Jugamos a varios juegos de Nintendo del E3 2014

Viciando a tope

Nintendo-Open-Day-(4)

Nos lo teníamos callado, muy callado, pero lo cierto es que en Deculture fuimos invitados al E3 2014 por varias compañías y no quisimos perdernos el evento. Allí, nos codeamos con los más grandes, nos emborrachamos con Reggie a base de Mountain Dews y logramos estrechar algunas exclusivas que nos vamos a callar por respeto. Pero el día que se confirmen diremos “Nena, yo eso ya lo sabía”, mientras nos quitamos las gafas de sol. Aunque se anuncien en invierno, lo de las gafas no dejaremos de hacerlo.

Fantasmadas fuera, en realidad sí que hubo una compañía que nos animó a probar sus juegos mostrados en el el E3 2014, y esa fue Nintendo, pero todo ello sin salir de Madrid. Para que luego digan de la realidad virtual.

Como no podía ser de otra manera, no pudimos negarnos, y allí estuvimos disfrutando como enanos de algunso de los juegos que se avecinan en los próximos meses para Wii U.

Dicho esto, procedemos a mostraros nuestras fantabulosas impresiones de algunos de los juegos allí disponibles:

Nintendo-Open-Day-(6)

Splatoon

Splatoon fue una de las grandes sorpresas del pasado E3, y que dejó con muy buen sabor de boca a la prensa que visitó Los Ángeles. Tuve la oportunidad de probar este shooter en tercera persona en el Nintendo Open Day y os damos algunas de las claves de su primera demo.

Estamos en un escenario cerrado (no muy amplio) y bastante hiphopero donde en cada punta está la base de cada tropa formada por 4 calamares-moe, cuyo objetivo será llenar de tinta de su color la mayor parte del escenario. Tras un pequeño tutorial que te enseña el manejo, avanzando y moviéndote con los sticks, apuntando con el control de movimiento del pad… empieza la primera ronda de dos en total, cada una de 3 minutos.

¡Y empieza la diversión! Tendremos que ir disparando (con el gatillo derecho) para llenar el suelo de tinta, tirando hacia delante con la estrategia que prefieras, aunque tarde o temprano te encontrarás con el equipo contrario. Si te quedas sin tinta, no hay problema, te transformas en calamar (con el gatillo izquierdo) y te sumerges en tu propia tinta, no sólo para recargar, sino para ir mucho más rápido, e incluso acceder a lugares a priori inalcanzables, saltando de un lado a otro… incluso te subirás por las paredes (literalmente). Pero cuidado, porque si te metes en tinta ajena, lo tienes crudo, ya que no sólo no podrás recargar, sino que también eres más susceptible de que te eliminen al ir mucho más lento.

A medida que llenas de tinta el escenario, vas ganando puntos y aumentando un indicador con el que podrás conseguir por tiempo limitado un bazoka que lanzará remolinos de tinta devastadores. También podrás lanzar granadas de tinta si quieres pintar una pequeña zona de golpe. El mapa pese a pequeño, es bastante variado con rampas, obstáculos por doquier y distintos tipos de terreno para no tener déjàvus constantes.

Pero las risas llegan cuando te cruzas con el equipo contrario, cuyos integrantes puedes destruir disparándoles o ahogándoles en tu tinta. De esta manera, conseguirás más puntos para aumentar tu ranking, y mandarás al contrario a su base. Claro, esto también puede ser a la inversa, y si te matan, tardarás unos segundos en volver a aparecer en tu rincón del escenario. Aquí es donde la pantalla del gamepad hace una de sus funciones principales, ya que muestra el mapeado y donde se sitúan tus compañeros en tiempo real… y si tocas a uno de ellos, irás directamente hacia su situación mediante un super salto, evitando así el tedio de volver a recorrer todo el escenario.

