‘Kokuriko-Zaka Kara’ se toma con calma su llegada a España

La película de Studio Ghibli 'Kokuriko-zaka kara' se toma con calma su llegada a España, Aurum explica por qué deberemos esperar un poco a su desembarco.

Aurum Producciones tuvo unas palabras para Kokuriko-Zaka Kara durante la presentación de novedades relacionadas con Studio Ghibli durante la celebración del XVIII Salón del Manga de Barcelona.

Desde Aurum han asegurado que hay que tomárselo con calma, ya que lanzaron su oferta a los japoneses durante el Festival de Cannes, pero aún no han obtenido respuesta.

Kokuriko-zaka Kara es un filme de animación dirigido por Goro Miyazaki estrenado en cines japoneses el 16 de julio de 2011. En ella, el hijo de Hayao Miyazaki, inspirándose levemente en el manga homónimo de Tetsuro Sayama y Chizuru Takahashi, nos invita a la década de los años 60, una época donde se valoraban cosas y se vivían experiencias que hoy en día se han perdido por completo. La historia toma lugar un año después de los JJOO de Tokio de 1964, una época de expansión económica para el país nipón.

Hayao Miyazaki, quien además durante la producción del filme supervisó el trabajo de su hijo, ha trabajado en el proyecto como guionista junto a Keiko Niwa.

Ambientada en el Japón de la década de los años 60, la película nos muestra la historia de Umi Matsuzaki, una estudiante de instituto que vive en una casa de huéspedes llamada Coquelicot Manor. Cuando Umi conoce a Shun Kazama, miembro del club de periodismo del instituto, deciden limpiar una vieja casa de madera llamada Quartier Latin que, junto a los miembros de los clubes de filosofía y astronomía, usan como base. Sin embargo, Tokumaru, el presidente del instituto y hombre de negocios, intenta derruir la escuela. Mientras esto ocurre, los dos protagonistas comienzan a rescatar el recuerdo de sus padres.




  • Bueno,la verdad es que para esta no tengo prisa,no me gustó demasiado X_x ultimamente me da la sensacion de que Ghibli no es lo que era xD

    • chibisake

      Para mí este tipo de películas, más realistas, tienen mucho más encanto que las habituales de Miyazaki, que por supuesto tampoco me disgustan. Puede que se deba a que soy acérrimo fan de Takahata, pero ver recogida en una película a la sociedad de una década pasada es algo que siempre me ha fascinado.

Colección de artículos destacada

Colección de reseñas destacada