‘Tombi! 2’ ya disponible en el PSN de Norteamérica

Desde MonkeyPaw Games anuncian la disponibilidad de Tombi! 2 (allí Tomba! 2) en el PSN norteamericano de PlayStation 3, PS Vita y PSP.

Tombi-2-pal-cover

Desde octubre de 2012 podemos disfrutar en el PSN de PS3, PSP y PS Vita de un grandísimo clásico de la PlayStation gris. Este es ni más ni menos que Tombi! (Ore! Tomba en Japón), el juego de aventuras y plataformas de Tokuro Fujiwara (padre de Ghosts ‘n Goblins, productor de Megaman) y de la compañía Whoopee Camp.

Seguro que desde entonces muchos echáis de menos al salvaje de pelo rosa en su cruzada contra los cerdiablos. Pues ya no hay de qué preocuparse, pues desde MonkeyPaw Games comunican que la secuela, Tombi! 2 (Ore! Tomba 2) ya está disponible en el PSN norteamericano de PlayStation 3, PS Vita y PSP. Si disponéis de una cuenta americana de PSN deberéis buscar el título como “Tomba! 2”. Para esta segunda aventura, Kuniaki Kakuwa tomó el papel de director mientras que Fujiwara trabajó en el diseño del juego.

Cabe destacar que la versión disponible es la japonesa, por lo que tanto las voces como los textos estarán en completo japonés. Quienes no se manejen bien con el idioma y se aventuren a jugar tienen en este enlace una guía.

Siguiendo los eventos del juego original, Tombi vive feliz hasta que recibe una carta anónima donde se indica que su amigo ha sido raptado. Nuestro amigo pelirrosa se adentra entonces en una aventura para resolver este misterio hasta que pronto se da cuenta de que los malvados cerdiablos vuelven a estar detrás de lo ocurrido.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.