Análisis: ‘DuckTales Remastered’

Análisis de DuckTales Remastered, la remasterización del DuckTales clásico de NES realizada por WayForward para PSN, XBLA, PC y eShop de Wii U.

ducktales-remastered-ptd

La serie de animación Patoaventuras (Ducktales) nace en 1987 con el lanzamiento de un episodio piloto inspirado en los cómics de Tío Gilito realizados por Carl Barks. Fue una serie considerada de riesgo debido a su alto coste pero que no tardó en alcanzar el éxito, de hecho es una de las series más longevas de Disney, con 100 episodios a sus espaldas repartidos en cuatro temporadas y una película de animación llamada Patoaventuras: La película – El tesoro de la lámpara perdida.

La historia de Patoaventuras no puede ser de lo más peculiar: El Pato Donald se alista a la Marina y deja a Juanito, Jorgito y Jaimito al cuidado de Gilito McPato, el pato más rico y avaricioso del mundo. La serie tiene varias tramas que giran en torno a varios personajes, pero la central nos muestra los deseos de Gilito por incrementar su fortuna y protegerla de los Golfos Apandadores, así como evitar que la bruja Mágica de Hechizo se apodere de la primera moneda que ayudó al viejo gruñón a levantar su fortuna. Pero por si algo destacaba indudablemente la serie era sin duda por su plantilla de personajes residentes en Patoburgo, a cada cual más pintoresco o adorable.

La serie sirvió de trampolín para la aparición de otras producciones de calidad similar por parte de Disney, como pueden ser El Pato Darkwing o Chip y Chop Guardianes Rescatadores. También dio origen a otros productos, entre los que se encuentra DuckTales, videojuego de CAPCOM para la Nintendo Entertainment System y la Game Boy que cuenta además con una segunda parte: DuckTales 2.

El videojuego sigue la premisa principal de la serie de animación: la de un Gilito que busca extender su fortuna, y para ello se lanza a la aventura hacia cinco niveles distintos: El Amazonas, Transilvania, las Minas Africanas, el Himalaya y la Luna. Dado su éxito comercial, con más de 3 millones de unidades vendidas en todo el mundo, no es de extrañar que a día de hoy muchos adultos con alma de Peter Pan le sigamos guardando un cariño especial, mas cuando fue uno de los título más destacables del catálogo de NES y Game Boy.

Por ello no es de extrañar que en estos tiempos, con la fiebre de las remasterizaciones, CAPCOM anunciara en marzo de 2013 el desarrollo de DuckTales Remastered, el juego aquí analizado, un titulo adaptado a la tecnología visual, con interesantes cambios y novedades que no hacen que pierda la esencia del original.

Análisis realizado a través de la versión para PlayStation 3.

Ducktales-Remastered-22

En DuckTales Remastered el diseño de niveles es bastante fiel al original, pero en lugar de caer en la monotonía, desde Wayforward han querido aportar una brisa de aire fresco expandiendo algunas zonas de los niveles, modificando otras e incluso implementando nuevas mecánicas, como por ejemplo tener que recoger varias monedas en el nivel del Amazonas para avanzar hacia la siguiente pantalla o los nuevos patrones que siguen algunos jefes de nivel. También contamos con dos niveles totalmente nuevos que no estaban presentes en el DuckTales original: uno que sirve de tutorial y otro de cara al enfrentamiento con el jefe final. ¡Incluso podrás darte un chapuzón en la cámara donde Gilito guarda su fortuna! Como nostálgico del clásico agradezco este gesto ya que, pese a haber llovido bastante desde que saliera el juego original, aún tenía memorizado el recorrido de algunos niveles y estas novedades invitan a detenerse a pensar cómo actuar en esas partes. Y hablando de dificultades, DuckTales Remastered cuenta, al igual que en el clásico, con tres modos de dificultad: fácil, medio y difícil.

