Estos peculiares entrenadores te retan a un combate Pokémon

Entre los fans de Pokémon X y Pokémon Y ha surgido una nueva "fiebre": la de recrear escenas de combate con personajes de series anime y otros videojuegos.

Pokémon X Y combate 03

Pokémon X y Pokémon Y han introducido numerosos cambios y novedades en la franquicia de los “monstruos de bolsillo“, algunos más acertados que otros, pero en general los fans se muestran satisfechos con la sexta generación estrenada en Nintendo 3DS.

Uno de los aspectos más llamativos de estas entregas es sin duda la de poder ver, antes de entrar en la batalla, el arte de aquellos entrenadores y líderes de gimnasio que te retan a un combate. Tan llamativas son estas ilustraciones que algunos artistas ya se encuentran realizando sus propias parodias protagonizadas por personajes procedentes de la cultura popular japonesa, más concretamente del manga, el anime y los videojuegos. Estos proceden de franquicias como The Legend of Zelda, One Piece, Ataque a los Titanes, Puella Magi Madoka Magica, Gintama y DanganRonpa entre otros. Incluso hay quien se anima a introducir a personajes totalmente originales.

A continuación os dejo con algunos ejemplos procedentes de Pixiv, por si os ha gustado la idea y necesitáis inspiración para sumaros a esta curiosa y original “fiebre”:

Pokémon X Y combate 01 Pokémon X Y combate 04Pokémon X Y combate 05Pokémon-X-Y-combate-13 Pokémon-X-Y-combate-10 Pokémon X Y combate 12Pokémon-X-Y-combate-06 Pokémon-X-Y-combate-02 Pokémon X Y combate 11 Pokémon X Y combate 09 Pokémon X Y combate 08 Pokémon X Y combate 07

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.