Opinión: EDT, con el rumbo más fijo que nunca

Últimamente se lee vociferar a los gurús del mundillo que EDT está perdida, desbocada, sin un rumbo fijo y condenada al fracaso...

Parece haberse convertido en nuestro pan de cada día leer vociferar a los gurús, o al menos aquellos que intentan jugar ese papel, del mundillo que EDT está perdida, desbocada, sin un rumbo fijo y condenada al fracaso. Dicen también que no apuestan, que han perdido el gran papel del manga en España, que han pasado a un papel secundario. Y en parte llevan razón, Norma e Ivrea han cogido el testigo en cuanto a títulos punteros, y bien es cierto que EDT ya no es la editorial que antes se situaba en lo más alto de la pirámide del mercado español. Eso sí, decir que EDT no apuesta y que no consigue encontrar su rumbo, es tener muy poquita idea de lo que se está hablando; a menos que te haya sentado mal la negativa de la editorial de publicar La Saga de la Sirena de Rumiko Takahashi, aunque ahora mismo no se me ocurre a nadie.

Y es que por fin podemos hablar de una editorial como la concibe sus directores, que hace lo que quiere y que no depende de nadie. Glénat es historia, y se nota en el ambiente, poco tiene que ver la filosofía de EDT con la que había en Glénat, cogida por los pelos, con reservas, impotente. En los últimos meses de Glénat pudimos ver ese cambio, que bien podría identificarse con una situación de austeridad por parte de la editorial, y probablemente no nos equivocaríamos al señalarla, y de hecho, a decir que a día de hoy se mantiene aunque con mejores cifras.

El varapalo ha sido fuerte en nuestro mercado, y Glénat/EDT ha sido de las que más lo han sufrido. Otras en cambio, lo han sabido aprovechar. Quizás el hecho de estar en lo más alto les hizo darse de bruces contra la realidad; no se puede vivir de Naruto, Bleach y Death Note para siempre, o al menos, tienes que compaginarlo con algo más.

Sea como fuere, la política editorial impuesta por Joan Navarro y (un desaparecido) Felix Sabaté actualmente, parece por fin tomar forma y verse encaminada a esa Glénat España independiente llamada Editores de Tebeos, con una editorial que se aleja de lo de siempre, del shonen súperventas y apuesta, y arriesga; y el resto ya es cosa del tiempo, de ver si esta fórmula funciona o termina por hacer trizas el sueño de los nuevos responsables de esta renovada editorial.

Porque es ahora cuando hay rumbo, y decir lo contrario es todo un atentado con la objetividad. Porque es ahora cuando Joan Navarro está disfrutando como un enano anunciando en su blog todas esas obras que quería traer, que desmarcar a EDT y que suben la apuesta de la editorial hacia un mercado más adulto. Y se la están jugando, pero el que no arriesga no gana, y yo diría que ahora mismo es la única salida, el único camino lógico, que EDT podría tomar.

Ya han publicado Reproducción por mitosis y otras historias de Shintaro Kago, y de camino vienen El Gran Funeral y La novia frente a la estación. En breve nos llegará otra obra de Suehiro Maruo con El infierno embotellado. Y por el mismo camino va Usamaru Furuya y su Litchi Hikari Club. A la par, vuelta a los clásicos por la puerta grande con Hokusai, del gran Shotaro Ishinomori.

Esto, amigos, se llama tener un rumbo. Se llama apostar por un target de edad distinto al que venía siendo su pan de cada día, y no es que hayan abandonado al resto, sino que otras editoriales han asumido ese papel. En definitiva, se llama evolucionar y tomar un camino nuevo, abierto a infinitas posibilidades y que implica la llegada a España de un pedazo de Japón y su obra que hasta ahora había sido bastante reducido. Aunque siempre podéis llamarlo “hacer lo que hacen, o hacían, editoriales como Ponent Mon, La Cúpula, Astiberri, etc. con unas mayores garantías y a un precio más asequible”. Porque, vuelvo a decirlo, se llama apostar, y puestos a ello, mejor que lo haga una editorial con infraestructura como es esta, que una pequeña en la que sabemos de antemano que no va a funcionar.

Pero Naruto sigue estando ahí, y la propia EDT debe buscar un sustituto a su línea shonen, y no creo que baste con un solo título. No sé qué pensarán sus responsables acerca de esto, pero dudo que se hayan olvidado del público que le ha dado de comer todos estos años, y no ya por cumplir con ellos, sino porque es realmente lo que vende ahí fuera, le pese a quien le pese; y todo el mundo sabe que Gaijin no es una alternativa a esos títulos, sino una forma de salir del paso.

