El otome ‘Scarlet Fate+’ ya disponible para iOS y Android

Desde Idea Factory International comunican que el otome game Scarlet Fate+ ya se encuentra disponible de manera gratuita para iOS y Android.

Scarlet-fate-ios-android-01

Los chicos de Idea Factory International anuncian la disponibilidad inmediata del otome game Scarlet Fate+, exclusivo para iOS y Android. Este juego gratuito forma parte de la serie “Shall we date?”.

Scarlet fate: Fragments of the past (Shirahana no Ori —Hiiro no Kakera 4) es un popular otome game desarrollado por el equipo de Otomate, que forma parte de Idea Factory.

La historia se sitúa en el periodo Heian en Japón (año 1000 D.C.). Una ciudad sagrada, cubierta de nieve, alberga una espada con el poder de traer al mundo a su fin. Una joven doncesa de un santuario está destinada a sellar el poder de la espada y protegerla. Ella es la Princesa Tamayori.

Desde su infancia, ha estado atormentada por la soledad de sus pecados y bajo la pesada carga de su deber de proteger la espada para que su poder no sea desatado… hasta que una noche se encuentra con un dios herido, poniendo así fin a su solitaria vida. Es entonces cuando hará frente al fin del mundo junto a aquellos camaradas que querrán ayudarla.

Ella arriesgará su vida con tal de prevenir la catástrofe, pero será entonces cuando dudará entre su tarea y su deseo de vivr por aquel a quien ella ama… ¿Habrá un futuro para los pecadores?

En este mundo repleto de nieve, comienza la vieja historia de la Princesa Tamayori.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Namikaze Seiryu

    Gracias por la info, me lo acabo de bajar :D

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.