‘Animal Crossing: New Leaf’: creando ropa Pokémon y modo multijugador

Nuevas impresiones de Animal Crossing: New Leaf realizadas por el equipo de Deculture.es; en esta ocasión Maia y chibisake prueban el modo multijugador.

animal crossing new leaf pokemon deculture

Mi Pokémon en tu Animal Crossing

Animal Crossing: New Leaf es el nuevo integrante de la familia de los Animal Crossing. Nos llega para Nintendo 3DS ya mismo, el 14 de junio tanto en versión física como en versión digital. Desde Deculture.es tenemos la suerte de disfrutar de este juego desde hace unos cuantos días y para haceros más amena la espera, os traemos un avance de los primeros días de nuestra vida en nuestro nuevo pueblo. ¿Queréis saber más? Pues os traemos las impresiones de chibisake y Maia:

Animal Crossing Deculture 02

Regando a la abuela

La yaya Maia

El juego empieza con una amigable charla con Fran, nuestro compañero de viaje hacia nuestro pueblo. Para los que jugamos a Animal Crossing: Let’s Go To The City, este tren ya nos suena. Como ya es rutina, nos pregunta por la fecha y hora y, una vez teniendo eso claro, empieza el interrogatorio: nuestro nombre, nuestro sexo, el nombre del lugar al que vamos, por qué nos dirigimos allí… Fran, muchacho, tranquilo. Que acabo de empezar.

Nada más llegar, un sinfín de gente nos recibe. ¿Pero esto qué es? Empiezan a cuchichear entre ellos: “oh, mira, es el nuevo alcalde“. Canela, a la cual aún no conocemos, hace su primera aparición dándonos la bienvenida, seguida de un coro grupal de saludos. Así es: nos acaban de proclamar alcaldes del pueblo cuando no teníamos ni la menor idea de que nos iban a encasquetar el trabajo nada más llegar.

HNI_0070

Todos temen a la yaya…

Como no puede nadie ser alcalde de un pueblo sin estar establecidos allí, nuestra primer tarea es buscar al tan popular Tom Nook para que nos haga una casa. Eso sí, mientras él se pone manos a la obra, nosotros tenemos que sacar dinero de hasta debajo de las piedras. Nos cobrará 10.000 bayas por adelantado y, una vez esté terminada la casa, ya nos cobrará todo lo demás. Así que toca remangarse la camisa para buscar conchas y fruta para vender hasta amasar semejante cantidad de dinero.

Una vez lo tenemos todo, casa incluida (bueno, quien dice casa… tienda de campaña provisional, más bien), nos montan una pequeña fiesta nuestros nuevos vecinos. Más que fiesta es una celebración simbólica: Canela nos acompaña a la plaza central del pueblo, donde nos pide que plantemos un árbol que irá creciendo a medida que nosotros vayamos avanzando en el juego.

HNI_0076

…o casi todos

Al día siguiente hay que seguir trabajando. En este pueblo los alcaldes no descansan (así normal que se fuera Tórtimer).  Bueno, de perdidos al río, ¿hoy qué tenemos que hacer? Por lo pronto, conseguir el 100% de aceptación en el pueblo, para que así podamos tramitar nuestra solicitud de alcaldía. Además, tenemos que conseguir unas 39.000 bayas para pagar al señor Nook, el cual ya nos habrá terminado la casa.

Tras recoger basura del fondo del mar, charlar incontables veces con nuestros adorables vecinos (pobres vosotros que no tenéis a mi preciosa Encina en vuestro pueblo) y hacerles favores como conseguirles peces o intercambiarles camisetas por muebles, y al terminar de pagar nuestra casa, Canela estará más que encantada de empezar a tramitar nuestra alcaldía. Por cierto, allá va un consejo: si quedáis con algún vecino en vuestra casa, esperad dentro. Tonta de mí al pensar “bueno, ya espero fuera cazando bichos”. He puesto triste a la pobre Tricia. No cometáis el mismo error.