Lo cual no quiere decir que Gaijin no tenga nada que ofrecer, y si bien sus comienzos no han sido especialmente alentadores, anuncios como el de Sleepers me dan muy buenas sensaciones. Tiempo al tiempo, supongo, ya veremos si realmente todo este tinglado vale la pena. Mientras, se siguen marcando tantos como la integral de Trigun, que aún tratándose de una no-novedad nunca viene de más en un mercado tan limitado como el nuestro.

Así que bueno, no es que EDT esté haciendo grandes cosas; ni mucho menos administrándose de la mejor forma posible, los parones siguen estando ahí, y hay multitud de cosas que siguen sin hacerse como deberían. Son varias las cuentas pendientes que tiene “Glénat” en esta nueva etapa, y no se solucionan dejándolas estar ni bombardeando a base de Berserk. Gaijin debe dejar de ser una opción a su línea shonen, y deberían ponerse las pilas de cara al Salón del Manga con alguna novedad fuerte.

El rumbo está claro, ahora toca correjir los errores, no volver a cometerlos, y tratar de contentar al consumidor. Una vez más, el tiempo dirá.




  • Manu, acostúmbrate a hablar en singular en los artículos de opinión xD

    Ten en cuenta que el principal saco que EDT se echa a cuestas ahora mismo es el tema de tener que saldar material porque en nada no podrán vender nada con sello Glénat, y que muchas obras han de reeditarlas, aunque quede stock, solo para poner el nuevo sello EDT. Con opciones como Trigun han sido listos y han aprovechado para ofrecer una edición integral de esas que se hacen tan necesarias en nuestro país, rollo omnibus.

    Por eso ahora tiran a por lo seguro, obras de un volumen para público adulto que no necesariamente ha de ser consumidor exclusivo de manga.

    A mí, salvo los errores de imprenta, que se solucionan con cambio en tienda o una nueva tirada, y Gintama, no he tenido mucho más disgusto por parte de la compañía. De hecho, pese a sus cambios de rumbo, forzados o no, sigo consumiendo más sus obras que las de otras editoriales, básicamente porque son los que principalmente traen lo que más me gusta, y los que más fuerte apuestan por obras para adultos y distintas a lo que se demanda en el mercado mainstream.

    Sobre lo de la Saga de las Sirenas, yo tenía entendido por fuentes que la editarían una vez finalice en Japón, así que no me mata. Además, que no sería la primera obra de Rumiko en colección Big Manga con páginas en B/N, y no me refiero precisamente a Ranma, sino a Maison Ikkoku, que considero la mejor obra que ha traído EDT a nuestro país.

  • Yerai

    ¿Tan fácil resulta olvidarse de esas casi-canceladas Hayate, Gintama o Five?
    ¡Tan fácil resulta olvidar el desprecio que tienen hacia una autora que le vende muy bien como Yuu Watase ofreciendo una edición con una portada que no hace honor a su dibujo y encima sin revisar, con palabras aún en catalán de la edición vieja?
    ¿Tan fácil resulta obviar esos errores continuos en Berserk?
    ¿Tan fácil resulta no recordar ese cambio de logo a machete que provoca que los últimos tommos o incluso el último de todos afea totalmente la colección?
    Lo siento, pero no puedo estar muy de acuerdo con todo esto. Seamos críticos.

    • Hombre, ni que el cambio de logo lo hicieran por gusto. Es eso o sacarlo con el logo de Glénat y, en un año y medio, comerse la tirada restante con patatas.

      Respecto al resto de errores, los han cometido todas las editoriales en mayor o menor medida.

      Yo no me olvido de lo de Gintama, por cierto xD

    • Luffink

      No me gusta ser rencoroso, pero apoyo completamente a Yerai, al menos en lo que se refiere a las series abandonadas, que llevan dos años sin atreverse a decir abiertamente que pasan de ellas (porque todos lo sabemos, no van a continuarlas nunca, solo que no tienen narices de admitirlo).

      Me gusta que EDT pueda seguir el rumbo que quiere, pero me indigna que en ese nuevo rumbo estén ignorando mayormente al target de clientela que les ha estado dando sustento durante años. Ni ellos pueden vivir solo de Naruto y Bleach ni a nosotros nos basta con ello, pero se ve que han decidido pasar del género shonen, dejando solo sus dos superventas y la linea gaijin, que sin entrar a discutir sobre la calidad (que es cuestión de gustos y ya ha habido más de una entrada sobre el tema aquí)no se puede discutir que es algo lenta, con cada serie sacando a lo mejor un volumen al año

      • Si estuviéramos escasos de demografía shonen en España te comprendería, pero no entiendo por qué se le habría de achacar que, ahora mismo, en EDT no haya anuncios tochos sobre shonen cuando en las otras editoriales sobra a patadas, y de lo que precisamente falta es de lo que oferta EDT. El mercado está saturado de shonen, solo hay que ver el fondo de catálogo de todas las editoriales.

