En ‘Dragon’s Crown’ los pequeños detalles importan

VanillaWare ha trabajado muy duro en Dragon's Crown para hacer de él un título especial, tal es así que hasta los pequeños detalles son importantes.

dragons-crown-julio-04

En el refranero español tenemos multitud de frases que resaltan la importancia de los pequeños detalles en nuestro día a día, esos que, en conjunto, ayudan a que sea mucho mejor. Si aplicamos esta filosofía a un videojuego, vemos que estos detalles hacen que acojamos de buen gusto el título y lo apreciemos con mayor generosidad. Vanillaware ha trabajado duro para que haya muchos detalles pequeños en Dragon’s Crown, un Beat ‘em up de fantasía medieval con un impresionante apartado gráfico dibujado a mano que apunta a ser uno de los grandes títulos de nicho que despedirán la PlayStation 3, así como uno de los más punteros de PS Vita.

amazona-paleta-colores-dragons-crown

Desde Vanillaware desean que el jugador se vea vinculado a su personaje, y es por ello que ha añadido varios detalles que permiten personalizarlo. Podremos escoger entre el mago, la hechicera, el enano, la amazona, el guerrero y la elfa arquera. Todos y cada uno de estos personajes cuentan con sus propias habilidades, pero también podemos cambiar sus nombres, escoger entre cinco paletas de colores, seleccionar entre voces inglesas y japonesas (en la batalla pueden haber personajes que se expresen en inglés y otros en japonés) y opción de manejo con el stick analógico o el pad direccional.

Dragon’s Crown sale a la venta en Norteamérica el 6 de agosto de 2013 para PlayStation 3 y PS Vita, permitiendo hasta cuatro jugadores online y offline. En Europa todavía esperamos confirmación oficial de su llegada.

mago-paleta-colores-dragons-crown elfa-paleta-colores-dragons-crown guerrero-paleta-colores-dragons-crown hechicera-paleta-colores-dragons-crown enano-paleta-colores-dragons-crown

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.