La RAE: “manga is for porn”

Al igual que internet, manga is for porn, o eso creen nuestros amigos de la Real Academia Española, quienes han presentado una lista de nuevos términos aceptados en la...

Un pendrive no revisado a tiempo causa estragos en la sede de la RAE

Al igual que internet, manga is for porn, o eso creen nuestros amigos de la Real Academia Española, quienes han presentado una lista de nuevos términos aceptados en la  23º edición de su diccionario. Algunas de las palabras añadidas están relacionadas con internet, otras como “pechamen” o “culamen” son la versión 2.0 de la poesía  nacida de albañiles españoles y peones de obra. Y entre todas ellas se encuentra la palabra “manga”, el cómic japonés.

Y leyendo la definición que han puesto sobre este tipo de cómic “de dibujos sencillos” llego a dos conclusiones: o bien han leído la entrada que les dedicamos en 2011 —somos mala influencia, no dejéis a vuestros niños con nosotros— y la han malinterpretado, o por el contrario viven aislados en su mundo y les llevamos 20 años de adelanto. Seguro que les cuentas un chiste de Julio Iglesias y se desorinan.

Pero bueno, vamos al grano. Si ahora mismo buscamos en la página web del DRAE la palabra “manga” con la intención de buscar el significado del cómic de origen japonés nos podemos encontrar esta perla:

Manga

(Del jap. manga).

1. m. Género de cómic de origen japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos.

 Sin embargo, buscamos “cómic” y todo bien:

Cómic.

(Del ingl. comic).

1. m. Serie o secuencia de viñetas con desarrollo narrativo.

2. m. Libro o revista que contiene estas viñetas.

¡Claro que sí, señores! Si ya lo decía yo, que la culpa es de los mangakas, que las dibujan como putas. En ¡Yotsuba!, Dr. Slump, Azumanga Daioh!, Doraemon y otros manga podemos encontrar orgías y baños de sangre en todas y cada una de las viñetas de sus páginas, un festín de sementiende y vísceras para gente adulta con mucho estómago. ¿Dónde quedaron esos manga donde se destaca el compañerismo, la amistad, la autosuperación, la crítica social, el respeto hacia los que tienen una piel de color distinta a la nuestra y tantas otras cosas? Al igual que el cómic occidental, el cine, la literatura y el arte, el manga posee una rica variedad de géneros que busca atender las necesidades de públicos con distintos gustos.

Una generalización tan burra que nos lleva de viaje a un par de décadas hacia el pasado merece un premio Expomanga como mínimo. Seguramente muchos no lo sepáis, pero a principios de los 90 muchos teníamos que soportar las mini-manifas y discursos de las asociaciones de padres que tachaban al manga de pornográfico y violento. Pues parece que a los de la RAE les llevamos dos décadas de adelanto.

Pero bueno señores y señoras, no hay necesidad de enfadarse y ponerse cascarrabias, siempre podemos buscar el lado positivo de estas cosas para echarnos unas risas. ¿Imagináis que todas esos manga —y ya de paso anime— que no entran en la definición de la RAE se volvieran de la noche a la mañana en obras con contenido erótico y violento? Nos encontraríamos casos como:

Mi vecino Potorro

A finales de julio y agosto salen a la venta en España los dos tomos de la adaptación manga de Mi vecino potorro, todo un clásico de 1990. Obra de Bigas Luna, japonés de pura cepa, nos mostrará las aventuras de Miguelito, un perro que un buen día entra en casa de su vecina de 15 años atraído por el olor de la mermelada de fresa. Al llegar al origen de esa dulce fragancia, descubre que lo prohibido para los humanos no lo es tanto para un can juguetón y con la lengua muy larga.

¡Yotchupa!

El próximo mes de agosto, Anarquía Editorial traerá el esperado manga ¡Yotchupa!, el nuevo bombazo que está acabando con el papel higiénico en Japón. Creado por el negro de Ana Rosa Quintana, nos muestra las aventuras y travesuras de Carmen de Yotchupa, un bellezón en toda regla que se traslada de un pequeño pueblo a la gran ciudad. Ante ella se abre un nuevo mundo totalmente desconocido, y empujada por la curiosidad y el “hambre”, se verá arrastrada hacia un camino donde poder cumplir sus deseos más campechanos. ¡Nunca comer morcilla mondonga a dos manos fue tan adictivo!

La editorial premiará a sus lectores incluyendo como regalo un libro de citas procedentes del refranero de Yotchupa, con célebres frases como:

Con las aletillas del toto Yotchupa provoca un maremoto.

Y lo peor es que esto no es todo, sino que en palabras como sushi también meten la pata. No obstante, estas nuevas incorporaciones también traen consigo buenas noticias para muchas personas en nuestro país: la aceptación en el diccionario del matrimonio entre dos personas del mismo sexo, un reconocimiento que debería haberse realizado mucho antes.

Ahora solo queda romper otra barrera… ¿Para cuándo incluirán en el diccionario el matrimonio con waifus?

Hemos sabido de este inquietante y misterioso caso gracias a Marc Bernabé.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.