Entrevista con Rainbow Entertainment, la nueva editora de anime

Hablamos con Rainbow Entertainment, nueva editora de anime recién estrenada en nuestro país y que viene con las ideas muy claras.

Siempre que una nueva editora nace en nuestro país, lo cual viene siendo bastante habitual en los últimos tiempos, siento el deber de darles voz y de paso de mostraros sus ideas a vosotros, los lectores. En esta ocasión cedo el testigo a Rainbow Entertainment, la nueva editora de anime recién estrenada en nuestro país, que viene con las ideas muy claras y dispuestos a ocupar un claro vacío en nuestro mercado. Tenéis el resultado de nuestra charla con Luis Alis, director y fundador de Rainbow junto a María Ferrer, tras el salto.

¿Por qué nace justo ahora Rainbow, cuando el mercado no atraviesa su mejor momento?

Creo que esta es la pregunta que todo el mundo se ha hecho al presentarnos en sociedad. ¿A santo de qué viene otra empresa a publicar anime en un mercado menor como es el español, que además sufre de estancamiento o de sobresaturación? La empresa la hemos fundado María Ferrer y Luis Alis, que llevamos años metidos en el tema de la industria cultural japonesa de entretenimiento, pero en el lado de la traducción, la adaptación y la localización, y ahora queremos pasar al de publicación. Los dos fundadores tenemos nuestras respectivas empresas y nuestros puestos de trabajo relativamente establecidos, pero el anime es uno de los medios que nos vuelve locos, que nos ha educado como espectadores y también como profesionales. Siempre hemos tenido el gusanillo de dar el salto al otro lado de la industria. Creednos si os decimos que nos hemos hecho la pregunta sobre si está el horno para bollos largo y tendido. Esto nos ha hecho reflexionar mucho sobre la palabra “anime” que tiene un significado y un alcance mucho mayor del que se le suele dar. El anime no es sólo series de éxito y novedades esperadas por los seguidores más jóvenes. Creemos firmemente que existe anime que interesa a un público un poquito más adulto en sus gustos, que es más curioso, tiene referentes culturales más amplios o más diversos, que en definitiva tiene inquietudes diferentes al tópico del “otaku”. Hay un catálogo muy extenso de obras inéditas o descatalogadas en España que interesan a este público, y eso es lo que nos interesa publicar. Sabemos que es un nicho de mercado muy pequeño, pero eso no significa que tenga que estar desatendido. Tampoco significa que el seguidor de anime comercial no pueda evolucionar en sus gustos y ampliarlos. Nuestro cálculo es que podremos sobrevivir con tiradas cortas y pocas ventas, reduciendo los gastos que tiene cualquier negocio al máximo, para asegurarnos un futuro. No queremos ser una iniciativa oportunista. Nuestra intención es contribuir lo máximo posible a sentar una base sobre la que ir mejorando la cultura de anime en nuestro país, y en estos tiempos que corren en los que todo se tambalea, nos hemos planteado, ¿qué mejor que devolverle la mirada al abismo y responder con ilusión y ganas de trabajar e ir sentando bases para estabilizarnos y crecer en el futuro?

“Hay un catálogo muy extenso de obras inéditas o descatalogadas en España que interesan a este público, y eso es lo que nos interesa publicar”

¿Qué tiene que ofrecer Rainbow al mercado del anime en España? ¿En qué se diferencia del resto de ofertas de edición que existen en la actualidad?

Queremos aportar dimensiones adicionales a la percepción de lo que es el anime y lo que puede llegar a comunicar, y al valor artístico y cultural que puede llegar a tener.

