Yoshinori Ono dimite como productor de ‘Street Fighter’

Yoshinori Ono comunica que dimite, abandona su puesto como productor de Street Fighter por cuestiones de salud.

Yoshinori Ono, hasta ahora productor de la franquicia de videojuegos Street Fighter, ha comunicado que abandona su cargo debido a problemas de salud.

El carismático profesional siempre ha sabido sacar una sonrisa a los fans gracias a su entusuasmo y energéticas presentaciones con la prensa. También hacía gala de su habitual simpatía a través de Twitter, donde en sus viajes tomaba fotografías en las que siempre aparecía un muñeco de Blanka, uno de los personajes de Street Fighter.

Recientemente, os comunicábamos que Yoshinori Ono había sufrido una recaída y había sido hospitalizado en Japón tras un evento celebrado en Japón sobre Street Fighter X Tekken, pero la cosa no parecía tan preocupante. Otro miembro del equipo ocupará su cargo como director de esta icónica franquicia de videojuegos de lucha.

 Ono muestra optimismo y quiere centrar sus esfuerzos en recuperarse completamente, pero por ahora para él lo más importante es su salud. No termina de aclararlo, pero en sus mensajes se intuye que esto no es un adiós definitivo, y que regresará para seguir trabajando en la franquicia.

Street Fighter IV es uno de los grandes éxitos de Yoshinori Ono, ya que el profesional logró que el título captara nuevamente la atención de todo el mundo, no solo en el juego, sino en el género de lucha. Desde entonces, ha supervisado el lanzamiento de otros juegos como Super Street Fighter 4, Super Street Fighter 4 Arcade Edition, Super Street Fighter 4 3DS y Street Fighter x Tekken.

Fuente: Yoshinori Ono

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.