HNI_0084

De viaje a islas tropicales

Además, anoche tuve la oportunidad de probar el modo multijugador, mediante el cual nos fuimos a Molonia, el pueblo de José Luis. Además de cotillear el pueblo de arriba a abajo, de robar frutas y de presentarme a todos sus vecinos, los tres que estábamos de visita y nuestro anfitrión nos fuimos a una isla paradisíaca en la cual hicimos de todo menos aburrirnos.

HNI_0085

Cuando veas a la yaya bailar, a chibi entenderás

Probamos dos tipos de minijuegos distintos (he de reconocerlo, no se me daban muy bien, ¡¡pero ya mejoraré!!), cazamos bichos, recolectamos fruta y nos pusimos hasta las botas de nadar. He descubierto que el neopreno verde igual es demasiado llamativo… pero al menos protege de las picaduras de medusa. Y cuando llegó la hora de irse, nos despedimos de Tórtimer y esposa y nos volvimos a la isla principal. Una vez allí, bailamos a ritmo de la música del DJ K.K. hasta que caímos rendidos y nos volvimos cada uno a nuestro pueblo.

En resumen, Animal Crossing: New Leaf es para mí el mejor juego de 2013. Lo siento, no es discutible. Es entretenido tanto en solitario como en multijugador, nada aburrido o lento como otras entregas de Animal Crossing pudieran parecer.

Animal Crossing Deculture 01

Poesía de la fina y elaborada

Chibisake (continuación de esta otra entrada)

La vida de alcalde es muy dura, o en mi caso, la de aspirante a alcalde, ya que a pesar de que mis nuevos vecinos de New Leaf no tardaron en otorgarme de palabra dicho título nada más mudarme, lo cierto es que ahora me tengo que ganar su favor para comenzar a realizar obras en beneficio del pueblo. Pero en casos como este, el trabajo duro se hace siempre ameno y divertido gracias a los consejos de mi secretaria Canela, las actividades que hay por hacer en el pueblo, ir de compras y, cómo no, la compañía de otros humanos que he podido disfrutar visitando otros pueblos. Pero de lo último os hablaré más adelante en esta misma entrada.

Animal Crossing Deculture 05

Visitando a los compañeros de MiAnimalCrossing

Como he de ganarme el favor de los habitantes del pueblo para operar como alcalde, me he tomado las cosas con calma y he decidido explorar a fondo las tiendas y locales por ahora abiertas en el centro comercial del pueblo: Inmobiliaria Nook, donde me están ayudando a construir y ampliar la casa, así como personalizar el exterior del edificio; la Tienda T&N, donde tienen disponible herramientas (pala, caña, red para bichos..), decorados para el interior del hogar, así como papel de regalo, cartas y, oh ¡Galletitas de la suerte con premios muy especiales!; la tienda de Hermanas Manitas, donde venden ropa y accesorios, e incluso me permiten diseñar mi propia línea de moda (ya he creado una camiseta de charmander y un vestido de Lapras, este último regalado a la yaya Maia); la el banco y oficina postal de Sol, donde enviar cartas, guardar nuestros ahorros y recibir regalos descargables; y, cómo no, el Museo del pueblo, donde necesitarán de nuestras donaciones de fósiles, insectos, peces y obras de arte. También está Reciclajes Bártulos, allí podemos vender y reciclar todo tipo de objetos y basura con tal de mejorar nuestra fama como alcalde, también tendremos un mercadillo donde vender a nuestros vecinos y amigos de otros pueblos aquellos muebles y ropa que no deseemos. Me ha dicho un pajarito que algunos de estos edificios serán ampliados más adelante, siempre y cuando sea un buen alcalde, y que algunos locales actualmente cerrados se abrirán en un futuro con la llegada de nuevos residentes. Estoy ansioso por ver pinchar a DJ Totakeke y echarme un bailoteo en su discoteca.

