La moda japonesa de poner falda a figuras de personajes masculinos

En Japón ha surgido una nueva moda: ponerle falda a las figuras de personajes masculinos usando una goma para el pelo. El resultado: de lo más divertido.

figura japon falda 02

En Japón sí que saben divertirse con cualquier cosa. Una de las locuras que más fuerte está pegando ahora mismo entre los usuarios de Twitter de aquel país va sobre ponerle faldas a las figuras masculinas que uno tenga en su colección y hacerle una foto para compartirla en las redes. ¿Y cómo se le pone una falda a una figura sin tener que confeccionarla? Pues usando gomas del pelo elásticas, así de sencillo.

Hay que reconocer que a los personajes de JoJo’s Bizarre Adventure estas faldas tan cuquis les sientan de fábula. No os perdáis las imágenes porque no tienen desperdicio:

figura japon falda 05 figura japon falda 12 figura japon falda 10 figura japon falda 11 figura japon falda 14 figura japon falda 08 figura japon falda 13 figura japon falda 07 figura japon falda 06 figura japon falda 15 figura japon falda 09 figura japon falda 04 figura japon falda 16

figura japon falda 01 figura japon falda 03

Bonus:

figura japon falda 17 figura japon falda 18

Epic Bonus, Kaworu se prepara para una noche con Shinji:figura japon falda 19

Imágenes: Heisuke666, Yoruzuya_4628, hyap820, crimson448, mofu2dd, Rummyo_o, aabbccdd_a, shirono4, kuragebomb, _kaki__, son178, 420MinMin, ei_1i, nuuya618, 770bb, mairice, tukunosuke, 0503Harumi, 89mix, jiwajiwaneta.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

Evangelion


Noticias sobre las franquicias Neon Genesis Evangelion, Neogénesis Evangelion y Rebuild of Evangelion por GAINAX y Khara.





“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.