Mega, el sucesor de Megaupload, abre sus puertas

Mega, el sucesor de Megaupload, abre sus puertas ofreciendo un servicio de almacenamiento en la nube que, en palabras de Kim Dotcom, revolucionará internet.

Kim Dotcom, el “papi” de Megaupload, abre las puertas de Mega, el nuevo servicio de almacenamiento en la nube que promete una subida de archivos más segura. El tito Kim busca superar el éxito de Megaupload, no sin polémicas: pese a prometer via Twitter que los usuarios Premium del anterior servicio recuperarían su cuenta, finalmente no ha sido así, y  Dotcom ha borrado el tweet donde aseguraba esto. Supuestamente esta promesa incumplida se debe a problemas legales, y Dotcom vuelve a asegurar que premiará a los usuarios por esta espera.

El servicio básico y gratuito ofrece 50GB de almacenamiento. También existen cuentas Premium de 500 GB (10 dólares/mes), 2 TB (20 dólares/mes) y 4 TB (30 dólares/mes). Cada uno de estos servicios cuenta con un ancho de banda máximo de 1 TB, 4 TB y 8 TB respectivamente, quedándose corto en comparación con lo que ofrecía Megaupload.

Además, para descargar los archivos subidos se precisará de una contraseña, lo que se vuelve algo más incómodo que alternativas como Google Drive o Dropbox. Veremos si, cuando se esfume todo el hype que empaña la realidad, esta última no revienta en la cara de los usuarios.

Fansubs, dibujantes, traductores y demás gente que necesite de usar estos servicios ¿Creéis que de verdad revolucionará todo, tal y como prometía Dotcom, o simplemente es todo fruto de la exageración aprovechando la buena imagen que esta figura tiene en la red?

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.