‘Vickie el vikingo’ tiene remake de animación CG en 2013

El clásico de la infancia Vickie el vikingo tendrá su propio remake como serie de animación CG en 2013, de la mano de Studio 100 Animation.

La serie de animación austriaco – germano – japonesa Vickie el vikingo tendrá en 2013 su remake bajo la técnica de animación CG y de la mano de Studio 100 Animation. Este no es el único proyecto de adaptar una serie japonesa a las 3D, también está la adaptación de La abeja Maya y Heidi, tal y como podéis leer en esta y esta otra entrada.

La nueva serie de animación CG contará con un total de 78 episodios en alta definición de 13 minutos cada uno. Eric Cazes y Marc Wasik se encargan de la dirección del proyecto, mientras que Alexandre Révérend del guión.

Vickie el vikingo fue originalmente producida por los estudios Nippon Animation, Taurus y Zuiyo Eizo entre abril de 1974 y septiembre de 1975, y dirigida por Hiroshi Saito. La historia se inspira en los libros de Runer Jonsson. Varias cadenas de televisión europeas tienen planeado emitir la serie.

A continuación tenéis el piloto de la serie, acompañado de otras series de animación:


A pesar de su pequeño tamaño, Vickie es un niño vikingo extremadamente astuto e ingenioso. Él es hijo de Halvar, el jefe vikingo, y suele a compañar a su padre y el resto de la tripulación en sus viajes por mar a bordo de su drakkar.

Cuando se ven frente a un peligro, los vikingo suelen intentar superarlo mediante la fuerza, pero Vickie prefiere soluciones más pacíficas e intelectuales. Sus grandes ideas emanan de su mente tras frotarse la nariz.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.