En el juego deberemos ir de un punto A a un punto B, como en los plataformas clásicos, aunque en ocasiones se nos exigirá realizar alguna que otra tarea de por medio (como por ejemplo la ya mencionada recolección de monedas en el nivel del Amazonas). Con los diamantes recogidos podremos atesorar dinero que más tarde servirán para desbloquear material en la galería como arte conceptual y música.

El control de Gilito es a grandes rasgos bastante cómodo y responde a las mecánicas de los plataformas clásicos: desplazarse hacia la izquierda y la derecha, ascender o descender (cuando se está agarrado a una cuerda), mas el movimiento característico del videojuego, que es el salto con pogo: hace que Gilito se apoye sobre su bastón para coger impulso y que además es útil para acabar con la mayoría de enemigos, abrir cofres, romper piedras, evitar clavos en el suelo, etc. En el menú de opciones el pogo puede configurarse para que se active con tan solo pulsar el botón de acción o, bien, hacerlo al modo clásico: presionar el botón de abajo mas el de acción. En este último caso he tenido ciertos problemas, ya que el juego sí reconoce el pogo al mantener presionado en primer lugar el botón de abajo, pero si se mantiene presionado antes el botón de acción lo único que probablemente conseguiremos es perder parte de salud al caer de lleno sobre la amenaza que queríamos sortear o eliminar.

DuckTales Remastered Luna 01

WayForward Technologies (A boy and his blobShantaeHora de aventuras ¡Ey Rey Hielo! ¿Por qué nos robas nuestra basura?) es la encargada del desarrollo del título, poniendo especial énfasis en una cuidada animación 2D para los sprites de personajes y enemigos, mientras que los fondos, el escenario en sí y otros elementos como cofres y diamantes están totalmente modelados en 3D. De los fondos y el layout se han encargado Mike Peraza y Rick Evans, ambos miembros de Disney Television Animation, división involucrada en la producción de la serie de animación Patoaventuras.

Generalmente, observando el juego en movimiento se aprecia que la compañía no ha defraudado. Si bien en las imágenes promocionales se acentuaba el contraste entre las 3D y las 2D, en plena partida ambas partes adquieren homogeneidad. Los sprites en 2D son realmente coloridos y hermosos, gozando de una animación fluida, como si estuviésemos viendo la serie de televisión. Estas animaciones ganan enteros en momentos como cuando Gilito es atrapado por una planta carnívora y, para librarse de ella, comienza a azotarla con el bastón. Eso sí, hay un “pero” para mí importante, que los personajes no abren la boca durante las escenas de diálogo y en su lugar hacen gestos que se repiten una y otra vez, restando encanto y efecto en esa sensación de estar disfrutando de la serie de animación. Tampoco se puede negar que si hubiésemos tenido una aventura totalmente remasterizada en 2D el juego ganaría muchísimos puntos, especialmente porque pese a esa armonía ya citada, las partes modeladas en 3D cuentan con colores menos vivos que los sprites. Aún así, a nivel visual el juego se deja querer.

ducktales-remastered-himalaya-02

En cuanto al apartado sonoro tenemos una de cal y otra de arena. Se ha respetado el reparto de actores de doblaje de la serie de animación, pero eso sí, solo en la inglesa ya que es el único doblaje con el que cuenta el juego. Incluso para los que nos defendemos con el inglés es un pequeño jarro de agua fría, pues no se acentúa el factor nostalgia entre los que hemos crecido con otras voces totalmente distintas. Eso sí, no se puede negar que la voz inglesa de Gilito McPato, Alan Young, le sienta como un guante al personaje.

Estas voces estarán presentes en las escenas de diálogo que veremos a lo largo del juego, las cuales son novedad de esta remasterización ya que no estaban presentes en el título original, no al menos de manera tan extensa. Quienes gustéis de ir al grano y de pasar a la acción, que sepáis que estas pueden saltarse sin problemas. Gilito y otros personajes en ocasiones también harán comentarios esporádicos durante la partida, sin detener el juego.

