pero que ahora llega con un aroma tan fresco como cuando salió por primera vez al mercado. Un juego con una historia que nos lleva por donde ella quiere, que pese a los chichés nunca sabremos lo que va a pasar y que poco a poco nos va mostrando la realidad que ignoramos a lo largo de la aventura. Sumadle a esto un rico guión repleto de diálogos ingeniosos que dan cabida tanto al drama como al humor y unos personajes que se sirven de estos textos para lograr cautivar al jugador. Es increíble ver con qué facilidad los chicos de Nihon Falcom logran crear esa inmersión en el jugador usando tan solo texto y viñetas que ayudan a transmitir el estado anímico de los personajes. No hay voces durante los diálogos, pero lograrán dibujarnos una sonrisa durante una escena cómica —especialmente si está el excéntrico Olivier por medio— o mantenernos atentos a lo que ocurre durante un momento triste o lleno de tensión.

Por desgracia, quienes no sepan inglés no podrán captar su magia, pero quienes se defiendan con el idioma han de tener muy en cuenta este título porque no solo ofrece diversión, ofrece una historia extensa, amena, divertida, muy cuidada y trabajada, sumado a un brillante proceso de localización al idioma de Shakespeare.

Que una compañía pequeña como XSEED haya trabajado tan duro en su traducción merece el aplauso de todos los fans del género y es toda una lección para las grandes compañías que solo buscan sacar un juego cuanto antes para hacer caja. Por supuesto, también hemos de agradecer a Ghostlight y a Namco Bandai Ibérica el esfuerzo que supone distribuir un título tan minoritario en nuestro país.

Dicen que a veces es mejor que algo llegue en inglés a que directamente no llegue, y en el caso de Trails in the Sky, con su abrumadora cantidad de texto, no habría sido posible disfrutarlo de otro modo.

The Legend of Heroes: Trails in the Sky
PSP / PSN (PSP, PS Vita) / Steam (PC)
Trails in the Sky portada PAL Análisis: The Legend of Heroes: Trails in the Sky

Distribuye: Ghostlight (UK / PSN) / Namco Bandai (ESP)

Desarrolla:Nihon Falcom

Género: JRPG

Fecha: 4/11/2011 (PSP / PSN); 29/07/2014 (Steam)

PVP: 39,99€ (tienda) ; 34,99€ (PSN) ; 15,99€ (Steam)

PEGI: 12

Web oficial

Lo bueno:
– Excelente narrativa e historia que atrapa y se desarrolla a la perfección.
– Personajes muy carismáticos y diálogos muy divertidos.
– De los mejores RPG aparecidos en los últimos años.
Lo malo:
– No haberlo podido disfrutar antes.
– Sin voces en diálogos.

– Tardaremos en disfrutar de la segunda entrega.

nota9 Análisis: The Legend of Heroes: Trails in the Sky
NOTA: 9 / 10

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

Nihon Falcom


Desarrolladora japonesa Nihon Falcom, conocida por las franquicias de videojuegos Ys y The Legend of Heroes.





Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.