“Final Fantasy Versus XIII está resultando ser increíble”

Shinji Hashimoto, productor ejecutivo de Final Fantasy Versus XIII, comenta que el videojuego está resultando ser realmente increíble.

Square-Enix nos ha dado a todos tantos y tantos disgustos, que ya parecemos un híbrido entre esas madres adictas a la telenovela y abuelas quejicas. “Ay Dioh mío, esta Square-Enix me va a matar de tantos disgustos”, “Ay Señoh, cuantos dolores, llévame contigo”. Pero parece, o al menos intentan hacernos parecer desde la compañía, que Final Fantasy Versus XIII será la medicina para nuestros males.

Recientemente, el productor ejecutivo de Final Fantasy Versus XIII, Shinji Hashimoto, ha aparecido en Ginza SWING!, en Chuo-ku, Tokio. Allí ha aprovechado para abordar brevemente el tema de este videojuego exclusivo para PlayStation 3.

Asegura que el proyecto ha evolucionado considerablemente, y ha añadido “está resultando ser realmente increíble”.

¿Será de verdad Final Fantasy Versus XIII esa panacea que tanto tiempo llevamos buscando?

Fuente: Gematsu

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Cristian Maciel Alarcón

    Yo por si acaso no me alegro demasiado hasta que confirmen que llegara a Europa, con sus respectivos idiomas, que luego nos llegan en ingles-frances-aleman, y ale, a llorar todos como con KH3D

  • Adrián Fair

    Yo en esta empresa, ya no le tengo ni confianza, así que..No sé porque les gusta tanto alardear, si luego hacen juegos mediocres con estereotipos para vender, y por desgracia lo hace -_-U

  • Humo!!
    Vendo humo!!
    A euro!!!

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.