Una chica modifica ‘The Legend of Zelda’ para que Zelda rescate a Link

Kenna W. se ha servido de un editor de sprites para modificar The Legend of Zelda para la Nintendo de 8-bit y que esta sea la que rescate a...

the legend of zelda mod

Recientemente, un usuario modificaba el videojuego Donkey Kong para que su hija pequeña, que había jugado a Super mario Bros. 2 con Peach, pudiera usar a Pauline y así rescatar a Jumpman (Mario) de las garras del famoso gorila. Los papeles se cambiaban: La frágil princesa de barrio tomaba el papel de heroína y el príncipe de la carpintería se volvía el hombre a rescatar.

Impulsada por esta anécdota, la profesional de la animación Kenna W. se ha aventurado a modificar la ROM de The Legend of Zelda para la Nintendo de 8-bit con el mismo objetivo: que la princesa Zelda tome el papel de heroína y que Link sea el hyliano a rescatar. Al fin y al cabo no hemos sido pocos los que, tras leer por primera vez en nuestra vida el título del videojuego, nos imaginábamos a una heroína de leyenda y fantasía que no temía a nadie.

Kenna se ha servido de un editor de sprites para poner a punto el mod en tan solo cuatro días. Las pantallas del inicio y el final han sido además editadas para seguir este cambio de roles.

La joven ha decidido compartir su trabajo con todo el mundo liberando el parche, compatible con las ROM disponibles en innumerables portales de descarga de videojuegos retro, para quien se anime a revivir en esta épica aventura desde el punto de vista de una mujer. Visitad su blog personal, allí podréis descargarlo y de paso agradecerle su trabajo.

Esta vez nadie podrá echarte en cara que llames “Zelda” al protagonista de la aventura.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.