        Los saldos, incluso, están dando a conocer obras que, si bien han sido editadas hace años, no eran conocidas por algunos, ya que estamos malacostumbrados a tirar de novedad y no de fondo de catálogo. De hecho, una persona sabia no va al Salón del Manga a cazar novedades, sino a cazar ofertas de packs manga y saldos que hacen las tiendas de obras ya editadas.

        Recuperando el tema del shonen, no os preocupéis, ya llegarán anuncios en su debido tiempo y momento, pero, personal y humildemente, agradezco más apuestas como Hokusai / Tekkon Kinkreet / Saikano / Say Hello To Black Jack / catálogo de Rumiko / clásico que cualquier obra de moda. EDT ha tenido a Kenshin, Bleach, DN y varios shonen más, pero para mí siempre ha sido una editorial más independiente y universal, y de las que más ha mirado por los clásicos, cosas que no se puede decir de otras. Y que me perdonen los “HAMANTES” de lo nuevo, pero un clásico, ni es algo antiguo, ni se excluye como novedad. Solo hay que ver que Ranma tira bastante bien, por algo será.

        Supongo que lo fácil y populista habría sido hacer un artículo sobre lo buena y genialosas que son Norma e Ivrea (con esta última sí que es necesaria crítica constructiva, porque hay de cada fanátic@…), que son las que mejor lo llevan. Pero hay que saber ver cuando otras también hacen las cosas bien o corrigen sus errores sin estar en época de bonanza.

        Y repito, que a mí me tienen jodido con lo de Gintama, pero otras cosas las están haciendo bastante bien. Que si no fuera por ellos, Berserk ahora mismo sería algo del pasado. Y no me creo que otra editorial pudiera cazarla, ahí tenemos GTO y demás, aún sin dueña.

        Pero bueno, lo que está claro es que toda opinión es respetable. Cada uno tirará para su casa, son sus gustos y mostrará más atención y aprecio por la editorial que más oferta le ofrezca de aquello que le gusta.

        • Luffink

          No, si yo también aproveché las reediciones de Eureka Seven y King of Thorn, y seguramente acabe pillando Trigun, pero con semejante parón y cambio de rumbo no sé si realmente volverán al shonen a corto o medio plazo

  • ¿Soy al único que se la suda el cambio de logo?
    ¿Y él único que no lee practicamente nada de EDT excepto lo ya pasado de Takeshi Obata (Ral Grad, Death Note), que ya podrían licenciar Hikaru No Go como el resto de editoriales de Europa?
    ¿O si se niegan a apostar por manga que apuesten por cómic patrio? Que hasta gaijin está frenado, espero para bien que haya novedades en el Salón de Barna, si no esta abocada al caos.

  • satantonhin

    yo no me olvido de Gintama ni del paron de sido, sobre todo a 4 tomos del final. Sus constantes fallos de impresion en Berserk y demas.
    Una cosa que no me gusta mucho es no saber nunca si me van a cancelar una serie, parece que con EDT se para todo, no son nada constantes sacando las novedades nunca sabes cuando van a caer, si este mes o el que viene o nunca, esto pasa con EDT.
    Me parece la peor editorial que tenemos ahora mismo.