Quienes no se manejen bien con el inglés han de saber que toda escena de diálogo, así como el juego al completo, permite seleccionar subtítulos en un castellano fiel a la serie de animación.

DuckTales-Remastered-minas-africanas-05

Pasadas las voces, toca hablar de la música, que es sin duda una experiencia increíble. Muchos recordaréis la magnífica, y por otra parte inigualable, banda sonora chiptune, en especial la canción de The Moon, una de las mejores que se hayan podido realizar para esta afición. Pues en DuckTales Remastered se ha hecho un trabajo de remasterización muy acertado, con fieles arreglos realizados por un Jake Kaufman (Shantae, Darkstalkers Resurrection) que asegura que desde los 10 años siempre ha tenido la música original grabada a fuego en la cabeza, y que por tanto no le ha sido de gran dificultad asumir el reto de actualizar dicha música.

Adoro este nuevo trabajo realizado, y aunque prefiera el original, he de reconocer que los arreglos para DuckTales Remastered son una maravilla, logrando que se me escapara la lagrimilla tras escuchar por primera vez la nueva canción de The Moon. No obstante, si a alguien no le gustaran los nuevos temas, siempre tendrá la opción de cambiar la banda sonora y activar las melodías clásicas una vez completado el juego.

La duración del juego puede ser realmente relativa. Si bien tengo parte del recorrido de la versión de NES memorizado en la cabeza, entre las novedades aplicadas y el óxido que he acumulado en estos más de 20 años no he avanzado tan rápido como esperaba en la remasterización, lo cual es desde luego positivo. No es un RPG pero como plataformas clásico está bastante bien en cuanto a duración. Eso sí, yo juego en la máxima dificultad posible, por lo que gente que guste de usar el modo fácil o normal podrían ver en DuckTales Remastered un juego bastante corto al poder superar los niveles con mayor facilidad. Es el precio a pagar por ofrecer un producto fiel al original con novedades que no emborronen su leyenda. Eso sí, al igual que el clásico, es una aventura muy rejugable, aunque a algunos pondrán cara de pera al ver esos 15€ que cuesta.

Ducktales-Remastered-08

En general estamos ante un título con especial tirón para los nostálgicos, pensado para quienes crecimos con la serie de Patoaventuras o los tebeos del Tío Gilito. Y en este perfil de usuarios está su público potencial, el que probablemente acepte mejor pagar esos 15€ por un juego visualmente hermoso y adictivo, muy bien diseñado, con una música que despierta la nostalgia, pero que debido a su fidelidad con respecto a la versión de NES se hace corto en dificultades fácil o media. Desconozco si los más jóvenes se atreverán a probarlo, pero si lo evitan estarían perdiéndose todo un homenaje a uno de los juegos más importantes de la generación de 8-bit. Tampoco habría estado mal si CAPCOM y Wayforward se hubiesen animado a incluir DuckTales 2 en esta remasterización para así tener un juego totalmente redondo.

DuckTales Remastered

PSN (PS3) / XBLA (Xbox 360) / PC / eShop (Wii U)
DuckTales Remastered Distribuye: CAPCOM

Desarrolla: WayForward Technologies

Género: Plataformas

Fecha: 13/08/2013 (PC), 14/08/2013 (PSN), 15/08/2013 (eShop), 11/09/2013 (XBLA)

PVP: 14,99€

PEGI: 7

Web oficial

Lo bueno:

– Han sabido respetar el clásico, añadiendo ciertas novedades que no empañan su esencia.

– Los sprites en 2D son una delicia, parecen sacados de la serie de animación.

– La música es toda una oda a la original, es simplemente maravillosa.

Lo malo:

– Es un juego que depende mucho del factor nostalgia.

– No contar con fondos ni escenarios realizados en 2D, que los personajes no abran la boca al hablar.

– Que no se hayan esmerado en incluir DuckTales 2 para así hacer una edición remasterizada redonda.


NOTA: 8 / 10

Wayforward Technologies


Compañía Wayforward Technologies, desarrolla videojuegos.