Análisis: ‘Crash City Mayhem’

Análisis del videojuego Crash City Mayhem, la entrada de la franquicia Runabout en Nintendo 3DS que a Europa llega exclusivamente para la Nintendo eShop.

crash city mayhem analisis

Gracias a Ghostlight, desde el 9 de mayo está disponible en la eShop de Nintendo 3DS, al precio de 19,99 eurosCrash City Mayhem. Nosotros hemos podido echarle un buen vistazo a fondo y te contamos todas sus virtudes y lastres. Para los profanos en la materia, Crash City Mayhem es un juego de conducción que mezcla dos fórmulas que está más que demostrado que funcionan, como son las de Crazy Taxi y la saga Burnout. Sin embargo, que dos cosas funcionen por separado, no significa que vayan a ser mejor juntas, ni mucho menos, y es que Crash City Mayhem flojea en demasiados aspectos.

Historia

Aún siendo un juego de conducción, no deja de ser el clásico título que nos obliga a ir de un sitio a otro una y otra vez, cumpliendo objetivos a cual más disparatados, como puede ser entregar un reloj robado a unos mafiosos, o entregar a un cliente los planos para un “coche espía supersecreto“. El argumento de Crash City Mayhem, como ya os habréis imaginado, no es gran cosa, y desde luego no destaca por encima del catálogo de 3DS en este aspecto, ni tampoco sobreasale entre los títulos de conducción, así que podríamos decir que en lo que a argumento se refiere, tiene uno de esos aprobados muy muy justitos entregado casi por pura pena.

Crash City Mayhem screen 1

Apartado gráfico

Gráficamente, tampoco nos encontramos ante una joya, sino más bien todo lo contrario. En el apartado gráfico es quizá donde más duele jugar a Crash City Mayhem, y es que si al principio comparaba este juego con el clásico de Crazy Taxi, éste último tiene muchas más papeletas de llevarse el premio al apartado gráfico más cuidado, aún tratándose de un título con la friolera de 14 años a la espalda. Crash City Mayhem se hunde entre lo más bajo de los títulos de 3DS, haciendo un uso vago y pobre de los entornos 3D, mostrando unas calles cuadriculadas y prácticamente sin vida, condenando la que podría haber sido una experiencia muy divertida. La experiencia con el efecto 3D del juego roza lo pasable, ya que al estar moviéndonos por un entorno tan cuadriculado, este efecto no despertará ningún tipo de inmersión en el mismo.

Jugabilidad

Después de la intro, y suponiendo que es la primera vez que iniciamos el juego, éste nos obligará a pasar por un sencillo tutorial, donde nos enseñará que se acelera con el botón B, se frena con el Y, y podemos tirar del freno de mano con el botón R. Aunque el juego no nos explica que podemos dar marcha atrás con el botón X, no tardaremos mucho en darnos cuenta de ello, ya que antes o después terminaremos clavados en una pared. Aunque no soy un fan acérrimo de los juego de carreras, disfruté mucho de varios Burnout o Ridge Racer, donde el sistema de conducción es ligeramente distinto, pero en el caso de Crash City Mayhem simplemente está a otro nivel. Un nivel inferior a todo lo conocido. El juego cuenta con un sistema de powerups y mejoras que podremos aplicar al vehículo antes de cada carrera, pero quedarán relegados a la parte más baja de la pantalla inferior, así que muy probablemente nos olvidaremos de utilizarlos.

Crash City Mayhem screen 2

Crash City Mayhem dispone de la clásica “flecha enorme flotante” que nos indicará en todo momento por dónde debemos ir. ¿Funciona esta característica tan básica para un juego de conducción correctamente? En absoluto. Cuando nos avisa para hacer un giro, estemos conduciendo a la velocidad que sea, lo hará siempre demasiado pronto, y si decidimos tomar uno de los atajos del mapa para llegar antes a nuestro objetivo, la flecha se volverá loca, apuntando en varias direcciones y llegando a decirnos que debemos dar marcha atrás. Una vez fuera del atajo, todo volverá a la normalidad, casi obligándonos a fruncir el ceño. La amplia variedad de vehículos, que van desde una pequeña scooter hasta un enorme tanque, no compensa la mediocridad del título, ni tampoco el aliciente de ir atropellando todo lo que se mueve para sumar puntos y desbloquear extras.

Conclusión

No todo son quejas, ya que en el apartado sonoroCrash City Mayhem cumple con lo que se espera de un juego de conducción, algo de agradecer teniendo en cuenta todos los aspectos antes comentados. Si estáis pensando en haceros con el, os recomiendo que lo probéis primero, ya que bajo mi punto de vista no está orientado a un público demasiado experimentado en cuanto a videojuegos de conducción. Si en cambio os planteáis el título para regalárselo a algún niño pequeño, seguramente ellos no sean tan exigentes y saquen más partido a un título que muy probablemente decepcione a la mayoría de compradores. Además, el juego está traducido al castellano, por lo que no habrá problemas para nadie a la hora de entender los diálogos del juego.

Crash City Mayhem

Nintendo 3DS eShop
Persona 4 Golden Distribuye: Ghostlight Games (Europa)

Desarrolla: Majesco Games

Género: Acción, conducción

Fecha: 09/05/2013

PVP: 19,99€

PEGI: 12

Web oficial

Lo bueno:
– La posibilidad de destruir los coches hasta que exploten

– La música

– Buen concepto

Lo malo:
– La jugabilidad deja que desear

– Apartado gráfico decepcionante

– Precio por encima de lo que el juego ofrece


NOTA: 5 / 10