Animal Crossing Deculture 03Animal Crossing Deculture 04

Como en alguna que otra ocasión me siento algo perdido, me dirijo a casa de Canela para solicitarle consejos, ella me va guiando y fácilmente voy aprendiendo cómo hacer de buen alcalde. Regando las flores, atrapando bichos, recogiendo basuras, plantando árboles, agitándolos, y cumpliendo las tareas encomendadas por los vecinos poco a poco voy aprendiendo a desenvolverme en el pueblo, así como ganándome el favor de los que habitan en él. Toda cosecha da sus frutos, y aunque de vez en cuando me tope con unas avispas con ganas de juerga o se me escape un bicho o pez, la verdad es que los regalos en globo que aparecen una vez al día, las bayas y los objetos que uno encuentra hacen que merezca la pena. Poco a poco este alcande “currito” va creciendo económicamente. Además, las encuestas entre los residentes están siendo favorables, el 80% de los encuestados en New Leaf está a favor de que ejerza mis labores como alcalde y comience a darle a New Leaf ese nuevo aire que necesita. Pero hasta que no llegue al 100% no podré ponerme manos a la obra.

Animal Crossing Deculture 07 Animal Crossing Deculture 06

Aunque llegué a New Leaf  sin compañía lo cierto es que nunca me he sentido solo, el calor de sus habitantes se ve complementado por el de mis amistades (modo multijugador por StreetPass o Spotpass), que también han ido a vivir su propia aventura en otros pueblos. Es con estos amigos como más se disfruta del juego, ya que podremos visitarles viajando desde la estación de tren cercana a nuestra residencia (aunque he tenido que sacarme primero una foto del carnet en el fotomatón [Nota: en mi primera foto salí con los ojos cerrados, damn!]), siempre y cuando abran las puertas de su pueblo.

En una de estas ocasiones llegamos a reunirnos cuatro amigos. ¡Uno de ellos incluso vestía de Link y llevaba la máscara de Majora!, y fue donde la diversión se multiplicó por cuatro. Su pueblo más bien parecía una ciudad: bandera de dragón, discotecas, flores y frutas de todo tipo, muchos habitantes y, oh, incluso pases para viajar a una isla tropical donde realizar distintos minijuegos en equipo (pinchar globos con tirachinas, pesca mediante buceo, etc). Estos minijuegos recompensan con medallas a quienes se esfuerzan y superan los desafíos, y estas insignias pueden luego ser canjeadas por artículos exclusivos de aquella isla. Son a la vez cooperativos y competitivos: el fin principal es llegar a una cifra mínima (de criaturas pescadas, globos pinchados, etc.) en grupo, pero a la vez quien obtenga más puntuación recibirá medallas extra.

Animal Crossing Deculture 08

PD: me dejé ganar

Me han dicho que con esmero (recogiendo muchas medallas) y algo de suerte podré encontrar un traje de neopreno que canjear por las medallas y llevármelo a mi pueblo para bucear por sus aguas. Por ahora no ha sido posible ¡Pero uno nunca se rinde, tarde o temprano serás mío, codiciado traje de neopreno!

Al regresar de la isla, cuyo viaje de ida estuvo acompañado por una alegre canción, exploré por las tiendas para ver qué podía comprar a los habitantes, e incluso revisar los objetos que mi amigo tenía a la venta. Tras unas compras en el lejano extranjero tocaba regresar a casa. Ha sido una aventura realmente animada y divertida, y estoy seguro de que todos los que tengáis pensado emprender vuestro propio viaje a partir del 14 de junio disfrutaréis de estas novedosas características no vistas anteriormente en otros universos Animal Crossing.

Tras todo el ajetreo, es hora de descansar ya que el próximo día, sera uno nuevo. Queda por delante muchas actividades por descubrir, las cuales seguro irán llegando conforme el pueblo vaya creciendo.

Animal Crossing Deculture 09




  • Leeg

    Se os da bien poner los dientes largos ¬¬

  • No mientas, no te dejaste ganar. No engañas a nadie, niño.

    • chibisake

      yaya tómate la medicina * caricia en el moño *