Comprar en Amazon Japón evitando aduanas ya es posible

Amazon Japón realiza una serie de ajustes en su página web para facilitar la importación sin riesgos a tener que pagar aduanas en el país del cliente.

shut-up-and-take-my-money-anime

Amazon Japón ha sido siempre un terreno muy goloso para el aficionado a la cultura popular japonesa, pero estaba el problema de que todo encargo era enviado por DHL, por lo que pedir cualquier cosa implicaba tener que pagar a aduanas sí o sí, y eso era un desembolso importante de dinero.

Ahora este problema ya es cosa del pasado, me comenta mi amigo Arahij, pues la compañía de comercio ha realizado una serie de actualizaciones en la web que facilitarán y permitirán las compras de importación sin riesgo de tener que pasar después por aduanas. Básicamente ahora se hace lo mismo que cuando se hace un pedido a la tienda americana, que se paga un impuesto de importación que te protege de pagar aduanas en España, por lo que el ahorro es realmente importante. Destacar también la rapidez de los envíos por DHL, cuatro días más o menos frente a los 15-20 días del SAL o SAL registered, sumado a los competitivos precios que la compañía ofrece en ocasiones con respecto a otras tiendas de importación.

Ahora podremos importar toda edición exclusiva de Amazon, manga, anime, revistas, música, etc. (salvo figuras, pr0nsoftware…) con muchas más facilidades que anteriormente. Eso sí, tan solo se podrá pedir aquello que sea vendido directamente desde la propia Amazon, los productos de la web en venta por parte de terceros no se podrán importar.

Cuidad de no pasaros, no vayáis a herir de muerte los bolsillos.

Fuente: Amazon JP

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.