Demo de ‘Soul Sacrifice’ para PS Vita ya disponible

Ya disponible en Europa la demo de Soul Sacrifice para PS Vita. Mientras, en Japón, el título recibe una actualización con dos nuevas criaturas.

soul-sacrifice-contenido-exclusivo

 

Ya está disponible en el PSN de PS Vita la demo del videojuego Soul Sacrifice, obra de Keiji Inafune, padre de Megaman y Dead Rising, entre otras franquicias. Dicha demo incluye el primer capítulo del juego original y puede ser jugada hasta con tres amigos vía online o en el modo multijugador Ad-hoc.

Como ya adelantamos, el usuario puede guardar su progreso y retomarlo en la versión completa. De hacerse esto, el usuario recibirá en exclusiva el objeto llamado El corazón de los espíritus, que permite invocar a un golem de piedra.

La versión comercial estará disponible en tiendas el 30 de abril de 2013 a un precio estimado de 39,99€.

Mientras, en Japón ha salido una actualización que añade dos nuevos monstruos al juego.

ogro soul sacrifice 01ogro soul sacrifice 02

Uno de ellos es el Ogro, antes cocinero real que se vio consumido en sus ansias de complacer al rey con exquisitos platos. Esto provocó que se transformara en semejante criatura que ahora vaga en busca de un ingrediente prohibido mientras desgarra con su cuchillo de trinchar a todo aquel que se le cruza en medio.

enano soul sacrifice 01enano soul sacrifice 02

El otro monstruo es el Enano. Una criatura nacida a raíz del exceso de tres alegres enanos que adoraban la bebida. Bebieron tanto que al final su adicción acabó consumiéndolos, fusionó sus cuerpos con toneles de vino y los convirtió en semejante figura. Los tres trabajan como si fueran uno solo y portan dos enormes martillos.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.