El éxito del anime ‘Ataque a los Titanes’ aumenta las ventas del manga

La editorial Kodansha ha celebrado las ventas del manga Ataque a los Titanes, que han rebasado la sorprende cantidad de 20 millones de copias vendidas.

shingeki-no-kyojin

La editorial Kodansha ha celebrado las altas ventas del manga Ataque a los Titanes (Shingeki no Kyojin), las cuales han rebasado la sorprende cantidad de 20 millones de copias en circulación en el país del sol naciente. Este éxito lo festejó colocando una cabeza de uno de los titanes que tienen una altura de 50 metros en el vestíbulo del edificio en donde se encuentran las oficinas de Kodansha. La cabeza de tamaño real tiene 4 metros de altura y 3,5 metros de ancho.

Los primeros 9 volúmenes de la historia llegaban a los 10 millones de copias en circulación el pasado mes de diciembre. Pero desde que el anime se estrenó en abril las ventas han aumentado y las tiendas de manga han seguido vendiéndolo, sumando 8,7 millones de copias desde el estreno. Por su parte, la Shonen Magazine de Kodansha ha visto como se han incrementado sus ventas un 30% en el número de mayo en comparación con anteriores números.

La historia comienza cuando hace cientos de años los humanos estuvieron a punto de ser exterminados por unos gigantes llamados titanes, los cuales solo devoran a los seres humanos. Una pequeña porción de humanos sobrevivió a la catástrofe al construir una serie de murallas mucho más grandes que los gigantes mismos, logrando que no se vieran más titanes por 100 años. Hasta que un adolescente llamado Eren y su hermana adoptada Mikasa observaron cómo fue destruida la muralla donde vivían y son testigos del terror y destrucción que hacen al ver  cómo uno de ellos devoraba a su madre.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.