‘Godeath’ #1 muestra su portada española de la mano de Ivrea

De la mano de Ivrea nos llega el diseño de portada para el primer volumen de Godeath en su edición española, manga de Yuji Shiozaki (Ikkitousen).

Godeath 1 ivrea

Desde la editorial Ivrea han compartido el diseño de portada definitivo para el primer volumen de la edición española de Godeath, manga de Yuji Shiozaki (Ikkitousen).

De Godeath supimos por primera vez durante el XIX Salón del Manga de Barcelona, cuando la editorial la desveló al público y ya desde entonces se confirmó su salida para enero de 2014. En total este seinen se compone de tres volúmenes.

Godeath 1 japanese

Transcurre el siglo 18 en Napoles, Italia. Una chica llamada María vive pacíficamente en la ciudad, pero ella es mucho más de lo que aparenta. Es como una diosa de la muerte, con una espada que lo corta todo. ¿Pero qué es exactamente ella? ¿De dónde viene y cuál es su cruel destino?

La más reciente obra del autor de Ikkitousen, Yuji Shiozaki. Una serie de acción con mucha violencia, muchos desnudos y un enorme nivel artístico, digno de Shiozaki.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Joaquín Teepo

    Letras horizontales que le tapan los pechotes y que a su vez se cruzan con letras verticales… me parece una portada echada a perder, y lo digo sin saber como es la original japonesa.

  • Max Force

    La de Ivrea está demasiado “cargada” con tantas cosas que le pusieron….en la original se puede ver que el título está en forma vertical, y en la de Ivrea no solamente lo dejaron igual, sino que lo volvieron a poner pero en modo horizontal…para qué!?!?! si ya tenés el titulo en la tapa, para qué lo vas a poner dos veces!?!?! :S

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.