Camiseta de ‘Sailor Moon’ para hombre

Si alguna vez sentiste muy por dentro ser la versión masculina de Tsukino Usagi, ahora es tu oportunidad con la camiseta para hombre de Sailor Moon.

camiseta sailor moon hombre

Las ansias por vender todo lo vendible a los fans de Pretty Guardian Sailor Moon no conoce límites. Ejemplo de ello es la camiseta que véis sobre estas palabras y que, lejos de ser una broma hecha en Photoshop o fruto de una mente guasona, es un producto totalmente oficial.

La camiseta de Sailor Moon para hombre puede adquirirse en tiendas como CDJapan a un precio de 6825 yenes (47€). Nunca el luchar por el amor, la justicia y las bragas de Patricia le salió tan caro a un hombre.

INB4, salones del manga con escenas como esta:

sailor moon hombres

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Manu-G

    Hay que ser muy hombre para llevar esto por la calle.

    • David Benjamin Moreno Sanchez

      de verdad hay que tener los huevos mas grandes del mundo para usarla, mi respeto al que se la compre y mas sisale a la calle.

  • Juan Martínez Guerrero

    De vez en cuando salen algunas chulísimas en qwertee con temática ‘Sailor Moon.’ Infinitamente mejor que ésa.

  • hyoga33

    A mi me hace tanta gracia y me parece taaaan friki q me la pondría.

  • Sergio Alonso Egido

    Yo soy homo y ni con esas me la pongo, ya que friki no soy menos.
    Sólo hace falta ver los marcapaquetes de arriba para ver si hay algun hetero, el de verde puede disimular, pero el resto.
    Por cierto yo si amo Sailor Moon.

  • Dewprism

    Si bien no me gusta el diseño, habiendo remeras para mujeres de Gundam o Hokuto no Ken, ¿porque no podría haber de Sailor Moon para hombres?

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.