El remake de ‘Sonic the Hedgehog’ ya disponible para iOS y Android

Los usuarios de iOS y Android pueden disfrutar del remake de Sonic the Hedgehog, que ya se encuentra disponible en ambas tiendas.

nd8ecwj3i2

Y seguimos con más noticias sobre Sonic the Hedgehog. Hace unas semanas os comentábamos que el clásico Sonic the Hedgehog de MegaDrive iba a salir para iOS y Android en una versión remasterizada que utilizaría el Retro Engine, motor que ya lucía el remake de Sonic CD. La fecha de salida era totalmente desconocida.

Pues bien. A partir de hoy ya no queda nada por conocer. Tanto los usuarios de Android como los de ‘la manzanita’ ya pueden disfrutarlo adquiriéndolo a través de su correspondiente Store a un precio de 2,69€. Quienes hayan adquirido previamente el título no han de preocuparse, pues recibirán una actualización totalmente gratuita.

img2349

Este remake no solo se trata de un port adaptado a la alta definición, sino que lleva consigo sorpresas muy interesantes, como poder jugar tanto con Sonic como con Tails o Knuckles, o un modo a lo Sonic the hedgehog 2 donde Tails te sigue como un zorrito faldero.

Muchos juegos de la franquicia han sido sacadas una, otra, y otra vez para todas las consolas existentes, tanto de forma individual como formando parte de colecciones de juegos de la saga o juegos clásicos de SEGA, pero sin duda alguna podemos afirmar que estamos delante de la mejor versión de Sonic The Hedgehog jamás hecha. Todo gracias a los señores TheTaxman y Stealth, que poco a poco van ganándose el respeto y el amor de los fans del erizo en sus tiempos mozos.

Sobre si saldrá en PC y en consolas de sobremesa, aún no se ha dicho nada al respecto. No se ha descartado ni confirmado.

[Actualizado] SEGA confirma que el videojuego también está disponible para dispositivos Android.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.