Algo se muere en el manga cuando EDT se va

Durante el XIX Salón Internacional del Cómic de Granada, Joan Navarro ha comentado que la editorial EDT dejará de publicar manga de manera paulatina.

kimagure orange road madoka hikaru

Mientras algunos se apresuraban a liberar y demandar de la noticia, como si de ansiada carne de Kobe se tratara, un servidor se ha dado un tiempo para descansar y reflexionar, pues no estamos ante un producto, al menos yo no quiero tratarlo así, sino de una noticia que muchos hemos de lamentar. Durante el XIX Salón Internacional del Cómic de Granada, Joan Navarro, máximo representante de Editores de Tebeos (EDT), comunicaba que la editorial dejará de publicar manga de manera paulatina. Esta vez, por desgracia, no hay guerrero samurái que pueda obrar el milagro.

La finalidad que ahora mismo persiguen es la de centrarse en el tebeo clásico español. No obstante continuarán con aquellos autores japoneses que les han funcionado bien, como por ejemplo Shintaro Kago. No ha habido palabras para Berserk o Ranma 1/2, aunque siendo dos series muy codiciadas por otras editoriales no os deberían preocupar.

Navarro también ha comentado que pronto publicará un trabajo de los hermanos Blasco, y que la desaparición de la editorial no será repentina, puesto que en los próximos seis meses se estudiará la viabilidad de la editorial.

Glénat y EDT, EDT y Glénat, dos nombres y dos marcas de una editorial que, como todas, no ha estado exenta de polémicas o de series canceladas. Pero también ha sido responsable de grandes sorpresas, de licencias que otros no quisieron traer, de apostar fuerte por el seinen y de decisiones que, valga la redundancia, resultaron decisivas para marcar el camino a seguir en nuestro mercado: la elección del formato tankoubon, sobrecubiertas en sus tomos, estandarizar el sentido de lectura oriental, utilizar papel cosido para los manga en una época donde el fresado aún no era de suficiente calidad, y servirse de papel blanco “nucelar”.

Nunca he escondido la admiración que siempre le tenido a la editorial, pese a que me cancelaron Gintama. Ha sido de las pocas que han sabido cubrir constantemente la demanda de una demografía muy descuidada: El seinen que escapa de modas y de clichés. También ha sido de las que han sentido especial fetiche por los clásicos y de historias como Hokusai, que ayudan a proyectar una imagen del manga más madura. Es por ello que a mi, personalmente, la noticia me entristece.

Lejos de preferencias personales, estamos ante una noticia de las que nunca se quieren oir o leer. No es el fin de nuestra afición, pero la desaparición de una editorial histórica en nuestro débil mercado de lo japonés es un jarro de agua fría que lo debilita. Y si alguien se alegra hoy en día de lo de EDT, por poco que sea, definitivamente no tiene derecho a considerarse fan de esta afición.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.