Concurso mágico de ‘Ni no Kuni’

Ayuda a Drippy a encontrar a Oliver con la pureza de tu corazón, él te recompensará con mágicos regalos de Ni no Kuni para PlayStation 3.

concurso ninokuni

¡Por todas las cochiqueras, qué es lo que tenemos aquí! ¡Buenos días a todos los que visitáis Deculture.es! Pilotos os llaman ¿No? Bueno, al turrón, mi nombre es Drippy, y por si no lo sabíais soy el Alto Gran Maestre de los Duendes, que en vuestro mundo sería como un tío de lo más molón, y también un guaperas. Veréis, me mandan desde Namco Bandai Ibérica para que me echéis una mano… eh ¡Oye! ¡Pero dónde váis! ¡Esperad, quieto paraos que prometo recompensaros como es debido!

A ver pelopinchos, como muchos sabréis soy el inseparable acompañante, el guía, el Sancho Panza de Oliver en Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca, una historia que tenéis a disposición para PlayStation 3 y que en vuestro mundo es narrada por Level-5 y Studio Ghibli. Resulta que en nuestro camino para derrotar a Shadar, un brujo que da más miedo que los papeles de un político, he perdido de vista a Oliver. El muchacho apunta maneras, pero por ahora es más vago que la chaqueta de un guarda y más lento que el caballo del malo, y es aquí donde vosotros entráis en juego.

peluche drippy

Estos son los premios que podéis llevaros, un Drippy peque de peluche y el tan solicitado Vademécum del Mago

Para atraer o localizar al canijo de Oliver necesito que veáis el diario que graba vivos recuerdos (en vuestro vuestro mundo lo llamáis video) del final de la entrada y  plasmar los sentimientos e impresiones que el diario os transmite: Podéis hacerlo con vuestro puño y letra: me valen textos, poemas y todo lo que se os venga al coco, que al menda le servirán; y si os entra complejo de Picasso o Gaudí también podéis mandarnos dibujos o incluso fotos de alguna manualidad relacionada con Ni no Kuni que hayáis realizado para esta ocasión.

Todo esto servirá para dar con tres personas puras de corazón de entre todos vosotros, o al menos las más puras, ya que su fuerza servirá para mostrarle al atolondrado de Oliver el camino hacia un servidor. Estas tres personas tendrán uno de los mejores premios que se le vayan a conceder en la vida, la oportunidad de tener en sus manos un peluche de Drippy pequeño (calcadito a mí) y un Vademécum del Mago, muy solicitado por aspirantes a mago y coleccionistas, para que podáis echarnos un cable a Oliver y a mi en Ni no Kuni. Para aquellos que anden en Babia, el Vademécum del Mago es un libro de tapa dura que contiene la historia, la magia y otras curiosidades que se expanden por todo Ni no Kuni, con información de lo más valiosa que os ayuda a comprender el universo en el que vivo y valorar la aventura que junto a Oliboy he de correr.

Los ganadores serán escogidos por el menda, valorando sobre todo la creatividad.

No tenemos mucho tiempo, pues Shadar sigue causando estragos entre las personas de mi mundo. Tenéis siete días, hasta el 11 de febrero de 2013 a las 23:59 horas, para echarme un cable.

Recuerda, lo importante es mostrar qué te transmite el diario audiovisual que os muestro para ayudarme a encontrar a Oliver. Como recompensa a los tres más puros de corazón, tres peluches de Drippy y tres Vademécum del Mago.

¡Anda, se me olvidaba! Solo pueden participar los residentes en España, tened en cuenta que más allá de este país en el que ahora me encuentro la señal de los puros de corazón se recibe muy débilmente. Y nada de trampas, solo cuenta una participación por persona, que si no vuestro corazón se corrompe y se vuelve más negro que el carbón de reyes.

¡Vamos amigos, demostrad de qué pasta estáis hechos!

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

Ni no Kuni la ira de la Bruja Blanca


Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca, análisis, noticias, vídeos e imágenes del videojuego para PlayStation 3 desarrollado por Level-5 y Ghibli.





“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.