Reseña: ‘La Chica a la Orilla del Mar’

Una obra sensacional editada por Milky Way Ediciones

Hoy en día encontrar un ápice de realismo y humanidad en las obras de ficción es una tarea casi imposible. Los clichés del manga, unidos a unos remarcados estereotipos del lector, dejan entrever la dificultad de apostar por obras diferentes, destinadas a un público menor, pero no por ello despreciable. Más aun, cuando ese público tiene la capacidad de expandirse. Y eso es lo que me gustaría que hicieseis con Umibe no Onnanoko —editada en unas condiciones maravillosas en España recientemente por Milky Way Ediciones bajo el título de La Chica a la Orilla del Mar—, expandir su campo de acción.

Porque la acción en Umibe es de una belleza absoluta. Quiero decir, que si alguien necesitara una idea de belleza para dar razón al resto de cosas bellas, esta obra sería una buena forma de empezar a construirla. Qué es bello y qué no lo es es algo discernible, pero a veces, la peor de las situaciones encierra en sí una parte de esa belleza. Inio Asano consigue rodear a su obra de un aura de belleza irresistible, con unos trazos y unos paisajes en sus viñetas dignos de uno de los mayores artistas japoneses del momento.

Pero no sólo eso, esa extraordinaria facilidad de reflejar situaciones no se limita a un dibujo que destaca sobremanera. Quizás sea a través de experiencias personales, de documentación, o quién sabe, de imaginación. El caso es que Asano logra con La Chica a la Orilla del Mar darnos una buena hostia de realidad, de complejidad social y de muestra pura y dura de la juventud actual; te guste más o menos, la comprendas o no, que lo que tenemos en nuestras manos es un reflejo coetáneo de ésta es algo indiscutible.

Y esa es, pues, la belleza que transmite Umibe, una que no se puede ver a simple vista pero que existe de principio a fin. La pérdida existencial de la adolescencia es un episodio patente en nuestras vidas. Asano no nos está contando ningún cuento; de hecho, nos está representando a nosotros mismos a través de personajes contrapuestos que luchan por ganarse su espacio en un entorno cruel y desesperanzador en el que no iban a ser menos a la hora de sufrirlo en sus carnes. Koume Sato, una chica desengañada que busca sexo por puro placer, y Kosuke Isobe, un chico, que decide seguirle el juego a Sato a pesar de sus palpables reticencias en este tipo de prácticas.

La trivialización del sexo por parte de los protagonistas como un acto meramente físico se saca a relucir; mientras, los sentimientos juegan un importante y decisivo papel que desestabiliza el escenario. No todo es tan fácil. Después de todo, de igual forma que Sato e Isobe lo son, somos personas, y como tales tenemos la capacidad de sentir, de experimentar, y por qué no, de tropezar en las piedras de siempre y de volver a levantarnos perjurando que será la última vez que cometamos el mismo error.

Asano reproduce a la perfección los estragos de dos adolescentes en su deriva instrospectiva, junto al conjunto de personas que les rodean, en todo un ejercicio de exhibición de capacidades narrativas por parte del autor. Esto nos lleva a un cómic capaz de cobrar vida propia y darle una patada a cualquier libro súper ventas costumbrista para adolescentes, un cómic capaz de, en menos de 200 páginas y a expensas de la llegada del segundo y último volumen próximamente, hacernos sentir cosas de verdad, reales. Y eso no lo consigue cualquiera.

Reconozcámoslo, todos sabemos contar historias, pero hay personas como Inio Asano, que lo hacen francamente mejor que el resto.

La Chica a la Orilla del Mar
Lo mejor
  • Dosis ingentes de calidad en un manga que deslumbrarán a todo aquel dispuesto a darle una oportunidad.
Lo peor
  • Que no lleguen obras de esta calidad argumental más a menudo, capaces de demostrar todas las posibilidades que ofrece la expresión artística.

La chica a la orilla del mar


La chica a la orilla del mar (Umibe no Onnanoko / うみべの女の子), manga de Inio Asano editado en España por Milky Way Ediciones.





  • Sawako2502

    ¡Es una obra verdaderamente genial! Y la edición es perfecta. ¡Me ha encantado! Si es que todavía no la habéis comprado no sé que rayos estáis esperando!!!!! XDDDD

    • binboda

      a que lo tengan una mejor destribucion y pueda comprarlo en librerias de girona XD

      yo aun no me e decidido, el manga me gusta mucho pero no soy muy amigo de comprar manga por internet.

      pero bueno no les culpo, es una recien editorial XD…espero que traigan mas mangas del autor y otros y algun dia con trabajo y humildad esta editorial este a la altura de Norma o Ivrea, de momento han comenzado muy bien!

      saludos a todos

  • _-H-_

    Me ha encantado la reseña. Todo el mundo hablando bien de esta obra,pero no sabía por qué. Ahora lo tengo más claro. Voy a hacerme con ella. Si la pillo en la web, me llevaré marcapáginas y póster. :)

  • Moroboshi

    Ayer dejé un comentario que fue publicado y hoy ya no está. En él me quejaba de la traducción, muy mediocre y llena de fallos y trazos del castellano latino, pero sospechosamente tenéis publicidad de la obra y claro, hay que decir que la edición es perfecta, ¿eh, Sawako? Se ve que nunca habías leído nada en castellano ibérico y debe de parecerte normal.

    • chibisake

      He mirado en la lista de “eliminados” de Disqus (la cual no puede ser editada) y no aparece el mensaje. El caso es que yo había visto tu comentario y te había respondido (específicamente al tema de “lindo”, que sí se usa en España), y dejando sin responder a lo demás, pero misteriosamente ha desaparecido. Creo que ha sido problema de Disqus, por lo que eres libre de volver a verter el comentario.

      Por otra parte, muy feo eso de acusar gratuitamente. Que tengamos publicidad no nos convierte en esclavos de nadie.

      • Moroboshi

        El lindo se usa en España pero no abusando como el traductor en este caso y en el sentido de “mono”. Puede que haya acusado erróneamente, pero entre que llegué a ver mi mensaje publicado y que tenía un contenido controvertido sería hasta comprensible que me lo eliminarais, razones había para pensar mal. Disculpas en cualquier caso.

        Lo único es que me sorprende que no solo no se hable de este puñado de errores, muchos de los cuales clamorosos, sino que la poca gente que habla de la edición la tilda de “maravillosa” o “perfecta”. Increíble.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.