Fernando Alonso y su faceta más freak

Si alguna vez os sentís rechazados por el hecho de ser frikis u otakus, ya podéis decir que Fernando Alonso también lo es.

Si alguna vez os sentís rechazados por el hecho de ser frikis, otakus o cualquier otro nombre al que os queráis apegar, ya podéis decir que Fernando Alonso también lo es. O algo así. El caso es que desde hace algún tiempo el piloto de Fórmula 1 lleva subiendo fotos como si de Danny Choopor poner un ejemplo reconocidose tratase junto a su figurita del héroe espadachín de Tales of Graces, Asbel Lhant, a quien el asturiano llama Tomita. Tal es el afecto de Alonso por su nuevo inquilino, que ya le ha dedicado un apartado en su web oficial, a parte claro está, de la multitud de fotos que podéis encontrar en su Instagram, y que tenéis recopiladas en su Tumblr.

Aunque bien podría ser una anécdota más, en la que el campeón del mundo de F1 se ha hecho con un personaje con el que ilustrar sus fotos —entre las que podéis encontrar desde vistas de circuitos a viajes en avión, pasando por paisajes como los de Shangai, Sidney o Dubai—, en algunas de ellas encontramos detalles que inclinan a pensar que Fernando Alonso es realmente un aficionado a la cultura nipona, en mayor o menor medida, pero a fin de cuentas lo es. También es cierto que no debería sorprendernos tanto, pero tal y como son las cosas ahí fuera, siempre es un alivio ver a un personaje reconocido mostrar sin tapujos algo así.

Fuente: Kotaku

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.