‘Te to Kuchi’, lo nuevo de Mizuki Kawashita (Hatsukoi Limited)

Mizuki Kawashita ha comenzado a trabajar, junto al guionista Motohito Ohsaki, en su nueva obra de la Jumpo Square, titulada Te to Kuchi (Mano y boca).

te-to-kuchi

Tal y como ya veníamos adelantando, la autora Mizuki Kawashita tenía entre manos un nuevo manga que comienza a publicarse en las páginas interiores del número para junio de 2013 de la revista Jump Square. Te to Kuchi (Mano y boca) es el nombre de esta nueva serie.

Por primera vez en la carrera de la artista, se ve acompañada de un guionista, Motohito Ohsaki. El primer capítulo tiene derecho a portada en la revista y páginas a color. Ya anteriormente se publicó un prólogo de 16 páginas en el número 22-23 de la revista Shonen Jump.

En esta ocasión se nos lleva al período Edo. Shusuke Daikokuya es un joven que acaba de entrar en la escuela de un templo. Rie es una chica de 14 años que domina el arte de la espada. Ella se casará dentro de un año con un miembro de la familia Tokugawa. Cuatro años más tarde, ambos personajes se encuentran y así comienza la historia…

Fuente: Jump Square

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • binilla

    Tiene buena pinta :D!

    • Estoy contigo tiene muy buena pinta, y parece que se desliga un poco de lo que iba haciendo hasta ahora.
      A ver si ivrea se anima a traer el resto de series de la autora y así si esdta trinfa podamos verla por aquñi tambien

  • sotomura

    le tengo miedo a Mizuki Kawashita y sus finales de manga que casualmente siempre son apresurados, asi que no me voy a arriesgar a leer un manga que despues termine mal como ichigo 100%.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.