‘Deathigner’: a la Pequeña Muerte le gusta la costura

Deathigner es un cortometraje de animación realizado en Taiwán que tiene como protagonista a la Pequeña Muerte, que prefiere la costura a quitar vidas.

Deathigner

Con un diseño de personajes y un estilo artístico digno de una película de Disney, tengo el placer de presentaros Deathigner, un cortometraje de animación muy tierno realizado por estudiantes de la Universidad Nacional de Bellas Artes de Taiwán.

En ella vemos a una Pequeña Muerte que ha de pasar su examen de caza de almas en una escuela situada en el Triángulo de las Bermudas, ante los ojos de su padre y el de otros compañeros y respectivos progenitores que también simbolizan la muerte en otras culturas. Sin embargo, a él (es un chico) no le gusta matar, y prefiere otro tipo de diversiones menos macabras.

Pese a lo breve que resulta, el cortometraje destaca por ser adorable, emotivo y asombroso.

Deathigner ha sido realizada por los miembros del Departamento Multimedia y de las Artes de Animación durante su tercer y cuarto año de estudio. El corto está arrasando en Asia, y ha llegado incluso a salir en el telediario de Taiwán.

Según me han comentado personalmente los chicos del proyecto, Deathigner invita a todo el mundo a perseguir sus propios sueños y no seguir los sueños de futuro que nuestros padres dictan para nosotros. Un soplo de libertad aderezado con ternura.

Disfrutad de esta pequeña joya:


Aquí el Cómo se hizo: