‘Senran Kagura Burst’ contra el machismo

Opinión sobre la polémica que gira en torno a Senran Kagura Burst y el machismo, desde el punto de vista de personas que ven la obra como pura ficción.

Senran Kagura Burst machismo

Creía que después del maravilloso —nótese la ironía— artículo de la Revista Oficial de Nintendo del Reino Unido, donde se afirma gratuitamente que Senran Kagura Burst daña a la industria de los videojuegos debido a que sus voluptuosas mujeres de ficción degradan a la industria, este fantasma ya había desaparecido, básicamente porque al juego se le estuvo dando bastante bombo a nivel europeo y no saltaron nuevas polémicas de relevancia.

Pero no, parece que las mentes cuadriculadas, de los que solo ven o blanco o negro y se olvidan de todo el espectro de colores que el ojo humano puede llegar a ver, siguen por ahí vivas, confundiendo realidad con ficción, y lo que es peor y aún más peligroso, cometiendo la falacia de comparar la realidad con la ficción, y algo aún peor, confundirlas.

Senran Kagura Burst

En el timeline de Deculture en Twitter se atacó a la web —o a la distribuidora española, a saber, que con esas faltas de ortografías uno nunca sabe— por dar a conocer la noticia de la llegada a Europa de Senran Kagura Burst, así como de su imagen de portada, se recibió por parte de una persona un “dais pena” precedido por un “esto es al machismo lo que un cartel de “primero los nacionales” para el racismo. Vamos, como si te hablaran del tiempo y en medio de la frase te soltaran un “rojas mangas verdes”. Y es que si juntamos edad temprana y mente nublada por política se acaba así, con una mente cuadriculada que te saca a Hitler hasta para decirte que le has dado mal el cambio.

Quienes anden un poco fuera de contexto con respecto al juego, que probablemente seáis pocos, cabe destacar que el título es un videojuego para Nintendo 3DS que cuenta con chicas jóvenes instruidas en las artes shinobis que, bajo la esencia de un beat ‘em up de scroll lateral, contiene elementos ligeramente picantes —No olvidemos que el juego cuenta con PEGI 16— al perder sus protagonistas femeninas jirones de ropa conforme van recibiendo daño, hasta el punto de quedarse en bikini. Todo ello ofrecido de manera ligeramente discreta para no perder sus factores más importantes: la diversión y el humor.

Lo que probablemente haya provocado esa ira en dicha persona podría haber sido la llamativa portada. En todo caso, este diseño de portada ni lo han escogido los chicos de BadLand Games ni lo hemos puesto nosotros, es algo que se ha impuesto desde la localizadora Europea, Zen United, situada en el Reino Unido, por lo que no hay justificación alguna para dichos insultos. Cabe destacar que yo soy de los que opinan que dicha imagen de portada se la podrían haber ahorrado y haber puesto en su lugar otra, como por ejemplo la japonesa, donde se veían a todos los personajes femeninos que intervienen en el juego en lugar de un par de pechugas, recordemos, ficticias.

Senran-Kagura-Burst-JP-Cover

Los argumentos de esta persona, que se exponen porque por desgracia es un pensamiento que es compartido por otras, han acabado titubeando entre la comparación con consignas racistas, tratado como propaganda y como trampolín para fomentar el machismo y el uso de la mujer como florero u objeto.

Vuelvo a insistir en que este artículo no va dirigido a una sola persona, sino a una idea colectiva que no hace mucho ruido pero que gusta de ponerse etiquetas sobre qué es lo correcto y qué no lo es confundiendo conceptos y tratando el arte, la ficción, como si fuera realidad e ignorando lo falaz e ignorantes que resultan estas afirmaciones. De hecho, nada más recordarle que hablamos de un producto de ficción llegó otro adalid de los que trazan para sí mismo y con tiza la línea de lo correcto y lo incorrecto para decir que es de incultos hacer mención de la ficción pues esta no elimina cualquier tipo de responsabilidad.

Considero de importante gravedad esta última afirmación, pues en ella recae todo el peso de la ignorancia cuando un videojuego levanta la polémica. Es muy importante saber separar la ficción, por grotesca que sea —que no es el caso— de la realidad. Rambo hacía estallar media selva solo con echar una meada y McGyver te construía la Estrella de la Muerte a raíz de una partida guardada de un Zelda de la CD-i.

Dejando a un lado que estamos ante mentalidades que juzgan por el prejuicio a raíz del envoltorio —da igual que sean aficionados o no al anime y los videojuegos, y detallaré esto más adelante— y no se fijan en que no estamos ante un hentai de tentáculos —que tampoco sería razón para levantar escándalos— sino ante un beat ‘em up con un puñetero PEGI 16, hay que tener cuenta la gravedad de este tipo de afirmaciones, pues nunca se han dado evidencias directas ni estudios que demuestren que juegos como estos fomenten o conviertan a sus jugadores en machistas o, como seguro que piensa alguno, en pervertidos seres aislados de la sociedad con ansias depredadores. Solo hay que ponerse en la absurda situación de una chica normal y corriente, homosexual, con su pareja estable que, de repente, juega al Senran Kagura Burst y ¡Pum! se convierte en una machista gracias al cursillo de adoctrinamiento de las chicas shinobi. Muy coherente todo, sí señor.

Poniéndonos más serios, hay que tener en cuenta que la imagen de la mujer no se denigra en ningún momento. Vuelvo a remitirme a las idioteces vetidas en la Revista Oficial de Nintendo asegurando que “se ofrece una imagen estereotipada de la mujer” recurriendo nuevamente a la falacia de que todas las mujeres de los videojuegos japoneses —porque de repente las chicas de Leisure Larry y Lara Croft han dejado de existir— se muestran con una silueta que no corresponde con el mundo real. ¡Señores, que con la imagen masculina también se ofrece una imagen estereotipada, que todos los tíos en la inmensa mayoría de los casos son malotes o guaperas de buen tipín y musculotes! Y es que, vuelvo a repetirme de nuevo, estamos ante la ficción. No niego que soy de los que piensan que añadir algún personaje regordete no estaría mal, pero tampoco me rasgo las vestimentas por no ver a una tía entrada en curvas en un videojuego. De eso no tratan los videojuegos.

Bayonetta-2-pr0n

Luego dicen que estudiar arte no sirve de nada, pero parece ser que en este país te ayuda a apreciar algo que otros ignoran. Recordemos que, al igual que con todo producto de ficción audiovisual, estamos ante una maraña de dibujos, ilustraciones y polígonos que representan una figura humana, pero que no es una figura humana. Son personas que no existen haciendo cosas que no existen. A menos que se muestre un videojuego con fines propagandísticos para tratar a la mujer como una fregona con patas, el videojuego no esconde valores morales algunos, ni tampoco los persigue, solo busca entretener bajo una temática concreta, y en este caso son jóvenes y adultas que son shinobi en una sociedad actual.

Lo más grave de todo esto, y ya me desligo por completo de los dos comentarios a los que hacía referencia en un primer momento, es que estoy seguro de que hay personas que pueden llegar a pensar, sin ser del todo conscientes, de que este tipo de juegos influyen a la hora de crear una sociedad machista y que incluso los que juegan pueden llegar a serlo. Es como si, animado por toda la literatura que gira en torno a la figura de Jack el Destripador, te apeteciera escribir una historia de ficción libre de valores éticos y morales, centrada en un asesino en serie, y de repente te convirtieras en un asesino o una persona que promueve y fomenta los asesinatos. ¿Veis coherencia en eso? Es más, ¿En cuántos videojuegos, cómics y películas mueren personajes? ¿Veis que la gente clame al cielo por la muerte de algún personaje secundario en una obra de terror? No, porque asimilamos que aquello que ha pasado no existe, no es real, es pura ficción, y nadie en su sano juicio va por ahí matando a los demás como si de Freddy Krueger se tratara. Ahora aplicad este sencillo ejemplo al mundo de la proyección de la mujer… ¡Y por qué no, el del hombre también! en una obra de ficción sin carga moral o de adoctrinamiento. ¿Veis que no es tan complicado?

Situaciones como estas se han repetido en innumerables ocasiones, a la cual más absurda. Bayonetta fue una de esos personajes que levantó polémica, por ser una chuloplaya con tetas y vagina, por tener un par de ovarios bien puestos y por ser una parodia del típico personaje chuloputas de cualquier película o videojuego. Y lo mejor de todo es que este personaje fue diseñado por una mujer. El caso es que al final parece acabar siendo más machista quien vierte este tipo de acusaciones que quien disfruta perfectamente de su juego y luego lo deja aparcado para irse a la cama y darle las buenas noches a la parienta no sin antes un cariñoso beso de buenas noches. Y todo se debe a una mente perversa e ignorante con lo que es ajeno a lo que ellos consideran normal, el habitual desprecio a lo “diferente” y que llama la atención. No es culpa de la obra, sino del prisma desde que el cual se está contemplando.

Mimi Yoon Powerpuff Girls

Esto también me recuerda a un caso reciente relacionado con una polémica portada de las Super Nenas.  A una mente sucia y perversa, concretamente la del señor Dennis L Barger Jr, se le ocurrió la brillante idea de aprovechar sus influencias para criticar una ilustración especial que la artista Mimi Yoon, cuyo trabajo está reconocido por dar fuerza a la idea del poder femenino, había realizado. Él acusaba a la artista de “sexualizar a niñas preadolescentes como si fuera un pervertido escritor de fanfic de los que circulan por internet“. Todo por mostrar a personajes femeninos en látex. Con la polémica servida, Cartoon Network retiró final mente la portada para no dañar la imagen de la compañía. ¿Queréis saber cuál era la meta real de la autora? Mostrar la feminidad de la mujer, hacerla ver como un personaje con valores, fuerza personal y a la vez belleza.

Mi objetivo era el de ilustrar unas Super Nenas modernas, influenciadas por la cultura pop, pícaras (que no eróticas), que acaban de derrotar al señor del crimen y lo tienen tumbado en el suelo. Sí, las chicas llevan trajes de látex ¿Y qué? ¿Acaso no todos los superhéroes con superpoderes llevan látex?

Desgraciadamente, el cómic nunca llegará a las tiendas. Sí, estoy muy decepcionada porque una mente pervertida decidió ver en esta imagen lo que su sucia mente conjuró, y ladró lo suficientemente alto. Peor aún, se aferró a los niños y usó como excusa la protección de los menores para salirse con la suya. ¿Se cree este que los niños son tan imbéciles como él?

harley queen ecchi

Por supuesto en Senran Kagura Burst no se exponen estos valores, pero la intención del ejemplo es la de hacer ver lo que una persona puede llegar a distorsionar la realidad y aprovecharse de la ignorancia de los demás para dañar una imagen, da igual cuál sea. De hecho, un ¡ZAS, en toda la boca! que este señor se lleva viene de Elizabeth Pearson, quien muestra a este hombre una imagen del cómic Batman igual de pícara y asegura que lo leyó de niña y creció de manera sana porque sus padres le enseñaron a diferenciar lo correcto de lo incorrecto.

Y esto no es todo, abajo una imagen del señor Dennis L Barger Jr, que tanto se preocupa por la imagen de la mujer preadolescente y la seguridad de los niños, en una situación que se contradice con su moral. Cortesía de Mimi Yoon en un acto de justicia universal:

Dennis L Barger

Este tipo de mentalidades suelen intentar proyectar la imagen de que lo sucio e inmoral es aquello a lo que atacan, pero no se dan cuenta de que el problema lo tienen ellos mismos. Y el motivo de este extenso artículo no es solo defender esta sana afición, así como los juegos japoneses, sino hacer ver que se está atacando algo por no pertenecer al rebaño. Que ahora está de moda criticar los juegos japoneses, pero que antes pasó lo mismo con los juegos de conducción y violencia tipo Carmageddon o Grand Theft Auto, que antes que esto se atacaba al Heavy Metal por satánico, y que antes que esto se decía que los juegos de rol de tablero incitaban a los niños a matar porque se creían enanos con hachas y guerreros con espadas. Y no es una ironía, los veteranos del mundillo sabrán de más que esta lacra ha estado siempre presente, solo que atacando a un objetivo distinto en cada ocasión y aprovechando el desconocimiento de terceros para arrastrarlos en su cruzada contra aquello que no ven normal. La única diferencia es que antes, como dirían en las películas, el enemigo lo teníamos fuera de casa. Ahora lo tenemos dentro, con gente dedicada a atacar esos productos de la industria que no consideran “normales”.

senran-kagura-burst-contra-machismo

No quiero terminar sin dar paso a la opinión de un par de compañeros del mundillo: Hazustark, que seguro que lo conoceréis por Blog is War, y Plusichan, una chica que gusta del humor y que también trabaja en cosas de Satán como es el mundo de los fanzines.

&nbsp

@Plusichan

plusichan avatarHola, soy Plusi, soy chica y me gustan las chicas, y reservé Senran Kagura Burst hace dos semanas. Si a esta frase pensáis “y qué”, perfecto, pasad de mí y leed la siguiente opinión. Si no, continúa conmigo.

La opinión de mucha gente, sobre todo chicas, se puede resumir en “ESTE JUEGO ES MALO PORQUE OBJETIVIZA A LAS MUJERES Y LAS TRATA COMO OBJETOS SEXUALES”, así, en mayúsculas, a lo Tumblr. ¿Por qué? ¿Porque tienen tetas grandes, jugosas, y que botan? ¿Porque cuando reciben daño se despelotan? ¿Por escenas casi lésbicas gratuitas? Mierda, todo lo que me gusta. Bitch please.

No, de verdad, si vuestro argumento es que el fanservice degrada a las mujeres, ¿por qué no cogéis también el argumento inverso? Free! era una serie sobre machos medio despelotados y un claro ejemplo de fanservice y nadie se ha quejado porque degrada a los hombres. Si la idea es la igualdad entre sexos por qué la gente se queja sobre el fanservice en Senran Kagura y no sobre el de Free! (por poner un ejemplo, vaya).

No quisiera convertir unas pocas líneas de una opinión en un monólogo, pero mi opinión es esa: la gente se toma las cosas demasiado a pecho. A pechos, en este caso.

Y ahora de verdad: he leído que el gameplay es bastante bueno. Si no, hubiese pasado del juego y hubiese visto solo el anime (que por cierto acabé dropeando).

 

Hazustark

HazustarkNo hay que ser ningún experto en videojuegos para darse cuenta que uno de los pilares principales de la franquicia Senran Kagura es la sexualización de sus personajes. Chicas jóvenes, de grandes pechos, con las que el jugador puede deleitarse la vista y no solo porque le puedan llamar la atención, también porque el propio juego incita a ello desnudándolas y dando la opción de verlas desde cualquier ángulo posible.

El lanzamiento de Senran Kagura Burst en Europa ha levantado ampollas, alzándose muchas voces que critican al título de sexista, denigrante, insulto para la mujer, degenerado y muchos adjetivos más que no le desean el éxito precisamente. Lo curioso es que, en el fondo, las chicas del juego no existen, y no son más que una representación en 2D y 3D de unos cánones que no se encuentran en la vida real. Por mucho que puedan ser apetecibles sexualmente para algunos jugadores, algo para lo que han sido diseñadas, no dejan de ser fantasía. Pese a todo, no son pocos los que alegan que el que no sean reales no libra al juego de todos esos adjetivos, que fomenta el machismo y que convierte a la mujer en un mero objeto sexual.

¿Podemos negar la evidente sexualización de los personajes del juego? Por supuesto que no, pues como ya he comentado, el mismo juego vende eso como uno de sus atractivos principales. ¿Va a convertir este juego en violadores o machistas a sus jugadores? Evidentemente, no. El juego está calificado como PEGI 16, un “para mayores de 16 años”. Cualquier jugador de esa edad o más que decida hacerse con el título lo hará porque le gusta su temática, y esto incluye tanto la acción como las voluptuosas chicas. Ha de mostrar ya interés por la sexualización para tener interés en el juego, con lo que la misma no tendrá influencia alguna sobre su forma de pensar. Y qué decir del acceso de los infantes al título que otros critican, cuando son los padres los responsables de vigilar aquello a lo que juegan sus hijos.

La idea de convertir en un crimen algo tan sencillo como entretenerse unas horas con un videojuego, es una muy peligrosa. Un videojuego no tiene ningún objetivo adoctrinador, está creado para divertirse, para entretenerse, para hacer sentir al jugador unas emociones concretas, tal vez incluso para inducir un poco a la reflexión, pero no para lavar el cerebro a nadie. Los seres humanos somos influenciables, y más aun los niños y adolescentes, no podemos negarlo, pero convencerse de que un simple juego puede influir tanto en una persona como para provocar ciertas conductas indeseables en él, es reducir al absurdo su entorno. ¿De verdad puede tener más influencia pasar unas cuantas horas jugando a un videojuego que todo lo que te rodea?.

Las ideas sobre machismo y mala imagen de la mujer son solo un intento de culpar a un videojuego de los problemas de nuestra sociedad, algo que no proviene del juego. Las chicas del juego son mujeres fuertes, independientes, y capaces de enfrentarse a sus problemas gracias a sus habilidades. No son desvalidas damiselas que necesiten la ayuda de un hombre cuando están en apuros. No son mujeres débiles. No son objetos. Son las protagonistas.

En cualquier caso desde aquí quiero dar la razón en cierta medida a todos los detractores del juego, porque estoy sinceramente convencido de que cualquier hombre que juegue a esto, tenga ya cierta edad o sea todavía un joven muchacho, acabará con la misma idea tras superar el juego: “Me gustan las tetas”. Y todos sabemos que eso será por influencia del juego, porque tradicionalmente las tetas no han gustado nunca a los hombres.




  • Kei00

    Y siguiendo esa premisa, juegos como los GTA promueven la violencia, la discriminación, el abuso y venta de estupefacientes, el crimen organizado, etc. Las etiquetas PEGI™ están ahí por algo, haced el favor de leerlas antes de comprar un juego. Sí consideráis que la etiqueta no refleja el contenido del juego, en el manual tenéis la dirección de contacto. Si os apetece quejaros igualmente… adelante. Por cierto, este comentario es 18+

  • Manu-G

    A cualquier random con la misma mentalidad que se relata aquí ¿Si se lee Canción de Hielo y Fuego denunciará a George R.R. Martin?

    Me hace gracia esa gente que demoniza los estereotipos en los videojuegos (sean japoneses, americanos o de donde vengan) y luego se masturban salvajemente con el porno, donde muchas actrices parecen ser versiones reales de las chicas del Senran Kagura.

    • Judg

      Tu comentario es gracioso porque la mayor parte del porno es machista, y eso lleva denunciándose desde la lucha feminista desde los 70 como poco. Y Martun es todo lo contrario, no veo por que ningun/a feminista iba a molestarle CDHYF, si una de las muchas virtudes que se le atribuyen es la posición de los personajes femeninos.

      • chibisake

        Curiosamente una posición que también comparten los personajes de Senran Kagura, no del mismo modo pero sí equivalente.

        • Judg

          ¿Disculpa?¿En que se parecen los personajes femeninos de Martin a los de Senran Kagura?

          • chibisake

            Se supone que hablamos de posiciones, no de parentescos. Que los polígonos estos no son princesitas a las que rescatar.

      • Manu-G

        Bueno, hay ciertos pasajes que, en personas como las que se relatan en el articulo verían machismo (cuando Robert ningunea a Cersei públicamente, el intento de apartar a la mujer del trono etc). No con ello digo que Martin sea machista, pero gente cerril con ganas de polemizar lo verá así.
        Luego lo del porno, lo digo por aquellos que se sorprenden de las exageradas proporciones de personajes venidos de oriente y las actrices neumáticas son lo mas parecido a ese modelo.

  • snow

    Senran Kagura, un videojuego, y remarco lo de videojuego, llega a occidente -> saltan las alarmas.

    Bayonetta? Catherine? Yakuza? las cantidades ingentes de otomes, yaoi, etc que se consume? La violencia por un tubo que existe en los videojuegos y los padres se pasan por el forro de los cojones, hablando mal, comprando a sus hijos juegos peores que una guerra real??

    Os voy a decir lo que es, esa gente que critica Senran Kagura, unos hipócritas. Todos ellos.

    El juego enseña tetas, ¿y que? Acaso tienes que decir que es correcto o no en el mundo de los videojuegos?? Por suerte existen multitud de mercados, con diferentes demografías, y Senran Kagura apela a un mercado nicho y a un tipo de público. No te gusta? Pues te vas a recoger amapolas al campo.

    ¿Que a medida que vas luchando en el juego las ropas se van haciendo jirones? Es malo también? Acaso pusiste el grito en el cielo cuando en DRAGON BALL, Goku y compañia se rasgaban todas las vestiduras? Porque una mujer, que digo mujer, una mujer ficticia lo haga es sexista, si lo hace un hombre, no pasa nada.

    Lo dicho, hipócritas todos.

    • JotaMDE

      Te doy toda la razon, sobretodo en la parte de los padres que permiten comprar por ejemplo GTA V a un crio de 10 años y luego se quejan de que es violento etc.

  • Kipik

    Sigo pensando que es una auténtica basura de juego que poco más tiene que ofrecer a parte de ecchi barato y gratuito. En fin, disfrutadlo los que aguantéis semejante basura.

    • chibisake

      No es el tema del artículo, pero gracias por el aporte. Se trata una mentalidad, una corriente de no-pensamiento donde todo lo japonés que muestre tetas es el cáncer. Dragon’s Crown es una jodida maravilla con miles de referencias culturales y recibió la misma tanda de palos por parte de este tipo de gente.

  • Jaume Rodriguez Peralta

    Pues yo estoy en una encrucijada, el juego no me interesa lo más mínimo pero parece como si nos hubieran puesto a prueba a los occidentales como diciendo:
    ¿Tenéis los huevos necesarios para comprar nuestros videojuegos?
    Espero que no sea eso… porque no me lo voy a comprar y no quiero que dejen de traer sus videojuegos a occidente D:

    Sobre el tema, ok. Nada en contra del juego, disfrutadlo los que gustáis de tal género.

  • Kapisketo

    Pues que sepais que yo desde que vi el anime cada vez que me encuentro una mujer por la calle le arranco la ropa.
    Ah cierto, desde que jugué a GTA le he cogido el gustillo a matar golpes a los policías que me encuentro por la calle.
    Y por supuesto gracias a la genia obra Macbeth de Shakespeare he aprendido que en la vida para ascender hay que matar a espadazos a todo aquel superior a uno mismo.

    Sinceramente, tenemos a nuestro alcanza más de 2000 años de cultura literaria en la que las temática más habituales son el asesinato y el sexo y nos escandalizamos por cualquier cosa actual pero no por tener cuadros y estatuas en los museos con gente en pelotas con cientos de años?

    PD: Mi redacción apesta, pero estoy vago.

  • Blinky

    Jaidefinichon

  • Natsume.

    Excelente articulo señor mio, claro, conciso y directo, y aunque sabemos que la mayoría de los detractores no pasaran del 1º párrafo si es que llegan a leerlo, este es un texto al que poco se le puede “contestar”.

    Hipocresia, esa es la clave del asunto y de lo que adolecen esos “defensores de la mujer”, pero me gustaría ver que pasaría si este texto hablase del Lolicon en lugar de la sexualizacion de la mujer en un juego, por que los argumentos son básicamente son los mismos (ficcion, no hace daño a nadie, no adoctrina). Al final todos acabamos siendo hipócritas en un aspecto u otro

    Pero bueno ese es otro tema, por mi parte un +1000 por este articulo.

    • chibisake

      A ver, con el tema de “defensores de la mujer” hay que ser delicados y no generalizar. Yo me considero feminista y he aprendido mucho sobre la historia de la mujer y su lucha por la igualdad gracias a una pareja que tuve que tenía la cabeza sobre los hombros y sabía separar perfectamente las cosas. Esta gente no es defensora de la mujer, es gente que se posiciona ahí intencionadamente (o por ignorancia) para aprovechar y criticar destructivamente sin conocimiento.

      Pasa lo mismo cuando mencionas que el hombre puede ser maltratado o torturado por la mujer, que algunos se creen que les estás quitando derechos a la mujer maltratada… es decir, que te saltan al gaznate gente EN CONTRA de la igualdad de géneros y que se ríe de tí porque “igualdad para la mujer pero luego a la hora de la verdad mi pensamiento es que el hombre es el dominante y el fuerte y no puede ser maltratado”.

      Un ejemplo reciente de una mujer que, obsesionada con un periodista, cometió una barbaridad:
      http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/dos-detenidos-por-asalto-esposa-hija-periodista-deportivo-paco-gonzalez-3073750

      De igual modo esta gente piensa que el juego fomenta el machismo y que corrompe a los menores (con su PEGI 16 y todo), sin darse cuenta han labrado en su cabeza una mentalidad con un porcentaje de machismo y otro de hembrismo. El cuerpo del hombre idealizado, su puto culo, su pecho, se puede explotar en películas y videojuegos con tal de captar a la mujer (se hace desde que se descubrió el potencial del mercado femenino en la industria) y joder “qué bueno que está”, y no pasa nada. Ahora, lo mismo para una mujer y BUM! machismo. ¿Dónde coño se impone el poder del hombre sobre la mujer en este juego cuando lo que tenemos son solo tías y además con un par de ovarios bien puestos? Es más ¿Dónde quedó aquello de que el juego no es un jodido hentai sino un beat ‘em up, por lo que estos elementos son únicamente un complemento que no buscan transmitir valores sino mostrar historias absurdas.

      En Japón es raro la chica joven o adulta que tiene una talla de pechos grandes, muchas veces se utiliza esto último para crear personajes ficticios que se alejen claramente de la figura corriente de la mujer para, precisamente, dejar constancia de que estamos ante algo ficticio, que no existe, y que no busca encontrar su sitio en la realidad. Esta clara diferencia se rompe en occidente pues aquí sí es más común ver a chicas con busto generoso, y son las mentes corrompidas las que llegan a la conclusión de que se utiliza para soltar la frustración de la sociedad japonesa, y demás pantomimas.

      Por suerte NO TODAS las mujeres ni todos los hombres que luchan por el feminismo son así, pero cuesta quitar la lacra a los que se apuntan a esto como si de modas o de ir al gimnasio se tratara. Muchas veces tampoco es que sea culpa de esta gente, simplemente tienen la cabeza tan cuadriculada con lo que se graba a fuego en la sociedad a través de los medios que salirse de eso crea confusión, miedo.

      TLDR: No todos los que se proclaman defensores de la mujer son feministas, ni tampoco todas las feministas son cáncer (faltaría más).

      • Natsume.

        Exacto, el problema de defender una idea activamente como el feminismo o cualquier otro es que solo se puede defender bien y con cabeza si entiendes que defiendes y por que lo defiendes, el problema es que la gente suele defender las cosas sin entender la base del problema, o que coño esta defendiendo por que no han hecho el proceso mental que le lleve a encontrar una razones razonables para esa defensa, simplemente repiten la consigna, toma para si los valores morales de esas ideas y las defendera a muerte y al final eso acaba desembocando en una mentalidad mas radical, en el tema del feminismo el Hembrismo, evidentemente no siempre, hay embristas que han llegado a esa conclusion con razonamientos y sencillamente es que son fundamentalistas, pero no deja de parecerme “gracioso” la cantidad de gente que defiende una idea, sea cual sea, pero cuando les dices “explicamente o razoname las razones, y que significan esas consignas que repites” y sencillamente no saben hacerlo.

  • Dani Blue Rhythym

    Con respecto a una de las primeras frases, no creo que sea malo comparar realidad con ficción, mucho menos una “falacia”… con respecto al resto del artículo, completamente de acuerdo, y si esos que critican al juego por dichas razones tienen tanto tiempo libre, que mejor hagan una campaña contra “mujeres, hombres y viceversa”, que ahí podrían despotricar para rato y con razón, que no pierdan el tiempo con un videojuego coño, que se les ve concienciados con la mujer…

  • Judg

    No es por nada, pero la opinión de Hazu da una impresión bastante distinta a los demás.

    Dicho esto, nadie puede negar que el juego sea machista. Eso es así. No es porque salgan tetas, a todos nos gustan las tetas. Se objetiviza a la mujer, no por el fanservice, sino porque las chicas solo están ahí para ser desnudadas. Es el objetivo primordial del juego. Comparar Senran Kagura con Bayoneta, esa escena de Harley o la ilustración de las supernenas me resulta ridículo, porque el problema no es la sexualización. Ninguno de esos ejemplos está convirtiendo a las mujeres en objetos, más bien es al revés.

    Aparte de eso, esta el hecho de que, por se machista, no tiene porque crear machistas, ni por que te guste vas a ser machista. Como ejemplo, podría poner el lolicon: No se puede negar que el hentai lolicon es pedofilo, pero no por ello sus lectores son pederastas.

    Sí, el juego puede ser divertido. Sí, puede gustaros. Sí, el juego es machista. No, no sois machistas porque os guste.

    Por Laurielle: http://31.media.tumblr.com/eef543042af8e80ac6e305b7b87532ec/tumblr_mq6wb5UyGA1qmdqyro1_500.jpg

    • chibisake

      Sigues malinterpretando la finalidad del artículo (aunque cada uno expresa su opinión). El artículo es una crítica a quienes afirman lo que este producto, según su mentalidad, fomenta. ¿Fomenta el machismo? No, de hecho ninguna de las situaciones sobre la tira de humor que expones se dan en el juego, y me abruma que sí veas relación del mismo con el cómic y no con Bayonetta o las Supernenas cuando la conexión entre los tres productos están detallados para que el lector no se descarríe. Tampoco se trata a la mujer como complemento, carga o objeto de la prepotencia de ningún personaje masculino. Recordemos que hablamos de tías que se sirven de armas para repartir castañas en el enemigo, y donde la pérdida de ropa se debe al recibir un daño que no otorga beneficios jugables al jugador (como aumento de poder) y que es perfectamente evitable. Y sobre todo, hablamos de tías que no son tías, son polígonos que ni siquiera buscan asemejarse a una mujer real de carne y hueso, y hablamos de un juego que no trata de desvestir a la chica, sino de avanzar pantallas derrotando al enemigo.

      De vuelta a la tira, porque no deja de parecerme curiosa, a mí, que tanto me gusta darle a la cabeza, se me ha ocurrido cambiar los roles, que la tetera sea un tetero y que el muñeco sea una muñeca. Qué irónico que, con los roles cambiados, la cosa siga igual. Esto es debido a que se tocan clichés muy generalistas. Muchas veces este tipo de tiras tan poco concisas son más contraproducentes que ejemplificadoras porque no están elaboradas de manera sesuda, recurre a tópicos para contentar. Aunque una cosa sí es cierta, el tópico original que me muestras es más común en la ficción occidental y podría ser aplicable en varios productos. Sin embargo en Japón esto está superadísimo y tienes de todo, sea el héroe hombre o mujer y se cumplan o no lo mostrado en la viñeta. Y es algo cultural, por desgracia aquello que no está normalizado en la sociedad de un país (en este caso el cómic y los videojuegos) suele (siempre hay excepciones) estar acaparado por el hombre, y si bien no todos los autores hombres caen en los ejemplos de esta tira, sí que se cumple más al ser el porcentaje de autores populares masculinos mayor al femenino. En Japón no sé cómo andarán de porcentajes, pero pocas mujeres no hay precisamente.

      De nuevo con Senran Kagura, recuerda que hablamos de personajes activos, no pasivos, personajes que luchan, preparados para la acción, y no princesitas Disney a las que rescatar.

      Sobre el resto es repetir lo ya escrito. Confundir e interpretar la ficción como si fuera la realidad es un error. Por mucho que tú veas a una mujer, aquello no es una mujer. No existe, son polígonos, e incluso lo que intenta representar esa figura poligonal no busca asemejarse a una chica joven o a una mujer de la vida real. Puede que aquí haya chicas con busto generoso, pero en Japón eso no es muy común en edades jóvenes, y al mostrar ese generoso busto en el juego se busca intencionadamente alejarse de la imagen real de la mujer, precisamente para evitar esa odiosa comparación. El problema es que aquí esa intención se pierde al existir chicas con esa fisionomía y, al no comprender la cultura ajena y juzgar desde la propia, es cuando se ve algo de peor manera. Pero no deja de ser ficción carente de ningún tipo de mensaje, es puro fanservice.

      Estoy de acuerdo con que se busca atraer la atención aprovechando el encanto de la figura de los personajes, pero por lo recién comentado es imposible afirmar que se objetiviza a la mujer, porque no son mujeres. Háblame del porno de imagen real, donde sí que se transmiten muchas veces ciertos valores de dominio del hombre sobre la mujer u, ojo, de la mujer al hombre, y te daré la razón. Aquí ni se transmiten los mensajes del porno ni hay mujer objetivizada porque el personaje no conecta con el mundo real. No sé si me entiendes, si existieran estos mensajes e ideas como los hay en algúnque otro anime, te podría dar la razón al haber un vínculo entre lo real y lo ficticio que pudiera inculcar o transmitir una idea, pero aquí eso no existe.

      Por otra parte muchas veces con ese tipo de argumentos, se acaba por afirmar de manera indirecta, aunque no se persiga, que el hecho de mirar a una mujer con ojos golosos (ojo, sin pasar más allá de la línea del respeto), es decir, que te mole una tía por el físico, o simplemente te atraiga, es machista. Y eso a su vez convertiría a la mujer homosexual en… ¿Machista? O incluso una mujer que tenga ojos para un hombre que le guste ¿Es hembrista? Es absurdo.

      Por otra parte entrado en el terreno donde has querido llevar el debate, que no era ni mucho menos el tratado en el artículo (fomentar =/= ser), que Senran Kagura contenga elementos sexistas no lo hace un producto sexista , estás cayendo en el mismo error de los que acusan a Bayonetta y la portada de Las Supernenas de sexista (y unas cuantas barbaridades más, pero bueno), al igual que una muerte o asesinato de un personaje importante de una novela no convierte a esta en una novela fatídica o sobre asesinatos… puede ser un romance con toque de drama que acaba en final feliz. Por supuesto que habrá productos audiovisuales que toquen elementos sexistas y sean sexistas, porque esa es su meta, pero ni aquí, ni en Tomb Raider (a otra a la que le bailaron las mareas, ya que estamos), se ofrece un producto sexista aunque pueda haber elementos en ellos, al igual que en una novela romántica haya capítulos más oscuros pero que no impiden que sea un producto alegre y colorido.

  • Superlod

    Por alusiones, y dado que soy parte implicada, me veo
    obligado a contestar. En primer lugar da bastante vergüenza ajena que para
    intentar desacreditar a voces contrarias a vuestras opiniones dejéis caer que
    aquellos que difieren con vosotros tienen una capacidad cognoscitiva reducida.
    Sobre todo porque es mentira. Yo fui uno de los criticó a la web y no vi
    ninguna falta de ortografía. Es más, se criticó a la web no por dar a conocer
    el juego, sino por defender todo lo que representa, que es una total y absoluta
    infamia.

    También es curioso como el autor se toma la molestia de dedicarle unas líneas
    para “explicar” la temática del juego y terminar sentenciando que lo
    tangencial del título es la diversión y el humor. Pues no señor, lo tangencial,
    lo importante, el núcleo, es la tremenda sexualización a la que han sido
    sometidos los personajes femeninos hasta el punto de acabar convertidos en
    estereotipos denigrantes.

    Las presuposiciones/inferencias construyen al enunciador como
    sujeto. Quizá el estudio autor de este juego no sea machista, ni hayan creado
    este título con el machismo en mente; pero al intentar atraer a un tipo de
    público han acabado cayendo en un machismo y una misoginia vergonzosas. El
    problema es que esta idealización denigrante, al ser presupuesta fuerza a la
    complicidad a los demás destinatarios. Tu intención, tu meta al a hora de hacer
    algo, no importa absolutamente nada, porque las imágenes te indican cómo tienen
    que ser leídas, tal y como se ha demostrando en infinidad de artículos y
    estudios sobre psicología y sociología. Por tanto, si, este juego es machista.

    Algunos habéis hecho comparaciones de este juego con otros,
    como GTA, o con libros, como los de Juego de Tronos. Intentar establecer alguna
    similitud entre Senran Kagura y dichas obras es, sencillamente, estúpido. GTA y
    las obras de Martin ejemplifican una parte de la sociedad que existe, bien sea
    ambientándolo todo en la realidad o en un mundo fantástico. En dichas obras ni
    se miente, ni se idealiza ni se desvirtúa nada. En cambio este “juego” usa por bandera una sexualización
    estereotipada de los personajes femeninos con el único fin de hacer negocio con
    ello. Ya no es solo que la imagen que den de las mujeres sea total y
    absolutamente reprobable, sino que encima usan esa imagen por pura
    mercadotecnia para llegar a la gente.

    Y bueno, ya eso de haceros eco de esa foto del tal Dennis
    para intentar desacreditar su juicio es una falacia del tamaño de Rusia. Parece
    mentira que alguien sea tan sumamente disminuido como para aceptar como válido
    ese no-argumento.

    Y por cierto, si tuvierais un mínimo de integridad,
    coherencia y honestidad como web no solamente atacarais a quien os critica,
    sino que también pondrías el foco sobre aquellos iluminados cuyo argumento para
    defender esta infamia de juego fue “soy
    experto en manganime y videojuegos, estoy más capacitado que tú” o “la gente
    como tú sois los que luego pegáis a las mujeres”. Pero claro, me imagino que
    decir eso iría contra el objetivo del artículo, que es conseguir que cuatro
    lectores os den una palmadita en la espalda para aumentar vuestro ego.

    • chibisake

      Tu primer párrafo ya te describe perfectamente en el artículo. Muchas gracias por destaparte tal cual y tan pronto.

      Un saludo y abre esa mente, te ayudará a no tergiversar la realidad.

      • Superlod

        Responder a un comentario sin haberlo leído entero, solo tres líneas, dice bastante de ti. Qué cosas.

        • chibisake

          “dice mucho de tí”

          A tanta madurez no llego. Gracias por facilitarme el trabajo al desacreditarte tú mismo. Cuidemos los egos para la próxima.

          • Superlod

            No aceptas críticas, ni te lees los comentarios y vas dando lecciones de madurez. Ajá, muy coherente todo.

          • chibisake

            Oh, un “y tú más”. Vamos mejorando, pero aún te falta un poquito para llegar a troll.

            Cuando crezcas un poco, digamos llegues a los 25 años (agradecería que fuera madurez mental) y aprendas a dialogar y tolerar lo que no comprendes en lugar de escupir insultos y acusaciones gratuitas repletos de falacias ad hominem (lo que se esconde tras lo que llamas crítica) quizás me digne a hablar con alguien tan intolerante y cerrado de mente (¡Qué curioso, precisamente lo comentado en el artículo! ¡Hasta te describes a tí mismo!). Mientras, dedícate a jugar al GTA en tu Xbox, que ahí por supuesto a las mujeres se las tratan como princesas. Tanta hipocresía moral es que me empacha.

            Un besito y buenas noches.

          • Superlod

            Sinceramente alguien que ni se digna a leer algo antes de contestar y que incluso le achaca a los demás algo que él mismo hace pocos motivos tiene para defender nada. De hecho, si te hubieras leído mi comentario verías que no digo ni una sola falacia, algo que tu sí, ni soy intolerante ni cerrado de mente, algo que, de nuevo tu sí.

            Es más, ¿quién te crees que eres para dar lecciones de diálogo y respeto? ¿Quién te crees que eres para situarte a ti mismo en un escalón superior cuando no lo estás? ¿Quién te crees que eres, en definitiva?

            Ah, y desde siempre he aborrecido la saga GTA, pero hablar desde la ignorancia veo que te resulta bastante gratuito y sencillo.

          • chibisake

            Es irónico ver cómo utilizas la manera en que he escrito tu actitud, siempre agresiva, y curiosamente cada vez va a más (lo cual no casa mucho con la razón) para intentar echármelo en cara bajo la filosofía de “el último siempre tiene razón”. Por otra parte vuelves a caer en la hipocresía de tachar a alguien de que no se ha leído lo de los demás cuando te acabo de decir que así ha sido, quizás los nervios te están jugando una mala pasada. Y eso es lo que ocurre cuando se viene a insultar y descalificar en lugar de aplicar la razón como lo han hecho otras personas.

            Acabas de usar una nueva falacia en tu anterior comentario (de hecho en todos los que has vertido lo has hecho de manera banal, empezando por la primera cita que te he dejado más arriba), intentando apelarme una situación de superioridad y ego. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

            Comentario tras comentario, actitud agresiva tras actitud agresiva, sigues descalificándote a ti mismo. No te tomes como un insulto el texto sino una crítica, progresa, aprende a no juzgar bajo un solo prisma (el propio) y quizás en el futuro te des cuenta de tu actitud.

            Dicho esto, ya sabes que por mi parte dejo este absurdo.

          • Superlod

            De agresiva nada, cada letra la he escrito con mucha tranquilidad y frialdad. Y no es que el último siempre tenga la razón, es que no veo por qué debería no contestar.

            Como digo, no es que te tache de habértelo leído, que lo hice en el primer comentario, sino que por no habértelo leído todo tu comentario se cae por sí solo. No hay por donde cogerlo. Pero bueno, no sé a qué viene decir que vengo a insultar/descalificar cuando lo que vengo es a criticar y a defenderme pues, como he dicho, soy una de las partes implicadas que has mentado.

            Y dos apuntes: decir que tienes aires de superioridad no es una falacia y, por otro lado, has usado mal apelar en el segundo párrafo. No tiene un significado apropiado para esa frase.

            Y ese último párrafo deberías dirigírtelo a tí mismo, pues te describe a ti, no a mí.

          • chibisake

            Tendré dioptrías, pues no veo la palabra apelar en mi comentario. Lo que sí veo es que ahora has relajado tajantemente el tono después de hacértelo saber, tan mal encaminado no iría.

            Nuevamente un comentario “y tú más”, marca España sin duda. Lo dicho, aplícate lo comentado en el anterior comentario que sin duda te vendrá muy bien. Quizás leerte las cosas dos veces y no ver demonios donde no los hay (¡Qué curioso, lo que te ha ocurrido con este juego!) te ayude a despejar y descuadricular la mente.

    • Fabel

      Demuestra usted tener conocimiento nulo sobre el juego y una cultura ajena a la suya, juzgando además desde la suya propia que es ya de por sí, y como le han recordado, una falacia basada en la ignorancia, aunque no le culpo pues es común entre quienes juzgan una cultura ajena desde la propia, algo que si no me equivoco se estudiará en la Filosofía de la ESO o Bachillerato de hoy en día.

      Dice usted que no se miente en GTA o en Canción de Hielo y Fuego. Tomemos GTA. Recordemos que la ficción, aunque persiga la parodia, no deja de ser ficción, una mentira, una historia que no existe. Se explotan además los estereotipos de las sociedades, se idealiza el culto a la violencia sin llegar a proyectar el mensaje de estar ante algo que “es bueno”. Recordemos además que el trato que recibe la mujer en este juego sería incluso más denigrante y vejatorio que este “juego”, un beat ‘em up con un sistema de juego de la vieja escuela, un streets of rage de toda la vida, por lo tanto atrevámonos a quitarle esas comillas. Y muchos aspectos que, según la perspectiva adquirida, podrían considerarse negativos. Es por ello que su justificación es, sin ánimo de ofender, hipócrita.

      El caso de la violencia en los videojuegos, así como las muertes y otras temáticas grotescas, fueron superadas hace años frente a argumentos idénticos al suyo. No lo tome usted como un ataque, simplemente le estoy diciendo que lo que usted acaba de intentar justificar se esgrimió también antaño con estos juegos, cambiando la mujer por la violencia. Y a pesar de no ser un texto tan bien estructurado como los de antaño, era igual de dañino y perverso.

      Y todo ello fu esuperado hace años porque predominó el sentido común, se aprendió que estamos ante algo denominado ficción y que, pese a retratar parte de la sociedad americana, busca burlarse de ella. Aún así, si pretendiese ser realista, seguimos hablando de un producto que nos muestra algo que no existe, con coches que no son coches, casas que no son casas y personas que ni mucho menos lo son.

      Senran Kagura, este juego objeto de su ataque, y le remitiré a comentarios vertidos por el autor del artículo, posee personajes que han sido diseñados para evitar la idealización de la mujer porque en Japón, que es el mercado para el cual fue desarrollado el juego, no abundan mujeres con esa anatomía (grandes pechos). La imagen idealizada de la mujer por el hombre japonés no es la misma que en España, donde el ideal de mujer son las curvas y los pechos generosos. Alli las mujeres con grandes pechos se suelen sentir acomplejadas pues no entran dentro del denominado 大和撫子 (yamato nadeshiko, la personificación del ideal de mujer japonesa). Se hace imposible de este modo que se transmitan semejantes valores o lo que usted está afirmando porque se está huyendo de ello. Quizás le sea difícil de comprender porque romper con barreras culturales es un proceso que lleva tiempo porque es necesario mentalizarse de ello. Explicado esto se llega sencillamente a la conclusión de que los personajes ni son humanos, ni tenemos a una mujer, como tampoco un personaje femenino de Avatar lo es, porque estamos ante una entidad surgida de la ficción, entonces lo que se está explotando es una figura de pelo gris o verde que ni es una mujer ni pretende representar o idealizar a la mujer. Insisto que cuesta asimilarlo, pero la prueba de ello son esos tarados japoneses que se encierran en sus casas para jurar amor y fidelidad eterna a un producto 2D, mirando con desprecio a la mujer real. Claramente es una persona que no está mentalmente en condiciones, pero es lo que hay detrás de ella y su comportamiento lo que prueba que las chicas de Senran Kagura no son humanas, no son chicas humanas, no construyen la imagen de mujeres humanas como sí lo hacen Ryu Ga Gotoku o Grand Theft Auto, crean otro tipo de humano, esa entidad a la que me refiero. Quizás así entiendas mejor la finalidad del artículo presente en esta entrada.

      Y con todo esto dicho es cuando, espero con sinceridad, que vea usted cómo su comentario se derrumba por sí mismo. Por otra parte es incoherente y falaz servirse de una prueba aportada por una artista como Mimi Yoon frente a una persona, ese tal Dennis, que la ataca del mismo modo que usted lo hace contra el juego y Deculture, para realizar un intento de desacreditación al autor del blog ¿No se da usted cuenta de que es parte de la historia? Sin acritud, o es usted muy perverso o le falla la comprensión lectora. Abogaría por lo primero, nunca se debería utilizar la palabra disminuído como un insulto, pues estas personas son las que menos cobertura y apoyo reciben de la sociedad. Debería usted preocuparse primero de eso, que de verdad sí es una infamia, y luego haga siempre que quiera de abogado del diablo.

  • ags_008

    No creo q las TVNovelas y las campañas de ropa de Prestigio sean menos sexistas que Senran Kagura por favor que hipocresia la de los medios de comunicacion mainstream
    A diferencia de muchas peliculas de Holliwood,campañas publicitarias o telenovelas aqui el sexo femenino es el protagonista, pelea por sus ideales y sus batallas con valor fuerza y pechonalidad. Lo q deverdad es un crimen es la censura que le hicieron a la rubia asi hasta da asco escojer el personaje

  • Delfina Palma

    Anteayer tuve una larga conversación con Chibisake por twitter a raíz de este post y la cosa acabó en que twitter no es para extenderse porque nos perdíamos, así que me
    he venido aquí.
    Aviso a los presentes de que esto va a ser bastante largo, por si alguien prefiere hacer otra cosa o irse a por algo de beber.

    Tl; dr: el juego es sexista pero si lo sabes, sabes que el sexismo no está bien y te gusta igualmente, no pasa nada ni estás matando al sector. Tampoco pasa nada porque te guste ver tetas en general. P.D.: no estoy de acuerdo con la forma de argumentar de Chibisake en algunos puntos, porque razones.

    No entiendo el revuelo con *este*juego en concreto. No tiene nada de particular ni de especial, es el mismo rollo moe-ecchi que se traen en la industria del entretenimiento japonesa desde hace años. Me imagino que simplemente fue la chispa que prendió la mecha, ya que en los últimos tiempos el tema del sexismo -y el sexismo en las formas de ocio concretamente-se debate mucho más abiertamente que antes y de forma
    mucho más encendida.

    Que el juego es sexista? Bueno, pues sí. Veo aquí en los comentarios que eso lo tenemos bastante claro todos, pero yo estas cosas en ficción las veo un poco como las chuches: no es que sean muy saludables, pero a veces apetecen igualmente. ¿El sexismo es malo? claro. ¿Es malo que me guste una cosa sexista? En realidad no, siempre que seamos conscientes de que ese sexismo está ahí y de que es un rasgo negativo. Más adelante entraré un poco más a fondo en ese tema porque enlaza con el argumento de lo bien o mal que diferenciamos realidad de ficción, y lo poco o mucho que nos afectan los comportamientos y estructuras de la sociedad en la que
    vivimos.

    No me parece mal que se hagan juegos así. Ni así, ni más eróticos o pornográficos, o fetichismos raros, o lo que les dé la gana. Estas cosas están enfocadas a un público adulto, como creo que sabemos todos a estas alturas, y ya somos mayores para decidir si nos apetece ver tetas sin argumento, abdominales, o lo que cada uno prefiera. Como bien dice en el artículo, tiene una etiqueta la mar de hermosa en la portada que indica que estamos hablando claramente de entretenimiento para adultos ( más concretamente en este caso, para jóvenes adultos).

    (Hago un inciso también para aclarar que el erotismo no es necesariamente lo mismo que el fanservice; el fanservice no es más que una serie de elementos que se incorporan a una obra exclusivamente para complacer a los fans. Dichos elementos
    pueden ser o no sexistas; incluso pueden no ser eróticos o no relacionados directamente con el sexo.

    Un Itano Circus puede ser fanservice. Un guiño a otra serie también. Sugerir una relación entre dos personajes que sea muy shipeada por los fans. Todo eso es fanservicey no tiene que ver con planos de bragas o señores sin camiseta. )

    El juego es sexista y objetifica a las mujeres. Esto tampoco es un hecho aislado ni EL FIN DEL UNIVERSO, es un producto más dentro de una tendencia muy extendida del sector de entretenimiento que nos llega de Japón, y no es precisamente el más ofensivo que he visto. No hay más que ver el éxito de Vocaloid o Kantai Collection para darse cuenta de a qué nivel de objetificación se está llegando en el ocio japonés; literalmente, las mujeres son objetos (y en mi opinión no tiene que ver tanto con la desnudez sino con una fantasía de control, pero eso es otro tema; ni tampoco estos
    dos ejemplos son lo más ofensivo que he visto ni de lejos).

    El hecho de que los personajes sean fuertes y puedan pelear no impide la objetificación. Un personaje femenino “fuerte” no es el que reparte hostias, sino el que está bien definido como personaje. Esto es mucho más fácil de ver en obras que tienen una narrativa más desarrollada; logicamente en un beat-em-up la historia y desarrollo de los personajes suele ser secundaria, basta con adjudicar un arquetipo a cada personaje y con eso hay más que de sobra. Hoy día a los personajes femeninos de gran parte de la producción de ocio japonesa los puedes definir con una sola palabra y todos sabemos a qué arquetipo se refieren: tsundere, ojou, imouto, onee sama, yandere y demás etcétera, y los videojuegos no son una excepción.

    Que no existan personajes masculinos que las degraden activamente tampoco evita el sexismo y la objetificación; en este argumento se está obviando al espectador
    (ojo, al espectador tipo; a la persona en quien piensan los estudios al crear el juego), que es a quien va dirigido todo lo que ocurre dentro del juego, y la intención del equipo al crear dicho juego. Los pechos de los personajes dan saltitos cada vez que se mueven o hablan, y eso está dirigido al espectador. Es obviamente una parte del erotismo que hay por todo el juego (que no es ninguna sorpresa a estas alturas, ya habíamos quedado en que esto es ecchi porque tetas), como tantos otros pequeños detalles dirigidos a que los personajes alegren la vista del jugador. Tanto eso como la ropa ajustada, la pérdida de ropa en combate, los grititos, las escenas humorísticas subidas de tono y toda una serie de cosas que no son más que erotismo light y objetificación de los personajes.

    Que, insisto, no ocurre nada porque a uno le guste, pero es algo que está ahí y es muy evidente. Me preocupa más que alguien venga y diga “no, este juego no objetifica y no degrada”, la verdad. Degradar a una persona no es sólo agredirla y maltratarla; convertir en florero o en muñeca es una forma más sutil, pero sigue siendo negativa (y precisamente por sutil y porque estamos acostumbradísimos a ver esa clase de
    tratamientos a los personajes, no nos parece mal porque *no está fuera de lo común*).

    No es la única forma de hacer erotismo tampoco, así que no es “o esto o nada”; pero ese es un camino muy poco explorado de momento. ¿Por qué debería nadie plantearse alternativas a una forma de entretenimiento a la que no le ve ningún problema?

    Vamos al argumento de que es ficción y por tanto no influye al no ser real. Esta argumentación es un clásico especialmente entre los que somos aficionados a determinadas formas de cultura popular; ¿quién no ha defendido alguna vez una serie
    ultraviolenta explicando que ver unos dibujos no va a hacer que salgamos a la calle a matar gente? ¿O que jugar a rol no te vuelve psicópata? consumir determinados productos de ficción no van a convertir a nadie en algo que no es, mucho menos de una forma tan extrema y dramática.

    Estoy completamente de acuerdo en que hay que saber separar realidad de ficción. El pensamiento crítico es una de las habilidades más necesarias y a la vez menos
    desarrolladas. Por supuesto, es una habilidad que debemos desarrollar como espectadores y consumidores; los autores pueden crear lo que les dé la gana (mientras sea legal en sus paises, claro) y es cosa nuestra entender lo que vemos, leemos o escuchamos.

    El caso es que hay cosas que son muy fáciles de identificar como ficción, y por tanto separarlas de nuestra visión del mundo real. Sabemos que matar gente no está bien
    y que tiene unas repercusiones horribles, con lo que -paradójicamente- nos solemos sentir cómodos con las representaciones de violencia ficticias. No son más que una fantasía que se puede disfrutar sin complejos y que a nadie en su sano juicio se le ocurriría trasladar a la vida cotidiana.

    Sabemos que no se puede volar, que no hay gente con superpoderes por ahí suelta y que no hay dioses de la muerte con katanas pegando saltos por los tejados de algún pueblo de Japón.

    Hay otras cosas que sin embargo resultan menos obvias como ficción -y me vais a permitir que me cambie de medio un momentito para explicarlo mejor. Esto lo pueden
    atestiguar entre otros los informáticos y la policía científica, que llevan años lamentando el daño que ha hecho CSI a la percepción general de sus respectivos trabajos, por poner un ejemplo. O la cantidad de dálmatas que se compraron -y posteriormente abandonaron- tras el estreno de la película de acción real de Disney.