Una vez terminado el tiempo, aparecerá el mapa pintado y cuál de los dos equipos ha hecho el “graffiti” más grande. También hay un ranking individual de los 8 jugadores acorde a su puntuación durante la batalla.

Gráficamente estamos ante un juego muy colorido, de estética cartoon, y con unos personajes la mar de graciosos… a pesar de sus miradas de mala leche. Al tratarse de una demo, tampoco está muy pulido y los escenarios cumplen sin más. Eso sí, no noté ninguna rascada, y el juego iba fluido en todo momento.

Pocos más sabemos de esta novedad, ya que sólo hemos probado el modo 4 contra 4, pero estamos seguros de que dará horas y horas de diversión online en Wii U, y quién sabe, quizás con el tiempo llegue a ser el Titanfall de Nintendo *ja ja ja*.


Nintendo-Open-Day-(31)
Super Smash Bros. Wii U

Smash Bros., esa franquicia que hizo que nuestros sueños húmedos de ver luchar a los personajes de Nintendo se hicieran realidad, ahora por fin en alta definición y con una demoledora jugabilidad que nos llevará atrás en el tiempo, a la época de Game Cube… y no lo digo precisamente porque jugáramos todos con su controlador, gracias al nuevo adaptador para Wii U.

En líneas generales no hay mucho misterio ya que estamos ante el juego que vimos en Nintendo 64, GameCube y Wii, pero a la enésima potencia, y a 60 fps estables. Los gráficos lucen muy pulidos, los personajes están más balanceados que nunca, las animaciones han sido remozadas y ampliadas, porque la consola puede con ello y los escenarios cambian tan rápido, que como no estés atento, te vas a pique a la mínima.

Para los que no lo sepan (¿en serio?), Smash Bros. consiste en una batalla de 4 jugadores, todos contra todos, donde tienes que mandar a los contrarios a tomar viento del escenario, con un solo golpe y a base de sumarles daño. Puedes lanzar un golpe básico o un golpe especial, que dependiendo de la dirección del pad, será distinto; saltar, protegerte o hacer uso de la gran cantidad de ítems que van apareciendo caídos del cielo. Uno de los nuevos, la espada de bolas de fuego de Super Mario, es una bestia parda nostálgica.

Pero lo mejor viene cuando aparece una especie de esfera con una cruz que cambia de color, y que todos los personajes van a querer desesperadamente. Aquel que se hace con ella, lanzará el ataque Smash, el más poderoso del juego que como te pille, lo llevas claro majo. De entre los nuevos personajes, el de Megaman (con toda la pandilla de Rockmans al completo) y el de Little Mac (convirtiéndote en una especie de Hulk con guantes de boxeo), lucen bastante espectaculares.

Tuve la oportunidad de probar a los famosos “Aldeano de Animal Crossing” y “Entrenadora de WiiFit”, siendo el primero mucho más funcional a base de sombrillazos, lanzamiento de giroide-cohetes o invocando al terror de las hipotecas, Tom Nook. La entrenadora era demasiado Zen para mi gusto, un gusto acostumbrado a la bola rosa comelotodo llamada Kirby, cuya transformación en Megaman es… indescriptible.

Y no me podía olvidar del androide azul de Keiji Inafune, y es que a pesar del modelado 3D, sus movimientos y acciones son nostalgia pura de 8 bits. Ya sólo viendo el famoso salto te das cuenta de que es el personaje original, y cuando utilizas los poderes enemigos, no puedes evitar que tu vena retro empiece a hincharse.

Los escenarios son como el quinto personaje en la batalla. El de la avioneta de Pilotwings llega a marear de lo dinámico que es y tendrás que saltar de aeroplano en aeroplano para no despeñarte… hasta que llega el perro de Nintendogs, se pone a lamer la pantalla y ya no sabes dónde leches estás, a quién tienes que pegar ni a donde leches saltar para evitar la muerte.

Sin duda estamos antes el juego de las próximas navidades, que hará que te quieras compras una Wii U, si es que no la tienes aún.

