‘Final Fantasy VII’ regresa a PC en formato digital

Square-Enix anuncia el lanzamiento de Final Fantasy VII en formato digital para PC, con nuevas opciones adaptadas a los tiempos que corren.

Por fin Square-Enix desvela lo que ya nos veníamos oliendo, la versión digital para PC de Final Fantasy VII, el único Final Fantasy y RPG que cuenta con el honor de haber revolucionado la industria del videojuego en occidente.

Esta séptima fantasía final se acompaña de un total de 36 logros, un potenciador de personajes que permite aumentar el HP el MP y los Giles al máximo, así como la posibilidad de poder subir las partidas guardadas a la nube. Su precio es de 9,99€ y, a diferencia de lo que en principio se creía, parece que no estará en Steam, sino que se adquirirá de manera exclusiva en la tienda de Square-Enix. Su fecha de lanzamiento por ahora es desconocida, y los requisitos mínimos son:

  • Microsoft Windows XP/Vista/7 (32/64-bit)
  • Procesador de 2GHz
  • 1GB RAM
  • Tarjeta gráfica compatible con DirectX 9

A continuación os dejamos con el tráiler mostrado para la ocasión:


Fuente: Square-Enix

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Son los mismos videos del juego de siempre… (y nada de “gameplay”) el juego parece que no van a tocar apenas nada y requiere 6 veces mas PC que su antigua versión… no lo entiendo.

  • Saikuro

    El juego de siempre “optimizado” para los ordenadores actuales con las únicas diferencias de que le ponen logros (los achievements whores lo agradecerán) y un botón de instant win.

    Aunque el instant win es que los fanboys lo comprarán al instante haciendo que una vez más Square gane dinero a costa de nada. Bien por ellos.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.