Durante bastante tiempo hemos dudado si anunciarnos con un lanzamiento de un producto concreto o si anunciar la creación de la empresa antes de haber cerrado licencias. Al final nos hemos decantado por lo segundo porque queríamos comenzar a dialogar con el público en las redes sociales lo antes posible y comunicar nuestro perfil y nuestras intenciones, y ver las reacciones. Somos una empresa y el tema de la viabilidad no va a desaparecer nunca, pero nuestro verdadero objetivo es colaborar a darle solidez a la cultura de anime en España, y de ahí a la cultura japonesa en un sentido más amplio del término. No perdemos de vista el hecho de que todo está conectado. Otras empresas ya hacen su trabajo de forma excepcional y no nos interesa competir con ellas sino complementar su oferta y buscar oportunidades nuevas. Nuestro anime tendrá conexiones fuertes con la literatura, la ciencia, el arte o otros aspectos de la cultura humana y esto nos puede dar otras ventanas y llegar a otros públicos que ahora mismo los percibimos como inactivos o muy poco interesados en el anime como medio.

“Casi con toda seguridad podemos decir que 2013 será el año en el que nuestras primeras referencias saldrán al mercado”

¿Cuándo empezará la editora a funcionar? ¿Podéis adelantarnos algún título de cara a los próximos meses?

Digamos que ya está todo en marcha, ya estamos haciendo calendarios, negociando títulos, comenzando a operar en todos los frentes, pero despacio. Habrá anuncios de títulos, por supuesto, pero necesariamente vamos a empezar siendo una editora de anime de perfil modesto. No haremos muchos lanzamientos al año, pero casi con toda seguridad podemos decir que 2013 será el año en el que nuestras primeras referencias saldrán al mercado.

¿Qué tipo de títulos interesan a Rainbow? ¿Tenéis predilección por algún tipo de formato (series cortas, largas, películas…) o estudios?

Somos extremadamente partidarios de los largometrajes y de las obras de duración corta, porque existe además una gran competencia por el tiempo de ocio del público espectador de anime y de audiovisual en general y no queremos entrar en una lucha de minutos licenciando series de 52 episodios. No creemos que se ajuste a la situación del mercado y desde luego no coincide con el perfil modesto que necesariamente tenemos que ofrecer. Además ya hay empresas en España que hacen esto a la perfección y no nos interesa competir con ellas.

De hecho habéis dejado caer que os decantáis por un tipo de obra algo menos convencional, ¿veis viable introducir en España obras de corte más experimental como las de Studio 4°C?

La respuesta es un sí rotundo, cualquier obra que tenga un perfil experimental nos interesa a un nivel personal por el valor artístico de la experimentación y porque puede interesar a un público distinto, además de que nos guste personalmente, pero no podríamos decir que vamos a licenciar algo de Studio 4°C porque sería prometer sin fundamento. Como decíamos vamos a sacar poco producto y de una forma muy cuidada, dándole la atención que se merece, así que estudiaremos obras concretas de una en una antes de actuar.

¿Y qué podéis decirnos sobre obras más antiguas? ¿Se puede combinar la edición de obras clásicas con otras recientes?

Queremos contribuir a afianzar la cultura del anime en España y eso pasa necesariamente por educar al público en la historia y logros de este medio. Las obras clásicas inéditas en España son esenciales para alcanzar este objetivo y las tenemos muy presentes a la hora de formar nuestro catálogo durante los próximos años. Hay una especie de reticencia a presentar animación antigua al público y se trata de un prejuicio con el que no estamos nada de acuerdo. Es un estigma que no existe en el cine ni en la literatura, pero sí que parece existir en el anime. Parece haber una percepción de que la animación japonesa de calidad empeora o pierde relevancia con el tiempo, y a nuestro parecer es una percepción errónea. Los grandes clásicos del anime tienen una importancia capital y el hecho de que haya cambiado la tecnología o los gustos estéticos no implica que la tecnología o la estética del anime de otras décadas pierda su valor, o que haya desaparecido un público capaz de apreciarlo. Y desde luego no cejaremos nunca en nuestro empeño de abrirles los ojos a los otakus modernos acerca de lo esencial de estas obras. Sin aquellos clásicos no tendríamos los logros modernos, y es nuestra obligación explicar por qué ciertas obras son relevantes, y ponerlas a su alcance en la medida que nos sea posible.