La versión de 3DS no pude jugarla todo lo que quise, pero he de decir que tiene un apartado gráfico a la altura de la consola y unos 60fps sólidos como piedras, incluso con el 3D a tope. El juego gana mucho más en la pantalla de 3DS XL, pero en la original también da el do de pecho, y si no ves bien a los personajes, siempre puedes activar el borde negro para que resalten más. El control cumple, aunque es obvio que el circle pad no es un stick analógico de los de siempre, y parecerá que los personajes se mueven algo más lentos que en la versión de sobremesa. Una versión más que notable para tratarse del primer Smash Bros. portátil.

Nintendo-Open-Day-(29)
Hyrule Warriors

En el evento hubo bastante cola para jugar a ciertos juegos, y luego estaba Hyrule Warriors, ese Musou de Zelda al que nadie le llamaba la atención al principio, pero que tras el último E3, toda la prensa especializada quería probar… y al final lo probé.

La demo te daba la opción de elegir entre Link, con su fantabulosa bufanda, y la Reina Zelda, con su vestido de batalla. Al final opté por Link… lo siento Zelda, pero su espada me tiraba más (incluso más que la vara de fuego).

Como en todos los juegos de este género, apareces en un escenario bastante amplio, con sus distintos sectores, y con un mapa en la esquina superior derecha para no perdernos, pero lo que vas a encontrar son enemigos, muchos enemigos. Los soldados rasos apenas te atacarán y serán carne de cañón contra tus ataques, pero siempre hay alguno de rango superior del que te tendrás que encargar con más ahínco. Para ello contaremos con un golpe débil, consistente en un mandoble con la espada; un golpe fuerte, el golpe circular de Link, y un ataque especial que consumirá barra de energía y que se trata del golpe circular pero con mayor rango, más giro y mucho más devastador.

A medida que pasas por encima de los enemigos, sus muertes irán contabilizándose de cien en cien como un logro, pero no todo soltar espadazos al tún tún en el campo de batalla, sino que irás teniendo misiones en tiempo real. Estas consistirán en conquistar un sector concreto, ayudar a un PNJ (como por ejemplo el Ejército de Hyrule, Impa o Zelda) o eliminar a un jefe. La misión aparecerá superpuesta en la pantalla, pero además, el mapa te indicará la posición a la que debes acudir en todo momento.

Llegados a un punto de la misión, encontraremos cofres (con su sonidito de Zelda de toda la vida) que nos darán ítems emblemáticos de la saga, como el saco de bombas, en mi caso. Lanzando bombas no sólo puedes eliminar más enemigos de golpe, sino que también podrás destruir rocas que corten el paso hacia nuevos sectores del mapa. Pero como viene siendo habitual en The Legend of Zelda, el ítem recién recogido es esencial para terminar con el jefe final… y si hablamos del Rey Dodongo y su gran bocaza, que mejor que meterle unas cuantas bombas para dejarle roque al más puro estilo Ocarina of Time.

Y es que por esta, y otras muchas cosas, estamos ante un juego que puede que tenga un concepto muy básico, pero que los seguidores de Zelda adorarán, porque es fanservice puro y duro. Los corazones que marcan tu vida, la barra de poder, los ítems de toda la vida, los personajes controlables, los enemigos emblemáticos, todo, absolutamente todo está hecho para que te olvides de que es un musou y creas que estás jugando a una entrega más de la saga.

En el tema visual no es lo más rompedor de la consola, ya que algunas texturas pecan de planas, pero están lo suficientemente trabajadas para que no supongan un problema estético. En este género priman los enemigos por pantalla, y de eso el juego anda sobrado. Una grata sorpresa para Wii U, que mucho despreciaban, pero que ahora desean.