  • No sé como he llegado a esta entrada, pero agradezo mucho la idea que se desprende de ella. Es de estas cosas que te alegran el dia. Ya que estoy más habituado a recibir palos que a leer ideas o conceptos constructivos, sean buenos o malos.
    Con posts como este y comentarios como los que hay en él, no tengan ustedes la menor duda que se aprende y mucho. Sobre los errores que cometo, sobre detalles en los que no reparo. Sobre sensibilidades desconocidas. En definitiva sobre mi trabajo y lo más importante, los lectores.
    Comprendo perfectamente una opinión ajena a la realidad de las ventas. Pongamos un ejemplo citado reiteradamente en los comentarios anteriores: “Gintama”. Hace un par de semanas estuvieron en EDT tres representantes de Viz, la empresa que gestiona los derechos de Shueisha en Europa, y admitieron que Gintama ha sido un fracaso estrepitoso en todos los paises de Europa, donde la licenciaron. En nuestro caso, en España, las ventas de los últimos seis números no superan los 600 ejemplares.
    Shueisha/Viz nos obliga a pagar un anticipo de 3000 ejemplares, con un 8% de royaltie, sobre el PVP. Es decir: 1730 euros de anticipo por número. Traducción y rotulación son unos 1800 euros. Imprimir una tirada , actualmente de 2000 ejemplares, cuesta aproximadamente otros 1800 euros. Faltaría añadir el coste de los materiales y el trabajao editorial. Pero sin contar con ello, ya estaríamos en un coste de 5330 euros por ejemplar, trabajando todos gratis para poder continuar Gintama…
    Se venden 600 ejs. A 7,50 euros. Sin IVA son 7,20. Con el 50% de coste de distribución, cobramos por cada ejemplar vendido 3,60 euros.
    Es decir que recuperamos 2160 euros.
    Cada numero de Gintama que editamos nos dá una pérdida de 3170 euros, repito trabajando todos gratis,o si lo prefieren trabajando a cuenta del beneficio de Naruto, por cierto cada dia menor…
    Ahora que no está “papá” Glénat detrás nuestro y me estoy jugando la hipoteca de la casa de mi padre, por ejemplo, ¿pueden darme una razón para continuar con Gintama?
    Y es solo un ejemplo.

    • satantonhin

      y con Sidooh ? Que? solo le quedan 4 tomos.

    • Es bueno que tomes en cuenta los comentarios de la gente, algo de lo que no pueden alardear todos, puedo entender que sacar por ejemplo Gintama es una perdida importante de pasta, me imagino que pasara lo mismo con otros mangas como Hayate, pero también tienes que ponerte en el lugar de tus clientes. Vaya por delante que a mi Gintama no me dice nada y no me la hacia, del mismo modo que Hayate, aunque esta si que me llamo la atención en su momento, pero por ejemplo si que me estaba haciendo Peach, y ahora resulta que me la paralizáis y me imagino que pasara lo mismo que con Gintama, así que la doy por perdida ya. Ahora ponte en mi lugar, varias series paralizadas/canceladas, una, dos o varias colecciones que me hago que han sufrido dicha parálisis, lo lógico es que uno se mosquee y no vuelva a confiar en la editorial ¿no?. (Nótese que no hablo de mi caso en particular si no del que podría ser cualquier cliente vuestro)

      Entiendo que por un lado no podéis sencillamente permitiros perder esa cantidad de pasta en un manga que no vende, pero tampoco tengo ganas de volver a arriesgarme a hacer una colección que saquéis y que se quede a medias. Algo habrá que hacer para cambiar las cosas. ¿el qué?, sinceramente ni idea, no lo voy a negar.

      Ahora que estáis relanzando a precios baratos viejas colecciones de fondo de catalogo ¿no seria posible por ejemplo intentar relanzar mangas como Gintama o Hayate y similares también a esos precios?, mucha gente se lo compraría aun a sabiendas de que están paralizadas y podrían dar pie a que muchas de esas personas empezasen a comprar el manga si lo volvierais a retomar, podría ser una opción ¿no?, al menos seguro que es un dinero que podéis sacar de un fondo de catalogo que en condiciones normales dudo que vayáis a vender, por que no creo que nadie en su sano juicio se vaya a gastar sus 7,5 euros por tomo en una colección cancelada.

      No se. Os deseo suerte, y mas ahora que Naruto y Bleach, los dos grandes Shonens están a punto de acabar.

  • thegreatcatsby

    Escribí hace diez días un artículo muy similar a este en el que comenté la situación de EDT. Por si a alguien le interesa, dejo en link. Tal vez pueda aportar otro punto de vista nuevo.

    http://koreanretrospective.wordpress.com/2012/08/19/respuesta-a-articulo-edt-plan-editorial/

    Es ahora cuando EDT más buena pinta tiene.

    Un saludo.

  • josep

    A mi no me parece tan buen rumbo, quizás deberíamos hablar de Editores de manga (viendo su catálogo) más que de editores de cómics.
    ¿Qué queda del europeo franco belga? Me temo que me voy a quedar con las ganas de continuar o completar obras como Julius, Konungar, El vampiro de Benarés o el integral de El viento de los Dioses. ¿Para que quiero obras inacabadas? ¿Dónde están aquellos integrales emblemáticos que ahora sacan editoriales como Norma o Ponent Mon? ¿Y el americano de calidad? Lo dicho, mangas a tutiplén y poca cosa más, por lo menos con suficiente calidad (exceptuando las obras de Maroto).