“Somos extremadamente partidarios de los largometrajes y de las obras de duración corta”

Sobre obras recientes, la gran problemática en España reside en que cuando las series llegan, la mayoría de seguidores ya se la han visto a través de fansubs, ¿tiene alguna solución Rainbow en este sentido?

La situación del fansubbing no tiene visos de cambiar ni tenemos la capacidad de impedir que ocurra. Ocurre en España y en el resto del mundo, incluso en los mercados más desarrollados como Francia o Estados Unidos. Si nos preguntáis a nosotros qué solución podría ponérsele, pues la verdad es que no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que más cultura de anime implica más conocimiento y respeto hacia la industria a todos los niveles. Más cultura de anime no es solo ver más anime, sino saber más de anime. Creemos que es necesario comprender y respetar el medio y a sus creadores y promotores, y el hecho de que Rainbow Entertainment sea una empresa fundada por fans que luego han llegado a ser profesionales nos pone en una posición privilegiada y de responsabilidad para comunicar ideas importantes acerca de cómo nos podemos implicar todos en la cultura del anime de una forma constructiva. Nuestra existencia y nuestros productos le dan al fan del anime una oportunidad de apoyar un proyecto sincero y legítimo que distribuirá obras en nuestro país que de otro modo estarían relegadas al olvido o a la oscuridad de la distribución no autorizada. Nuestro perfil va a ser muy personal, vamos a dialogar directamente con el público y esperamos poder hablar sinceramente con ellos de este tema. Vale, has descargado una serie o un largometraje y lo has visto subtitulado sin tener que esperar a una edición oficial. ¿Te gustó? ¿Lo disfrutaste? ¿No te gustaría regalarlo, o verlo y poseerlo doblado con la mayor calidad posible, apoyando una iniciativa para que cada vez haya más material oficial y que cada vez haya más y mejor anime en nuestro país? Hay que hacerle ver al público que existe una cadena económica del anime en la que ellos están absolutamente involucrados. Hay una grave crisis económica y financiera y todo el mundo habla de crear empleo y de apoyar el crecimiento para recuperarnos. Si nosotros podemos sacar doce referencias al año en lugar de cuatro, habrá más trabajo de traducción, doblaje, diseño, distribución, venta… y todo dentro de nuestro país. Eso por no hablar de que los creadores legítimos también recibirán una parte que les animará a seguir creando, o de la presencia de nuestro anime en televisión o en cine, algo que nosotros vamos a intentar fomentar al máximo. Todas nuestras acciones como fan o espectador de anime tienen un impacto positivo o negativo, y apoyar a Rainbow Entertainment comprando nuestro producto es una acción decididamente positiva a la hora de apoyar la economía del anime en España. Ofrecemos una oportunidad para ser miembros activos de este mundo. ¡Hay que soñar! Más cultura de anime en España quiere decir más conocimiento y respeto y la posibilidad de que en el futuro haya españoles que lleguen a ser parte crucial de la industria del anime japonés, tal y como ha ocurrido con creadores franceses o norteamericanos.

“Vamos a tener la mejor traducción, doblaje y subtitulado, pero todos los demás aspectos como el diseño, la maquetación, todo el envoltorio de las obras que publiquemos, también serán los mejores del mercado”

¿Cómo será la distribución que lleve a cabo Rainbow? ¿Incluirá distribución online vía streaming?

Vamos a estar en todos los canales que podamos. Venta directa, distribución en tienda, online, streaming, televisión, salas, eventos… cuantas más ventanas tengamos, mejor. Estar o no estar en cierto canal o cierta plataforma dependerá del mercado y de la demanda, no de nosotros. Uno de nuestros trabajos más importantes es asegurarnos de que las referencias de Rainbow están en los medios que normalmente utiliza el público para no perder ninguna oportunidad de que pueda verse nuestra animación.

¿Y qué podéis contarnos sobre las ediciones? ¿Qué precios barajáis para vuestras obras?