Nintendo-Open-Day-(37)
Bayonetta 2 (y el original)

Del primer Bayonetta poco hay que decir que no sepamos ya. El juego es un port del original para Xbox 360, pero a diferencia de la versión de PS3, es un buen port, que además de no tener caídas de frames, va a 60 fps constantes y apenas tiene tiempos de carga.

Lo más destacable es la novedad de utilizar trajes Nintenderos, y aunque me quedé con las ganas de probar el de Peach, pude utilizar a Bayonetta con los trajes de Link y de Samus. El traje de Link con la espada maestra, destruir los enemigos y que te den rupias y los soniditos al abrir puertas y demás, es como Hyrule Warriors, fanservice del bueno. Otro tanto con el traje de Samus, disparando con el cañón de brazo y pudiendo bajar y subir la visera del casco.

Pero el plato fuerte era Bayonetta 2, con una demo mucho más completa y dinámica que la que ya vimos el año anterior.

Lo primero que observamos comparando con el primer título de la saga es que los gráficos, además de estar más pulidos, son más brillantes, gozando de una paleta de colores más amplia. Además, ahora no nos dedicaremos a ir tan en línea recta esperando a que los enemigos nos rodeen, ya que habrá un poco más de exploración al ser las zonas más amplias. Incluso si molestas a un fantasma sentado, puede que ocurra algo.

A los ataques de siempre, las torturas, el tiempo bruja, el cambio de armas, etc. se une el contraataque (por si humillar al rival no fuera suficiente) y el clímax, que nos permite hacer combos muy dañinos y efectivos. Además, los jefes finales serán más largos y diferentes, ya que llegados a un punto, tanto él como tú invocaréis a formas gigantescas que se enfrentarán cuerpo a cuerpo como si de un combate de boxeo se tratara, con jabs, esquivando y gancho de izquierda.

También conoceremos a Loki, un niño que encontramos atrapado y al que ayudamos a salir, que resulta tener poderes y cierto sabelotodismo y picardía que hará de su alianza con Bayonetta, un dúo manzai. Aquí se deja entrever el multijugador cooperativo, pero sólo pude jugar al modo individual.

Sin duda Bayonetta 2 será uno de los lanzamientos fuertes de Wii U, más ahora que viene con la primera entrega de regalo.


Nintendo-Open-Day-(27)
Captain Toad: Treasure Tracker

El minijuego estrella de Super Mario 3D World vuelve en forma de chapa… digo de videojuego propio, en este Captain Toad: Treasure Tracker.

Sigue la misma dinámica en el que este Toad explorador avanza por un entorno tridimensional cuya perspectiva podemos girar y acercar a voluntad para encontrar el camino que nos lleve hasta la estrella final… y si conseguimos los 3 diamantes escondidos en cada nivel, mejor que mejor.

Los niveles son simples, aunque se van volviendo cada vez más complejos a la hora de descubrir caminos ocultos y de encontrar los diamantes ocultos. También irán apareciendo enemigos a los que tendremos que eliminar con ciertos objetos, o simplemente pararlos con un golpecito en la pantalla del GamePad.

Pude probar en mis carnes uno de los jefes finales, un dragón escupe fuego que tenía al pobre Toad acongojado perdido, pero que tras esconderte detrás de ciertos muros, puedes acabar con él sin problemas.

Captain Toad fue uno de los puntos fuertes de Super Mario 3D World, y esperemos que su aventura en solitario


Nintendo-Open-Day-(19)
Yoshi’s Woolly World

Este Yoshi de lana dista bastante del primer concepto que conocimos, que se parecía más al juego de Wii, Kirby’s Epic Yarn. En este Woolly World, Yoshi es como un muñeco de Amigurumi que convierte a sus enemigos en bolas de lana tras una rápida digestión.

Es un juego de plataformas simple, que recuerda mucho al original de Super Nintendo, y que hará reencontrarnos de manera satisfactoria con el famoso dragón verde tras la floja versión para 3DS.

