Primeras impresiones: ‘Vividred Operation’

Primeras impresiones de Vividred Operation, que nos sitúa en un futuro donde la guerra por la adquisición de recursos ha terminado.

Antes de nada, os pongo en situación. Vividred Operation nos sitúa en un futuro donde la guerra por la adquisición de recursos ha terminado, ya que con la tecnología actual se ha conseguido desarrollar el ‘Celestial Engine’, capaz de transmitir energía via satélite a todo el planeta. La gente vive felizmente en unas tierras rebosantes de vida y color, donde se consigue energía del mismo cielo. Pero algo amenaza con poner fin a esta paz.

Pues veréis.  Me ha faltado poco para quedarme con la mandíbula medio desencajada por no acabar de saber que expresión poner, ya que conforme avanzaba el capítulo veía cosas buenas y cosas malas a partes iguales. El primer capítulo me ha dejado bastante indiferente. No sé por dónde irán los tiros aquí, pero visto lo visto, vaticino un Infinite Stratos 2. Grupito de chicas monas, batallitas, una historia con potencial, pero lastrada por demasiado énfasis en el ecchi o el moe. Espero equivocarme.

Me explico. Desde los primeros minutos, ya hay dos cosas que quedan claras. Una, y la primera con la que te das de morros (casi literalmente), son los planos contrapicados de culos, parece que tendremos para dar y regalar. Y dos, la animación. Muy bonita y preciosista. Y una banda sonora que no pasa desapercibida para nada y acompaña a la perfección. En el aspecto de presentación, cumple con creces.

Bueno, el capítulo avanza, y sigo esperando el momento en el que algún personaje muestre algún signo de carisma. Nada excepto un par de situaciones algo forzadas. Akane-chan, la protagonista, muy mona, sí (en serio, es mona), pero plana de personalidad.  Le han metido un pequeño trauma con las alturas, pero poco más. Ídem para su hermana (aunque es más fea).

En cambio, su abuelo (artífice del ‘Celestial Engine’), apuntaba maneras.  A mitad del capítulo se transforma en una especie de ardilla parlante por culpa de un accidentado experimento. Pero antes de eso parecía un científico un poco ido de la olla con el que te podrías reír. Aunque nadie dice tampoco que el bicho no pueda traernos buenos momentos.

Más adelante,  una batalla aérea. Aviones del ejército, grandes buques por mar, y una especie de fortaleza con patas, que flota y que lanza devastadores rayos láser. Según nos deja entender la historia, es el enemigo que, debido a la creación del ‘Celestial Engine’, era solo cuestión de tiempo que apareciera.

A continuación, por culpa de una amiga que la iba a visitar y que coge un vuelo más oportuno imposible, nuestra protagonista tiene que mover el culo (no se puede decir de otra forma) hasta el área del conflicto con su bici flotante para salvarla del peligro.

Al final lo consigue mediante una transformación al más puro estilo Sakura Cazadora de Cartas, y así por las buenas, y por un abuelo sin escrúpulos, ella y su amiga van con motivación máxima a solventar el conflicto.

Resumiendo, tenemos chicas monas, personajes pobres, una historia típica aunque con potencial, poderes mágicos, exagerados planos culeros, una animación bonita y una banda sonora muy agradable, y una prota que acostumbrada a vivir en paz y armonía, se convierte en una valiente guerrera por las buenas.  Solo el tiempo dirá que virtudes o qué defectos decantarán la balanza hacia un lado u otro.

El capítulo, pese a no decirme nada en absoluto, me ha despertado la curiosidad, y personalmente tengo ganas de verme los capítulos a buena calidad en la TV de 42”. Le seguiré la pista un poco más a ver qué se cuenta.




  • He visto el segundo y es mejor Strike Witches… Sus culassos me gustaban más xD

    • Luffink

      Es lo que iba a decir: más que a Infinite Stratos, la serie recuerda a Strike Witches, sobre todo las partes de “enemigo misterioso lanzalasers” y “culos voladores”. La serie en sí me está gustando, me sorprendió lo de Vividblue y ahora tengo curiosidad por ver el resto.

    •  Strike Witches no la he visto. Y seguramente me haya perdido unas cuantas más del género xD IS es la más parecida que he visto : /

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.