    ¿No debería ser obvio que la labor de la policía científica puede llevar meses o años, o que los animales que salen en cine y televisión están adiestrados y nuestra mascota no va a comportarse como la de la tele?

    El caso es que la ficción siempre incluye una semblanza de verosimilitud. Sabemos que lo que nos están contando es una historia inventada, pero está inventada en base al mundo real. Suele haber leyes físicas, animales, vegetales, edificios y en general un montón de cosas reconocibles; los personajes se comportan como se comportan los seres humanos reales, o al menos de forma similar a los seres humanos reales para que podamos empatizar con ellos. Hay elementos irreales o fantásticos, pero incluso a esos el espectador les suele pedir coherencia; que sean verosímiles, que parezcan “de verdad”. Y claro, a veces la ficción, voluntaria o involuntariamente, le cuela un gol al espectador. Los perros no vienen adiestrados de fábrica, las pruebas de adn tardan meses, y las señoras no suelen despertarse en mitad de la noche con el eyeliner puesto y el pelo peinado, por poner unos cuantos ejemplos. Hay estudios que demuestran que las Barbies -que sólo son muñecas, trozos de plástico que representan a un personaje inventado- sí influyen en la autoimagen de las niñas que juegan con ellas; y la publicidad está llena de trucos narrativos y audiovisuales, que sabemos que son ficción, dedicados única y exclusivamente a influir en nuestras decisiones.

    Todos los dias se nos cuentan historias con el propósito de que nos influyan, y muchas veces lo consiguen. Otra cosa es que nos demos cuenta de ello.

    Los videojuegos, por suerte, suelen carecer del aura de “realidad” falsa que desprenden algunas series y películas; somos más conscientes de que nos están
    contando un “cuento”, por así decirlo, y la estética anime ayuda bastante a separar de la realidad. Pero el argumento de que es ficción y por tanto no afecta no es enteramente cierto y debería utilizarse con prudencia. La ficción sí influye en las personas, y puede influir mucho más de lo que creemos porque no es una influencia radical y fácilmente visible.

    Tampoco existe la ficción “neutra” porque nadie lo es, tampoco los autores. Para poder nombrar un juego neutro habría que irse al Snake o al Tetris (y sólo valdrían las
    versiones de tetris sin ilustraciones de ciudades rusas, astronautas o cualquier otro tipo de escenas por el estilo); pero en el momento en el que hay un apartado gráfico con una resolución mínimamente visible mas allá del montoncito de píxels, o una historia mínimamente hilvanada, ya se está decidiendo contar unas cosas y no otras.

    Ninguna persona adulta se va a volver machista si no lo es por jugar a un juego, a ningún juego. Ni por leer un libro o ver una película, o porque en su casa sean machistas. Todo a la vez, sin embargo, y tratado como si fuese un comportamiento habitual y normal, sí que va a ayudar a perpetuar la idea de que dichos comportamientos no son machistas. Son “lo normal”, y la gente que llama la atención sobre ello está exagerando porque “no hay nada de qué quejarse”. Como dice Hazustark en un punto de su opinión, el problema está fuera y esta clase de juegos son una manifestación del mismo, no el origen.

    Me gustan los cómics, las series, los videojuegos, las novelas; me gusta que me cuenten historias. Me gusta entender las historias. Por eso pienso que no se les hace ningún favor menospreciando la capacidad que tienen de influir en las personas, para bien y para mal. Luego a todos nos gustan los memes esos de “Lo que aprendí de Dragon Ball” y se nos olvida que además de virtudes, las cosas que nos gustan también tienen defectos. Lo importante es darse cuenta de que lo son.

    Fase de bonus: aunque no me importó salirme del tema en twitter y divagar un rato, no acabo de entender qué relación real tiene el ejemplo de la portada del cómic de las
    Supernenas con todo lo demás, ni creo que la foto del tipo con las strippers sea un zas. Me explico: una cosa es la reacción que se pueda tener hacia un producto para adultos que tenga una serie de valores que a uno le parezcan bien, mal o regular (caso que nos ocupa no el juego), y otra si una imagen sexualizada de unos personajes de una serie infantil es apropiada dentro del contexto de una publicación infantil ( y sí, marcar pechos, botas altas, látex y maquillaje es sexualizar). Me cuadra mucho más como ejemplo relacionado lo del Dragon’s Crown, por decir un caso.

    Tampoco creo que sea contradictorio que el tipo al que le parece mal tal cosa y lo diga se vaya de strippers y se saque fotos con ellas. Nos puede gustar o no que se dedique a eso en su tiempo libre, pero es un tema distinto (no, no todo lo que haga referencia a las mujeres va en el mismo saco ._.). Aparte de que es un ad hominem como una casa intentar descalificar una opinión atacando a la persona.

    Entiendo que estos temas son delicados de tratar y que todos tendemos a ofuscarnos cuando nos dicen que algo que nos gusta “es malo”. También sé que hay gente que ve fantasmas por todas partes y hay mucha, pero mucha susceptibilidad dentro estas cosas, pero por eso hay que procurar ser lo más coherentes posible y no caer en lo mismo que se critica. Si el artículo habla de falacias cada dos por tres, resulta contradictorio que se alabe un ad hominem de manual como ese y meter hombres de paja por todas partes. Es perfectamente posible escribir una defensa del Senran Kagura Burst sin recurrir a esa clase de argumentaciones (lo voy a decir) falaces.

    Me dejo varios temas, como la objetificación masculina y cómo se diferencia de la fantasía de poder, por ejemplo (que también es interesante), o el ataque brutal al que se sometió al anime de Free! nada más anunciarse (por eso de que se dice que nadie se queja del mismo; lo que no hicieron fue quejarse poco) porque en el artículo se tocan de pasada muchísimas cosas y os voy a matar de aburrimiento o a petar el sistema de comentarios, no sé qué puede pasar primero.

    • chibisake

      Gracias por opinar como se debe hacer. Por mi parte ya sabes que tienes lo discutido en Twitter xD

      Un abrazo!

    • yuki nagato

      demasiado se ha dicho de este tema de veras , quizas mas de lo necesario , al fin y al cabo quizas todo se basa en la educacion, si la educacion hace que tengas tus valores claros estas cosas tanto juegos , peliculas , series , propaganda poco te haran… sean sexistas , racistas , xenofobas o lo que sea , por que cada uno tendra un criterio que no puede ser manipulado… creo que las criticas vienen de gente que piensa que los demas pueden ser manipulados facilmente… (o quizas asi se sienten ellos..)

      un saludo.

  • David

    La verdad ni si quiera acabe de leer tanta mamada. ¿Y tú eres quién te quejas de los que te quieren venir a decir que es correcto y que no? Sólo te voy a decir algo; la gente no se hace machista por ver material machista, sino que porque son machistas ven material machista, punto (y con eso no me refiero nada más a lo que viene de japón). Si la gente compra esos juegos es porque eso va con ellos, punto. Las únicas afirmaciones graves que veo aquí son la que tú has escrito, creyendo esquizofrénicamente que todos deberían coincidir contigo como si fueras el paladín de la moralidad, ja ja jaja.

    • chibisake

      Veo que no has entendido nada del texto. Por otras parte comprensible dada tu nula capacidad comprensiva y tu afán por el ataque esquizofrénico y gratuito. Mensajes como estos os dejan peor a quienes os dedicáis a vender la intolerancia y la agresión gratuita que a quien pretendéis atacar. Cuestión de madurez y amplitud de miras :)

  • ChanchoMan

    parte de la culpa tambien la tiene la mujer, pero podemos ir a lo mas general y veremos que la es el sistema capitalista, la sociedad de mercado, por que quizas la sexualidad podria comportarse igual, solo que como es ademas un negocio, se hace mas masivo, es un bombardeo constante de informacion lo cual lleva a deformaciones en la apreciacion de la sexualidad.