Para nosotros, una de las claves a la hora de cultivar la cultura del anime en nuestro país es no rebajar ni un ápice la calidad de las ediciones. Vamos a tener la mejor traducción, doblaje y subtitulado, pero todos los demás aspectos como el diseño, la maquetación, todo el envoltorio de las obras que publiquemos, también serán los mejores del mercado. Si los autores originales pusieron todo su empeño y creatividad en hacer una obra inolvidable, nosotros no podemos sino respetarlo saliendo al mercado con la mejor calidad posible. Otro aspecto esencial de nuestra propuesta es proporcionar al espectador más información, más datos, más cultura y más crítica. Vamos a incluir todo lo que podamos en las ediciones, desde folletos informativos con datos biográficos de los creadores, entrevistas, reseñas… cualquier iniciativa que ayude a la mejor comprensión y conocimiento de las obras va a ser como poco contemplada. Por supuesto tendremos presencia tangible en las grandes citas del cómic y la animación en nuestro país, donde además de vender y promocionar nuestras referencias esperamos poder celebrar charlas, mesas redondas y actos en los que hablar de las obras con toda la profundidad de la que seamos capaces. Pero evidentemente necesitamos sobrevivir y cubrir gastos, así que el mercado responderá. Nuestros precios serán representativos de la calidad de nuestro material y de nuestras ediciones, pero evidentemente no depende estrictamente de nosotros el precio final al que se podrán adquirir los lanzamientos. Lo que sí está claro es que nuestra intención es que Rainbow sea sinónimo de calidad y respeto total al material publicado.

¿Cuándo estará disponible vuestra web? ¿Daréis importancia a las redes sociales como vía de contacto con los compradores y sus peticiones?

Las redes sociales van a ser uno de nuestros pilares fundamentales. Para empezar, no somos diferentes de nuestro público. Nosotros también somos fans del anime y también somos espectadores, tenemos los mismos deseos e inquietudes. Por eso queremos conocerles y hablar con ellos. Y para esto las redes sociales son un instrumento maravilloso. Nos encanta saber qué le interesa a la gente, pero nosotros estamos obligados a enfrentarnos a la realidad de que la empresa no puede perder dinero y de que la situación del mercado es la que es, además de que tenemos marcado un perfil y una estrategia. Tenemos claro que saber que hay demanda de cierta obra nos puede ayudar a decidir si nos interesa o no en el caso de que podamos licenciarla, o de darnos pistas sobre la viabilidad de obras similares. Pero no vamos a ser una editora de novedades que escucha quién grita más por una serie y entra al trapo por la lucha en licenciarla. Como hemos dicho, ya hay empresas que se dedican a esto, lo hacen muy bien y llevan mucho tiempo. No queremos ni podemos competir con ellas. Queremos complementar y dar a conocer al público animación que está casi seguro fuera de su radar. Pero sí que hay muchos aspectos acerca de cómo deben hacerse las ediciones, qué le gusta al comprador encontrarse, lo que funciona y lo que no… la red social es fantástica para tantear a la audiencia y hablar con ella directamente sobre estos y otros muchos aspectos.

Por último, ¿qué le diríais a todos aquellos que están por descubrir Rainbow y sus próximos lanzamientos?

Les diríamos que si disfrutan del anime como medio, que lo disfruten al cien por cien, involucrándose. Y la forma de involucrarse y no ser un mero espectador es saber más de anime en general. Saber más cosas sobre el anime como industria, como cultura y como forma de comunicar y de expresarse, además de conocer las obras clásicas tanto como las novedades. Que ensanchen sus horizontes y le den oportunidad a obras nuevas que puedan aparecer en su radar, y nosotros podemos ayudar en eso. Y sobre todo que nos apoyen. Que nos compren. Y que participen de la fiesta. Vamos a estar muy volcados en Facebook, en Twitter, habrá un blog, habrán podcasts de audio y video, hablaremos largo y tendido…




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.