Yoshi, esta vez sin un bebé Mario del que preocuparse, está rodeado de un mundo en el que todo está hecho de lana, tan bien recreado que es una gozada visualmente y con detalles que te harán los ojos chiribitas. Como siempre, los huevos que vayas consiguiendo, podrás lanzarlos para eliminar a enemigos o para activar ciertos ítems y secretos. Además, ahora que es el mundo es de lana, puedes crear plataformas de este material o descoser ciertas partes del escenario para encontrar pasadizos.

También pude jugar al multijugador cooperativo de 2 jugadores y aunque básico, era divertido comerte a tu compañero para lanzarlo a lugares a los que antes no podía llegar.


Kirby Rainbow Curse E3 07
Kirby and the Rainbow Curse

Los que hayan jugado a Kirby y el Pincel de Poder de Nintendo DS, verán que este juego es una secuela del mismo, pero aprovechando el poder de Wii U para convertir el mundo de la bola rosa antropófaga… en un capítulo de Wallace y Gromit. ¡Plastilina al poder!

Para los que no conozcáis el original de DS, el juego se centra en la pantalla inferior, en este caso, la pantalla del GamePad. Kirby es una bola y tendremos que moverlo con el stylus de dos formas distintas, o bien arrastrándolo para que rote con fuerza y pase por encima de los enemigos, o bien creando una línea arcoiris por la que Kirby avanzará incluso contra la gravedad. Pero cuidado, porque tendremos un límite para dibujar dicha línea y los caminos que hayamos hecho tardan un poco en desaparecer, por lo que si no nos andamos con ojo, Kirby puede terminar en plena caída libre.

Por lo demás el juego es bastante simple en el único nivel que pude probar, y cuenta también con el poder de hacerte una bola de pinball y así destrozar muros e ir más rápido.

Como ya os he comentado, gráficamente da el pego con la sensación real de la plastilina, y es muy colorido, además de presentar unas buenas animaciones.

Como fan del original de DS, estaré atento a la información que vayan dando.


Nintendo-Open-Day-(12)
Mario Maker

El sueño de muchos, sobre todo tras la aparición de Little Big Planet, es que Nintendo lanzara un editor oficial de niveles de Super Mario Bros., y ahora se hace realidad con este Mario Maker.

Lo que he podido probar es un editor del mundo original del primer Super Mario, por lo que no sé si habrá editor de niveles subterráneos o del castillo. Básicamente podemos hacer de todo, colocar bloques, monedas, power-ups, tuberías, cualquiera de los enemigos del videojuego original… tu imaginación es el límite. De hecho iba a escribir un DECULTURE con monedas para hacerle una fotillo, pero los que estaban detrás de mí en la cola, no me dejaron.

Una vez has terminado de crear el nivel, empiezas a jugarlo y si ves que no te gusta, puedes volver al editor en tiempo real, e incluso ver una estela por fotogramas del camino que has usado con Mario, para tener una mejor idea de lo que hay que mejorar.

Una cosa curiosa es que hay un “bug oficial” que haciendo una serie de bloques de una manera concreta, se consigue que salga una seta más fina y que convierte a Mario en grande y “delgado”. Gracioso cuanto menos.

El estilo visual es el original, pero con una forma de pixel art muy nítida, que le da un toque refrescante. También tenemos la opción de cambiar al estilo de New Super Mario Bros. U, pero a mi parecer, el original es el preferido por todos.

Sin duda, con la habilidad de toda la gente que tenga Wii U en el mundo, se puede crear una base de niveles diferente, que nos dará horas y horas de diversión añeja.




  • JhonC

    Tengo ganas de poder probar todos ellos ya.

    Para el próximo E3 sin embargo me gustaría ver a Nintendo trabajar en sagas y cosas nuevas de envergaduras más serías (También por parte de sus second partys).

    Xenoblade apunta alto, y supongo que el próximo Zelda estará a la altura. Pero hay que sumarle algo más.