Izumi Matsumoto comparte una ilustración inédita de Madoka Ayukawa

El maestro Izumi Matsumoto, autor de Kimagure Orange Road, compartía recientemente una hermosa ilustración inédita de Madoka Ayukawa.

madoka ayukawa 2013

A través de su blog personal, el maestro Izumi Matsumoto compartía en el mes de noviembre una ilustración hasta ahora inédita de Madoka Ayukawa, una de las protagonistas del manga Kimagure Orange Road, un manga con uno de los triángulos amorosos más famosos de la Shonen Jump y de la industria en general, considerado además La Biblia de la juventud de los años 80. Por si fuera poco, Madoka fue el amor de muchos japoneses y españoles que de pequeño pudieron disfrutar de la serie animada.

Matsumoto nos muestra a una Madoka de perfil que mira seriamente hacia el cielo. Se aprecia además un trazo limpio y firme, muestra de que se encuentra en una buena época, donde la enfermedad que le persigue desde el accidente que tuvo de pequeño parece no darle mucha guerra en la actualidad.

La ilustración fue compartida antes de visitar la Pacific Media Expo 2013, celebrada en Los Ángeles. En su blog, el maestro pide disculpas por no haber actualizado su blog desde hace unos meses, y es que entre el trabajo, los amigos, el tiempo de ocio y la rehabilitación ha estado bastante ocupado.

La ilustración es prueba de que Izumi Matsumoto aún tiene muchas sorpresas que darnos a los fans de Kimagure Orange Road en cuanto a ilustraciones, que espero que sean muchas.

Kimagure Orange Road


Kimagure Orange Road, manga y anime de Izumi Matsumoto que relata el triángulo amoroso entre Kyosuke Kasuga, Madoka Ayukawa e Hikaru Hiyama.





  • Kipik

    TIene demasiado flequillo, la cara aplastada…

    • Vhsephi Kamiya

      en el manga es mucho peor…

      • chibisake

        Ese es el argumento habitual del que no ha pasado de los primeros tomos. Matsumoto comenzó la obra con dibujos bastante sencillos y fallos técnicos, pero es de esos autores que pegan un salto de calidad enorme en el dibujo conforme pasan los tomos. Otro ejemplo de un mangaka así: Hirohiko Araki, que aunque tenía más madera, el dibujo no tenía ni punto de comparación con las virguerías (en sentido positivo) que logró en sagas posteriores.

        • _-H-_

          Para más referencias,ver el capítulo que hizo en color (más guarrete,por cierto).
          Y yo queriéndome pillar el artbook de los 25 años de YS a drede para tener las ilustraciones de los primeros (primerísimos) YS,con ese estilo tan ochentero (y tan artesanal,por cierto).

          • chibisake

            Ese capítulo lo tengo yo en revista (la última reedición que sacaron con páginas a color), en uno de los artbooks de Matsumoto y creo que también en un CD que acompañaba a otro de sus artbooks xD De los dos primeros seguro al 100%, del último tendría que mirar.

          • _-H-_

            Sí,originariamente salió en un CD ese cómic,con color infográfico y tal (Matsumoto lo recalcaba orgulloso). Ahí se ve mejor el dominio que hay de los cuerpos,tambien se aprecia la tremenda “mejoría” en su estilo (y lo digo entre comillas,porque,pese a estar tan mal visto por algunos,el estilo más ochentero es el que más me gusta a mí,mas redondito,todo más abombadete (este capítulo del que hablo salió en el 97 si mal no recuerdo). Anyway, nunca me pareció que dibujara mal este hombre.

    • chibisake

      Tanto el peinado como el rostro son estilos distintos. Ten en cuenta que en los 80 el pelo se solía dibujar así o incluso más abultado. Lo de la cara no tiene nada de malo.

      No obstante hay que recordar que la enfermedad ha afectado bastante al maestro a la hora de avanzar en su estilo de dibujo, el cual en esta ilustración es perfecto ya que lo que comentas son cuestiones meramente subjetivas.

  • Vhsephi Kamiya

    “compate” XD?

    hubiera preferido a Emiru…

    • chibisake

      ¿Emiru? ¿No será Hikaru?

      • Vhsephi Kamiya

        que mal estoy XD cierto cierto

  • _-H-_

    Ainss…a mí esta señora me ha robao el corasón.

    Desde luego,disfruté mucho leyendo el manga,y me quedé algo vacío al terminarlo. Era todo una metáfora de los 80. Termina el manga,terminan los 80… -___-”

    Como diría Jim Lee: “80’s rocked”