Hiro Mashima diseña para ‘Monster Hunter 4’

El dibujante de Fairy Tail, Hiro Mashima, diseñará los personajes de Monster Hunter 4.

Hiro Mashima, autor de exitosas obras como RaveFairy Tail e incluso Monster Hunter Orage, el mismísimo manga basado en la saga de videojuegos Monster Hunter, se encargará en esta ocasión del diseño de parte del equipo y las armas que llevará nuestro personaje en la próxima entrega de esta franquicia. En el scan que podemos ver sobre estas palabras ya se nos muestra un pequeño adelanto de lo que esta unión supone.

Un par de hachas de formas imposibles y una mujer de buen ver bastante ligera de ropa, pero seguramente con una protección y resistencia sobrehumanas, destacan en la imagen. Si nos fijamos, también podemos observar levemente la versión masculina, que se encuentra de espaldas. En definitiva, el estilo propio de Monster Hunter sigue latente, pero con ciertas influencias del mangaka.

Recordemos que Monster Hunter 4 saldrá a la venta este verano para Nintendo 3DS en Japón. No se sabe ninguna fecha exacta ni cuanto habrá que esperar para su versión europea, y eso que ya ha sufrido un retraso en la fecha de lanzamiento prevista en un principio. Lo que sí sabemos es que los chicos de CAPCOM se lo están currando lo suficiente como para lanzar un buen titulo  digno de admirar. Os dejamos con el tráiler oficial para ir abriendo apetito.

Fuente: Gematsu




  • _-H-_

    Ya postee sobre el tema hace unos días en EOL. En mi más humilde opinión,creo que este señor estaría mucho mejor dejando los juegos quietecitos, bastante tuve yo (y tengo la certeza de no ser el único) con Orage. Por diox,como si CRAPCOM no tuviera a su diosposición a mejores diseñadores de personajes.

  • Joancod

    La verdad es que el manga… dejó bastante que desear. Vamos, clásico estilo de Hiro Mashima: protagonistas idénticos con un maestro desaparecido, chicas monas y con mala uva, rivales planos y sin personalidad, y una historia lineal…

    Podrían haber aportado mucho más al mundo del juego con un manga largo y consistente, pero se ve que primó la venta fácil de un autor fetiche del momento.